cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

3 min
EL ÁNFORA
Fantasía |
23.07.15
  • 4
  • 6
  • 1152
Sinopsis

En plena tercera guerra mundial, una arqueóloga emprende un misterioso viaje a Grecia

          El mundo se hallaba en plena tercera guerra mundial. Una alianza de países africanos y asiáticos se enfrentaba a Europa, América del Norte y Japón. Ningún gobierno autorizó el empleo de armas nucleares, utilizando, sin embargo, otras no menos mortíferas: las bacteriológicas. Nuevas cepas de los virus de la gripe y la viruela se lanzaron unos enemigos contra los otros. La humanidad culminaba su funesta historia de horrores con la última  locura colectiva. Las víctimas se contaban  por centenares de millones, mayoritariamente en África. Occidente, con mucho menor número de muertos, pero peor preparado ante la opinión pública para soportarlos, sufría de un hambre atroz en la población. El sistema de precios se había hundido, los alimentos escaseaban y la inflación alcanzó niveles nunca conocidos.

 

           Ajena al Apocalipsis que se cernía a su alrededor, la célebre doctora Sara Pinckerton continuaba infatigable su investigación. Tiempo atrás, en unas excavaciones arqueológicas en una isla del mar Egeo, descubrió un manuscrito apócrifo. Recelosa de sus compañeros y llevada siempre por su afán de notoriedad, ocultó el sensacional descubrimiento a la comunidad científica. Con tanta sagacidad como sigilo, se las ingenió para ocultarlo en la biblioteca de la universidad de Ohio, su ciudad natal. Con su inteligencia brillante y erudición sin par, dedicó años a su estudio. Consiguió acreditar a su autor como Hesiodo, descifrando hasta la clave más recóndita del documento.

 

           La próxima tarea a emprender por Sara precisaba de otro viaje. Otra vez al mar Egeo.  La científica no se caracterizaba por su orden ni meticulosidad a la hora de planificar. Pero en esta ocasión tuvo que realizar un sobreesfuerzo y prevenir todas las contingencias posibles. En momentos tan adversos para iniciar expediciones, recurrió a sus cuantiosos recursos económicos, propios y ajenos. Para ser exactos,  administraba con disipación  los ajenos y gastaba con severa austeridad  los propios. Comprando voluntades por doquier, y con salvoconductos emitidos por el propio presidente de USA recaló de nuevo en Grecia. Con la ayuda de buceadores militares griegos, sobornados con maestría, encontró el ánfora; justo en el lugar que Hesiodo describió muchos siglos antes con enigmáticas palabras.

 

           Cuando la conspicua Sara entró en su apartamento de Ohio, ya de vuelta del periplo,  no perdió un instante. Pletórica de nerviosismo y excitación arrastró la carga hasta su pequeño laboratorio. Una vez extraída el ánfora de su envoltorio inició una curiosa tarea. Manejando con habilidad un soplete, procedió a sellar con plomo su boca. Coincidiendo con el final de su labor, los gobiernos de los principales países contendientes, firmaban la paz definitiva. Se entregaron, mutuamente, las vacunas que todos habían desarrollado, se reanudó el comercio y se distribuyeron de forma equitativa las provisiones de alimentos entre ellos.

 

           La doctora Pinckerton celebró a su manera el armisticio. Cocinando con esmero una cena detestable invitó a sus amistades académicas. Durante la tertulia posterior, se deleitaba pensando que ninguno de sus ilustres invitados, reparó en que aquel oxidado, vetusto y pesado jarrón que presidía la mesa, era la mal llamada Caja de Pandora.

 

                                                                         FIN

 

 

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • Tiene una estructura muy semejante al de Waterloo en el sentido de que el texto va avanzando hasta darse de repente la sorpresa en las dos últimas líneas y quedar el texto cerrado. De todas maneras o se me escapa algo o no entiendo lo de ‘descubrió un manuscrito apócrifo’: en el momento en que lo descubre no puede ser apócrifo porque no consta que sea de autor alguno: en rigor, ni el Quijote de Avellaneda es apócrifo (porque es de Avellaneda); luego, aún menos si lo atribuye a Hesíodo. Y gracias, claro, por tus comentarios; aunque lo que ocurre es que hablar de Grecia en ciertos lugares donde da lo mismo un Pericles que un Atila…
    Calificar de maldad gratuita una simple valoración literaria me parece algo excesivo la verdad, si cualquier cosa que escribimos (yo incluido por supuesto) necesita de halagos desmedidos flaco favor hacemos al escrito y a la literatura, creo..
    Roberto vale tu explicación, pero aún así sigo pensando que no se puede repartir con tanta facilidad unos menospreciando el trabajo ajeno. Cada cuál tiene su estilo y puede o no gustarte, sin necesidad de ser tan despreciativo. Personalmente creo que puede ser real lo de la cantidad de lecturas con la duración del relato pero qué tiene que ver con lo que discutimos. Cuando leo algo que no me gusta simplemente cambio de página y busco otra cosa, simplemente por no herir susceptibilidades y dejar ser al otro lo que quiera. La sola intención de escribir y de querer aprender ya es loable. Suerte. Sigo pensando que sos injusto, no me molestan tus unos hacia mi, sí la maldad gratuita.
    Deberías de aplicar tal vara con tus propios relatos. Por eso de que siempre es más fácil ver la paja en el ojo ajeno que la viga en el propio. Personalmente te agradezco tus valoraciones, siempre me gustó disertar con personas opuestas de opinión, es la sal de la vida. Espero que algo te guste algún día. Hay muy buenos autores, y relatos muy bellos. Gracias y saludos
    Roberto he mirado con detenimiento tu perfil...debes ser un hombre muy díficil de complacer ya que todas tus valoraciones en el blog son 1 a muchos escritos, no solo mios sino de muchos escritores. Personalmente no me molestan los unos a mis obras, pueden gustarte o no, pero si considero una falta d respeto a todos los autores que desparrames unos como si nada tuviese valor o tu altura o la calidad que consideras deberían tener cuando tus escritos son pocos, poco leídos y poco valorados. Se debe tener respeto por el trabajo ajeno, por la creación artística de cualquier tipo, nos guste o no. Puedes opinar en contra pero en TANTOS..? nada de complace? que raro no?
    Felicidades, me ha gustado
  • Un hombre lamenta haber firmado, tiempo atrás, un extraño contrato.

    En un experimento de alto nivel científico algo parece haber salido mal.

    En un experimento de alto nivel científico algo parece haber salido mal.

    En un experimento de alto nivel, algo parece haber salido mal.

    En un experimento de alto nivel algo parece haber salido mal.

    En un experimento de alto nivel algo parece haber salido mal.

    En un experimento de alto nivel algo parece haber salido mal. Un par de antropólogos son coaccionados para que inventen una explicación que tranquilice a la humanidad.

    En un experimiento de alto nivel algo parece haber salido mal..

    Un vagabundo perdido en el bosque, en medio de una horrible tempestad, encuentra refugio en una posada donde escucha una terrorífica historia.

    Un vagabundo pérdido en el bosque en medio de una tempestad encuentra refugio en una posada donde escucha una terrorífica historia.

Me encanta escribir sobre todo aquello que inquieta al ser humano; terror, fantasía, ciencia ficción...

Tienda

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta