cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

2 min
Disparos al aire
Varios |
27.07.07
  • 3
  • 3
  • 2516
Sinopsis


No hay duda: el cielo se derrumba. Mis tatuajes se disuelven en una especie de carbón mojado. Soy ex alcohólico y ex lector voraz. De pequeño quise ser pintor. También quise mucho a una prostituta del puerto de Orán. Ahora sé que en el fondo del mar no hay tesoros, sino peces abisales de cabeza deforme. Después de viejo, he vuelto a ser adolescente. La Edad Media es la utopía del futuro y el fin de la prehistoria es hoy por la tarde. Ojalá fuera músico y el peso de las corcheas me protegiese de este puto viento. Ex-campeón de NBA, ahora soy gafas, lapicero y apenas tres dedos. Admiro a mucha gente. Todos están muertos. A los 15 años creí en el diablo. También él me falló. Por si no lo has adivinado, esta noche me voy a suicidar. Siempre pensé que mi carta de despedida sería un huracán de belleza. Ni eso.



* * * * *




¿Quieres pegarte un tiro? Adelante, aprieta el gatillo. Después del click, tu cuerpo caerá como una pesada costra de barro. Tu ojos perderán su brillo, su capacidad de transformar en fuego cualquier gesto trivial. Serán otros lo que manchen tus cuadernos, y lo harán con cuentas, palabras útiles y números pares. Tus zapatos ya no irán de tu cama a la suya, ni a ningún otro sitio. Puede que alguien siga teniendo sueños contigo, pero ya nadie te dirá lo cabrón que has sido en ellos. Y lo peor de todo, ya nunca vas a pensar en pegarte un tiro. Jamás volverás a apretar el gatillo. Sonará un disparo, pero tú ya no podrás oírlo. ¿Vas a renunciar a ese placer?, ¿a seguir imaginando ese momento? No eres capaz. Eres demasiado adicto a la idea del suicidio. Seguro que mañana te veo tan campante en el cumpleaños de Marta. Por cierto, compra tú la bebida que a mí no me da tiempo.

P.D: Que sepas que ésta es la última nota a la que te contesto. Cuando compré estos imanes para la nevera, jamás imaginé que los usarías para esto.

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor

Twitter: @JFernandezLayos

Tienda

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
11.09.20
10.03.20
Encuesta
Rellena nuestra encuesta