cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

4 min
Día particular
Reales |
21.12.14
  • 5
  • 2
  • 949
Sinopsis

Un rayo de sol escamoteado a las nubes, un picaflor que, por madrugador, encuentra sus flores todavía cerradas y una brisa tan fresca y estimulante que como un ventarrón se lleva mi somnolencia, dan comienzo al día. Oigo, invasores, los ruidos de la casa y más lejanos, los de las calles y la ciudad; se avecina el desayuno con tal enfrentamiento entre la vajilla y los cubiertos que parece el almuerzo o la cena. Sin embargo, será frugal y apresurado, para aprovechar el día de feria pedaleando en el parque con Javier.

Pasa por mi y partimos a buen ritmo sobre las bicicletas. Esta ciudad no se compadece de ellas. En realidad, no se compadece de nada, ni de las piernas ni de los automóviles. Escalonadas hacia el río las calles escalan montañas y descienden precipicios. Agotados conquistamos cada cumbre y desorbitados rodamos abajo por sus laderas. Algunas son tan empinadas que los automóviles sólo pueden subirlas en la velocidad mas corta. Siempre me pareció que, como murallas concéntricas, defendían por simple agotamiento, la plaza principal.

A esta hora, el parque está lleno de gente que trota, camina o pasea, bordea el orgulloso rosedal y se escabulle bajo la sombra de los árboles. Hoy es lugar de reunión y nos exhibimos en la gran marquesina regalando sonrisas a las chicas bonitas y saludos a los amigos. Precisamente, nos cruzamos con el Gordo Ortusa y el Colorado Salcedo remarcando con carcajadas nuestros sobrenombres.

Qué curiosa costumbre la de los apodos, nos inmovilizan en el tiempo y en la memoria de los demás. El Gordo ha perdido tantos kilos en este último año que tendremos que llamarlo por su antónimo, al Colorado se le ha oscurecido el pelo y ya solo parece castaño, Javier (Narigón), comenzó a usar anteojos de grueso armazón y ha proporcionado su cara. Solo yo mantengo incólume el origen de mi apodo, no he crecido ni siquiera un milímetro.

Si bien el paseo ha sido provechoso en posibilidades, no es más que un aperitivo que anuncia esa danza de vanidades que será la caminata alrededor de la plaza. Imagino que acordaremos reunirnos en la esquina de casa y entonces, con saludos hacia un lado y hacia el otro, iniciaremos el eterno carrusel.

Quizás con una cerveza allí o con un helado más allá, pasaremos la noche entre confidencias y chismes, recuerdos y anécdotas. Será como un globo que se desinfla poco a poco y, cuando sólo suenen sobre las veredas nuestros pasos solitarios, nos iremos a prolongar en nuestros sueños este hermoso día.

Llego jadeante por la agitación del paseo en el parque. Hoy, almorzaremos tarde y desfallezco de hambre. La familia ya está reunida a la mesa y espera que la fuente de fideos, con su presencia, indique la largada. En medio de las charlas, papá hace una seña perentoria y se apagan, expectantes, las voces.

Prestamos atención. Alguien dejó encendido el televisor en la habitación de al lado y oímos que en una remota ciudad de Texas como si fuera en un bárbaro desierto, han asesinado a balazos al presidente Kennedy. Aún recuerdo ese momento, de esas cosas todavía no entendía nada, pero la seriedad de papá, me provocó un oscuro presentimiento de que el mundo que había conocido acababa de cambiar, definitivamente, bajo mis pies.  

 

Carlos Caro/MJ

Paraná, 25 de noviembre de 2014

Descargar XPS: http://cort.as/MxgG

 

Derechos en la web de mi perfil, Blog Cuentos de hoy, entrada: "Día particular"

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • 25
  • 4.7
  • 132

Satisfecho Ingeniero Químico y hombre de negocios de diversa suerte. Hoy ya jubilado, desfachatado, intento narrar cuentos y transmitir mediante ellos lo que nunca podría “decir”. Solo puedo esgrimir como antecedente el haber leído todo cuanto cayó en mis manos, he sido un roedor infatigable de librerías. Desde los clásicos hasta los prospectos completos de los remedios, práctica ya un poco abandonada por falta de las dioptrías necesarias. Nunca me hubiera atrevido sin el estímulo y las críticas de profesionales: mi esposa y su compañera de estudios. Todos nos conocimos hace cuarenta años cuando ellas estudiaban el Profesorado Universitario de Lengua y Literatura. Inquieto, me asombro de esta predestinación. Debo también mencionar en mi haber, el estilete afilado que es la mente de mi hija quien me sigue letra a letra y me alerta cuando no escribo lo que quería escribir. Para terminar, aprovecho para pedirles críticas; todas, de cualquier índole. Solo así aprendo. Esta es la cuenta principal a mi nombre en “tus relatos”, si quieren acceder a la secundaria y sus cuentos pulsen el “Web” de este perfil. Iré publicando cuentos en ambas para facilitar su lectura y es mi intención que nos divirtamos juntos con la literatura. Mis blogs, desde: http://carloscaro7.blogspot.com.ar/

Tienda

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta