cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

2 min
Efímero
Reflexiones |
15.10.14
  • 5
  • 0
  • 761
Sinopsis

Aquellos colores y sonidos de la tarde quedaban entremezclados con el aviso aromático de una lluvia torrencial e inminente, los ámplios y negros nubarrónes clamaban poseer el cielo, y amenazaban con descargar su poderío sobre la tierra, y así hacerla al fin suya. Entre esos escenarios nos encontrábamos, yo y ella, el uno al lado del otro, cada uno con su libro, y su historia, y su vida, y sus anhelos y deseos, y sus sueños y esperanzas, y sus pesadillas y oscuridades.

Una mirada perdida, una sonrisa extraviada, unas palabras nunca dichas y olvidadas más tarde por ambos, o tal vez por nadie, un posible beso o un posible amor que se desvanece en un pasado que pareciera contenerlo y devorarlo todo. Un pasado voraz e impasible, pero con un atributo admirable, siempre verdadero e indiscutible.

Un breve instante, una centésima, sólo eso ha sido suficiente para acabarlo todo y hundirlo para siempre en el "lo que pudo ser". La fragilidad de los momentos es cautivadora y hechizante, una marravilla melancólica sin tregua ni nombre, ante la que sólo nos queda un lamento agridulce, y la vana y fútil esperanza de una próxima vez, que todos sabemos que ya no habrá, pero que sentímos que así debiera ser.

Una irrisoria esperanza anida en mi corazón, y muchas veces en el suyo, y tal vez en el de todos los de este mundo. Esa es la esperanza en la condición humana, y en que toda esta obra posee un significado diseñado a escala humana, como si acaso algún demiurgo debiese satisfacer nuestra sed y nuestra hambre, tal vez por alguna deuda pasada, o acaso por una piedad desmesurada.

Pero tal es la fugacidad de ese instante, que cuando vuelvo de aquel otro mundo, todo eso me parece un sueño lejano, divagaciones hacia una nada imprecisa y esquiva, reflexiones estériles que quisieran consumarse en hueso y carne y sangre, y otorgarme así la certeza de su existencia. Pero todo eso ha quedado ya atrás, vuelvo al instante de este mundo con la primera ofensiva del cielo hacia la tierra, y cuando la guerra haya terminado, y ambos bandos hayan quedado fatigados y doloridos, yo ya habré olvidado, y tal vez ella, y tal vez todos.

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor

Tienda

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta