cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

2 min
Egipto eterno.
Varios |
21.07.18
  • 4
  • 5
  • 899
Sinopsis

Con el tiempo he preferido los relatos que destaquen preferiblemente el interior de cada personaje más que sus vivencias en sí, ya que creo que ese es un mundo tan grande como intensas las historias, creando la pregunta eterna ¿realidad o ficción?

Cristóbal Colon llego a América, algo que habría tenido importancia en otro universo aquí no tuvo ninguna salvo la aniquilación de aquellos pobres infelices que arribaron a una costa que había sido descubierta por el faraón Aquetofis IV para más gl0ria del Imperio Egipcio.

Después de conquistar Grecia, entrar triunfante en la misma Roma acabando por fin con aquella cultura decadente que amenazaba ingenuamente con rivalizar con el poder de Amón, ninguna civilización pudo hacer sombra al Imperio Egipcio.

Había pequeños países con España, Inglaterra, Francia; pero ninguno osaban en rivalizar con aquellos pequeños Egipcios, algo que descubrió Colon cuando llego a América desconociendo por completo que aquel territorio fue anexionado al Imperio en el año 1100 de la era cristiana.

La ciudad de Memphis solo es habitada por las cientos de pirámides de los faraones que precedieron a Antis I coronado como Dios viviente en el año 2018 de la era cristiana, el cual tras sellar la tumba de su padre Ceres III inaugurando la primera de las pirámides tecnológicas con conexión a Internet, pantallas de 100 pulgadas en su interior las cuales emitían una emisión digital en bucle con las fórmulas mágicas para que  el faraón encontrase el camino a la otra vida.

Tebas se encuentra rodeada de templos los cuales son regidos por sus sacerdotes y cada templo  y deidad es portador de un silo de misiles nucleares, con lo que Egipto se asegura la sumisión del resto de países del planeta que le rinden pleitesía cada año entregando los tributos para la futura tumba del faraón, mientras siguen con la construcción del nuevo cohete Iah para poder llegar por fin allí donde viven sus dioses en el firmamento.  

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • 1095
  • 4.58
  • 60

180 caracteres son pocos para intentarlo

Tienda

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta