cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

5 min
DÍA MUNDIAL DEL SÍNDROME DE DOWN ¡EL AMOR DE DIOS POR ELLOS!
Amor |
28.03.15
  • 5
  • 0
  • 503
Sinopsis

“La peor discapacidad, es la de no darnos cuenta de que todos somos iguales”

En Diciembre del 2011 la asamblea general de las naciones unidas designo el 21 de Marzo día mundial del síndrome de Down.

Este síndrome es una alteración genética producida por la presencia de un cromosoma extra (o una parte de él), este error congénito se produce de forma natural y espontánea, sin que exista una justificación aparente sobre la que se pueda actuar para impedirlo.

Este síndrome es la principal causa de la  discapacidad intelectual y la alteración genética humana más común. La frecuencia de aparición de este síndrome de Down oscila alrededor de 1 por cada 1000 nacimientos, la incidencia aumenta con la edad de la mujer, especialmente cuando esta supera los 35 años; siendo este el único factor de riesgo demostrado de tener un hijo con esta enfermedad.

La anomalía cromosómica origina alteraciones del desarrollo y funcionamiento de diversos órganos, la afectación del cerebro es la causa de la discapacidad intelectual; pero la intensidad con que se manifiesta es variable de una persona a otra.

Hoy una vez más es honor y privilegio, reconocer la fortaleza, decisión y voluntad de mis hermanos con este síndrome; y de sus excepcionales padres que tienen el amor, paciencia, y comprensión hacia estos hijos para salir adelante.

Yo sé que ustedes en muchas ocasiones sienten el peso de la cruz como la que carga nuestro amado Jesucristo, y Jesús dice: mírame ahora tú a mí. ¿No me ves crucificado? Mírame bien, tú sientes dolor y te desesperas en ocasiones y lo comprendo; pero más vale estar enfermo de cuerpo y no del espíritu, alma o corazón y estos amados míos son mis ángeles terrenales y son una bendición, para cada familia en la que están presentes.

 Ten paciencia y alégrate  que estos hijos y ustedes sus padres, ya tienen ganada la gloria que les he prometido. Cree en mí y acuérdate estos ángeles son un milagro de amor porque los amo más que a cualquier otro ser.    

Ellos y ustedes han ganado el cielo, y enseñado a muchos hijos míos. Dice Jesús: son de inmensa utilidad por qué haces mucho esfuerzo para vivir, a la par de los demás seres humanos; porque ustedes si aman verdaderamente la vida que mi padre Dios les brindo, por esto los amo mucho… mucho más.

Muchos que se creen perfectos son discapacitados, unos del alma y otros del corazón. Fíjate bien mi hermano muy amado y a quienes llaman discapacitados; ellos no ven lo que tú ves, no oyen lo que tu escuchas de Mí, ellos no caminan por donde yo camino y si tú vas tras de Mí. Y se sienten perfectos y de que les sirve si los discriminan y hacen menos, y los menosprecian como a Mí. ¿Ven hermanitos? Ustedes a los que llaman discapacitados son casi otro Yo. Mi corazón es tan infinito, tan misericordioso y bondadoso que en el caben todos los amores. Amo a los que creen ser buenos, pero también a los que se creen  malos, a los que se creen sanos y a los enfermos más aun, a los presos, a los huérfanos, viudas, madres solteras, ancianos y sobre todo a estas personas.           

Aquí estoy yo, su hermano… su hermano Jesucristo; reclinen en mí su cabeza, su corazón, en mi corazón enjuaguen sus lágrimas con las mias.

Mis amados Hermanos con este síndrome, ¡Griten y digan que los amo más que a todos porque ustedes están un poco en mi crucificados .

Cuando el Señor obra por medio de nuestra Fe abre puertas, toca corazones, el alma y hace milagros. Para las personas que no encuentran una solución a sus problemas y que desean la llegada para siempre de la esperanza, como una forma de encontrar la cercanía de nuestro amado y bondadoso Señor.

¿Quieres un encuentro con Dios que te ama desde ti mismo y desde o que eres?

Buscar un encuentro con Cristo es mirar hacia una conversión total.

Es encontrar la fuente que te hará estar vivo, y mirar hacia la otra orilla pese a la tormenta. Es descubrir el amor que le dé sentido a tu vida, redescubrir esto que te dio el Padre Dios, de El mismo para que tengas su mismo estilo y reflejes su imagen.

Buscar un encuentro es dejarse llevar al desierto de Dios para escuchar desde nuestro corazón la palabra que nos tiene reservada “Te llevare al desierto te hablare al corazón; ahí me responderás como el principio. Dios nos bendice y ama  

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor

Tienda

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta