cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

5 min
EFÉLIDE LILIPUTIENSE
Amor |
06.10.18
  • 4
  • 0
  • 542
Sinopsis

(Quimérico) 🍁

Hay quienes dicen que los lunares son pigmentos fugitivos y me he tomado la molestia de mirar atentamente cada uno de tus fugaces nevus, quién sabe si estos miden la distancia entre tu alma y tu corazón, reflejando quizá, el tiempo que has estado aquí. Y pensar que uno  de ellos reina sobre tus luminarias, posado bajo tu iris derecho como si de una sombrilla se tratara. Pequeña efélide, ladrona de mis sueños. Porque tu cuerpo, por increíble que parezca, es un lienzo que posee pinturas que nadie logra entender del todo. Son litografías utópicas, ninguna similar a otra por ínfima que sugiera ser.  Con relieves, divisiones y peculiaridades significantes.

Una manta entera separada por fronteras, comenzando por los  dibujos de ensueño que recorren tus clavículas, esperanzas que habitan tu pecho, canciones que emite tu corazón con tímidas pero cerriles palpitaciones invadiendo el pilar de tu cuello. En tu rostro el pincel de Da Vinci se detuvo súbitamente en la comisura de tus labios, haciéndola flexible para ser capaz de dibujar con coordenadas selenográficas la mejor sonrisa que mis ojos hayan podido apreciar. Y es que todas esas obras de arte en tu semblante fueron hechas a medida, cada una colocada en su lugar, manejando pieza por pieza con guantes de seda. Incluso, el fruncir de tus seño está medido milimétricamente para que sea perfecto.

Y si te cuento un secreto, no lo creerías por ilusorio. Es por ello que sueño con recorrer cada estado del país de tu piel canela, admirando microscópicamente las efélides que ocultan los pequeños pueblos de tu tez.

Pero por quimérico que parezca, sólo conozco tu superficie. Déjame conocer qué cosas oculta tu dermis, enséñame de dónde proviene el aroma que queda grabado en mi piel tras tus abrazos, déjame descubrir el fuego de tus volcanes, lo que sueñas despierto, tus deseos descabellados o las aventuras que deseabas tener cuando eras un niño. Muéstrame tu luz, prometo no intentar apagarla porque sé que es tu núcleo y esencia viviente de tu ser.

Tengo un barquito de papel en el que podemos navegar por las ondas sonoras de tu voz. Te acompaño a dejar atrás el miedo y la duda, y si quieres, aunque no sepa nadar, nos lanzamos al mar de la imaginación. Después de todo, son fábulas, ¿no? Podemos fantasear con que respiramos libremente mientras buceamos en nuestros pensamientos. Y si fallamos al navegar, y si el viento no sopla o las nubes nos gritan cuentos espurios, sacamos los remos y nos alejamos de allí, tomando fuerzas para intentarlo sin que se torne efímero para que podamos avanzar sin vacilar.

Y si, también tengo mucho que mostrarte, por ello te  invito a tomar mi mano, quiero exhibirte mi lienzo. También  tengo pinturas que me gustaría elucidar, la mayoría pintadas con torpeza. Unamos nuestras diferencias, nuestras historias, nuestras canciones y melodías. No serán semejantes porque cada una fue pintada con distintas técnicas pero crearon algo completamente dispar, y está bien porque así podremos discurrir algo que emergió de la mezcolanza de tu arte con el mío. Al final, encontraremos una similitud, porque después de todo no somos tan divergentes como creemos, y puede que incluso, nos cueste deslindar.

Menos mal que existes y no tengo que imaginarte.

Ello no significa que no merodees por las ciudades de mis sueños. Cuando cierro los parpados, en mi cerebro, el brío de la vista dispone claramente tus pardas pupilas. Siento que el calor que me generas  llena mi alma, pero es inadmisible que te explique esto. Duerma o vele, estás allí, siempre siendo mi favorito y fascinador abismo. Y me atrevería a decir que mi encéfalo, está absorto de ti.

¿Y sabes? Es de entender que por abstracto que parezca,  la astronomía de tu anatomía se basa en unir tus lunares con líneas simétricas. Además, es maravilloso el pensar que el sol revela su ocaso en tu mirada y que la luna danza felizmente sobre el arco de tus labios. Porque no hay cometa lo suficientemente brillantes como para opacarte, para eso habría que encender todas las luces del universo y créeme, aun así no bastarían los luceros.

Porque eres un viaje sin retorno, porque somos un viaje sin retorno. Sólo hubo un punto de partida, está en nosotros descubrir el destino de nuestro pequeño barquito de papel. Está en mí quererte, está en ti quererme. Y yo, te quiero.

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor

No recuerdo cómo llegué aquí pero desde entonces no me he ido. Poseo 20 años llenos de historia. Escribir espontáneamente se ha convertido en un buen hobbie. No dije que lo que escribo sea rico en contenido, sólo escribo, nada más. Y si, los Girasoles son mis flores favoritas.

Tienda

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta