cerrar

Esta web utiliza cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

4 min
El anciano que nunca pierde
Drama |
06.03.15
  • 5
  • 4
  • 873
Sinopsis

Era el hombre más fuerte que jamás hubiera conocido.

Era el hombre más fuerte que jamás hubiera conocido. Su fuerza era solo superada por su orgullo. El mismo que le llevo a aceptar el reto del anciano, y con el, su perdición.

Pasó en pleno invierno, la nieve llegaba casi al metro de profundidad y los vientos luchaban entre ellos, destrozando todo a su paso. Los habitantes de ese pueblo fantasma tenían que refugiarse en sus casas durante la mayor parte del día, con un pie en sus impenetrables búnkeres por si la lucha se encarnizaba.

Un día de los más tranquilos, mientras la gente aprovechaba para salir a la calle y disfrutar de los débiles rayos de sol que las nubes habían permitido salir de su prisión, un anciano que pasaría fácilmente de los cien años, siempre apoyado en su bastón de acero, se plantó en medio de la plaza del pueblo y con una sonrisa en su rostro, retó a cualquiera que se atreviera a un combate cuerpo a cuerpo.

Pasarían varios minutos hasta que las risas cesaran y los pueblerinos pasaran del viejo loco y volvieran a sus quehaceres. Visiblemente confundido el anciano dio un paso al frente y gritó que el primero que le venciera obtendría toda su fortuna. Esto cambió la expresión de algunos rostros e hizo que se cuestionara seriamente la salud mental del pobre hombre. Al final, el panadero se acercó y aceptó su reto.

"Le daré un golpecito, le sujetare para que no se haga daño al caer y así acabará esta pantomima", pensó el panadero mientras se preparaba para el combate. El anciano dio el primer golpe. Sorprendido, el panadero cayó de bruces al suelo. "¿Como es posible?". Se levantó y le dio un empujón. El anciano ni se movió. Entonces le dio un puñetazo en el estomago con toda su fuerza, pero sus dedos se rompieron al tocar lo que parecía piedra. Al próximo golpe del anciano el panadero perdió el conocimiento.

La gente no se podía creer lo que veía, y así pasaron las horas hasta que cada hombre del pueblo habia caído a las manos del misterioso viejo. Fue entonces cuando llegó el. Había estado durmiendo todo el día, así que no se había enterado de lo que estaba pasando. Cuando su hijo pequeño vino y se lo contó, su enorme ego le obligo a ir corriendo a la plaza.

Cuando llegó, el viejo ya le esperaba preparado para el combate. El primer golpe fue a la cabeza del viejo, con tanta fuerza que le reventó los tendones de varios dedos. El anciano contestó con una patada en el estomago que casi tumba a nuestro protagonista. Poco a poco la lucha fue aumentando en intensidad, pero mientras el anciano no sufría ni un rasguño, los rasgos del otro eran cada vez más irreconocibles y su cuerpo cada vez más poblado por la oscuridad.

El anciano, aún con su mano izquierda sin haberse movido de su bastón, dio un cabezazo a la montaña tambaleante que tenia delante y este cayó por fin. Delirando, a punto de perder el conocimiento, la mole vio como el anciano se acercaba y, apoyado en su bastón, se arrodillaba ante el.

- Has luchado bien. Eres el que más tiempo ha durado. Felicidades - dijo el anciano con una media sonrisa.

- Pero... pero, ¿como lo has conseguido? No te he hecho ni una herida y tú me has dejado a las puertas de la muerte. Solo eres un viejo enclenque, ¿como es posible? - susurró el gigante con un hilo de voz.

Entonces, el viejo, lanzándole una mirada compasiva, le puso una mano en el hombro destrozado y le dijo:

- No importa lo fuerte y poderoso que sea el hombre, no importa lo mucho que luche y lo intente; siempre sucumbirá ante la vejez.

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • Me alegro que os haya gustado. Jesus, yo también comparto esa desilusión respecto al numero de valoraciones y comentarios (ya sean buenos o malos) que mis relatos y los de otros muchos reciben, pero esto funciona así. Los relatos que reciben muchas valoraciones y comentarios suelen ser los de un grupo reducido de escritores que son amigos/colegas/compañeros y prefieren usar su tiempo para valorar relatos de miembros de su grupo antes que de desconocidos o "outsiders". Me parece lícito, pero a veces si que gustaría recibir un poco más de "feedback", para así tener una visión objetiva de tus propios relatos. Gracias por vuestros comentarios. Saludos.
    En tiendo tu punto, pero a lo que me refiero es a la abismal diferencia entre los comentarios (y los punteos) con respecto a la cantidad en que se ha leído el relato. 48 veces, contra solo dos punteos y dos relatos. Bueno, puede ser que mi juicio esté afectado por la visión (muy personal) de querer que la gente critique mis historias. En fin... un saludo igual. Estuve leyéndote, da un gusto, Gustavo.
    Paso a leer este relato por segunda vez, y me encuentro con que nadie más (despues de que Gustavo lo hiciera) lo ha, siquiera, comentado. A veces me desiluciona que muchas historias, bien escritas, de trama ingeniosa, e incluso, hasta con moralejas y metáforas tan entrañables como esta, pasen desapercibida entre los demás usuarios. En fin.. No sé. Muy bueno el cuento.
    Metafórico, excelente. Se nota que estudias filosofía, brillante. Siempre que veo tu nombre debajo de un relato, en la pestaña de inicio, me alegro.
  • Es un juego (primer capítulo).

    Primer capítulo del relato. 1/10

    Un relato sobre nadie.

    Primera parte del relato.

    Un relato del verano más frío

    Primera parte de un relato que nace ya perdido.

    De qué, o mejor dicho, de dónde.

    "Podrán cortar todas las flores, pero no podrán detener la primavera" - Pablo Neruda

    ¡A sus órdenes!

  • 97
  • 4.54
  • 326

Estudiante de Filosofia con aspiraciones literarias. Más relatos y pensamientos en mi blog: http://sinpalabras.ghost.io/

Tienda

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta