cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

3 min
Destino Infernal
Reflexiones |
19.02.09
  • 4
  • 5
  • 987
Sinopsis

Acerca de la condición humana.

DESTINO INFERNAL


      Yo os digo: bailad, bailad hasta la extenuación, beber hasta embriagaros, comed hasta la saciedad y vuestro será el reino del infierno.

      Desde los tiempos más remotos hasta la actualidad he proclamado esta consigna, y pocos, muy pocos eran los que llegaban a mis reinos, hasta hace apenas unos años, que navego en la abundancia de almas y veo el incremento cada día mayor del número que ellas llegan a mi. Me siento revivir cuando paseo por mis dominios y veo sus caras de incredulidad. Muchos de ellos ni siquiera creían que el infierno existiera.

      En un principio de este largo camino de la humanidad, pensé que no me hacían caso. Llegue a pensar que los hombres eran buenos, que nacían buenos y por eso al morir iban al cielo. Lloré desconsoladamente, viendo las pocas almas que llegaban a mi reino, durante siglos y siglos. Como una larga sequía que asolaba el infierno, así la lluvia de almas se mantenía inerme. Envié delegados, envié esbirros y nada pude cambiar. Hoy lo entiendo: sin apenas comida, sin libertad y trabajando de sol a sol, e incluso más, los hombres morían reventados, pero no de lujuria, ni de gula, sino de trabajo, de hambre, de enfermedades.

Dios se jactaba de ello, de tener el cielo lleno de almas desgraciadas. Ahora soy yo quien me burlo de Dios, de todos los dioses buenos. Yo soy el único Dios que manda, al único Dios que obedecen, el Dios que puede controlar el mundo. El destino de los mortales está en mis manos.

Observo con voluptuosidad y recreándome en ello, como los humanos nadan en la abundancia. Comen excediéndose constantemente, beben sin ninguna traba, y danzan, danzan en este baile de la vida que les lleva al desenfreno, al consumismo exagerado, al poder sin límites, al abuso del débil. Ya no necesito esbirros, los líderes políticos y religiosos se encargan de hacer este trabajo, sin siquiera saber que sirven a mis fines. La humanidad entera está desorientada. Defiende su parcela de poder o de propiedad a cualquier precio, sin enterarse que son efímeros, que todo es perecedero que no se llevaran nada a la otra vida. Quedan pocos, muy pocos que no se dejen arrastrar por las consignas generales, y esto tampoco les sirve de redención. Los desgraciados no saben aún, que su destino está escrito. Que yo soy el verdadero Dios, que soy el único, que soy Lucifer, y vendrán a mí sin remedio, a la otra vida, hasta que no quede ni una sola alma libre de pecado, ni tan siquiera los niños, ni los recién nacidos que llevaran en su herencia el estigma de sus padres. Nadie va escapar, ahora ya sé donde está mi poder sobre los hombres, y los he convertido en esclavos.


Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • Excelente escrito mantienes la atención, creo que es del tamaño adecuado, el tema logicamente merece muchas palabras. Gracias por valorarme.
    Un texto bastante bueno, la forma de desarrollarlo me ha gustado, quizas deverias haberlo alargado un poco mas, haber desarrollado mas la idea principal, a mi personalmente me hubiera gustado, un saludo
    El infierno es mucho más divertido que el cielo. Y más ahora, que Luci está contento. Es el reino de la libertad. En el cielo no te dejan ni fornicar con tu pareja, porque como ahí arriba ya no puedes reproducirte..., el placer se considera vano (no, que mientras hechas un polvo te distraes y dejas de alabar al jefe acaparador de atenciones).
    La idea es muy buena, el lenguaje tiende a ser poético, pero creo que aún puedes sacarle más jugo aunque haciendo un relato más largo.
  • Acerca de la condición humana.

Tienda

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta