cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

3 min
El anhelo
Reales |
15.08.12
  • 4
  • 3
  • 1990
Sinopsis

Hoy puede ser un hermoso último/primer día.

 

La niña ya no lloraba y juró que nunca más lloraría así que pasaron años y la mujer fuerte y líder mandaba pero también era capaz de amar y de sentir placer incluso de cumplir objetivos simples como evadirse de la responsabilidad o leer todo el verano libros y más  libros y la dueña de un imperio se hizo tan popular que los políticos se encogían ante su presencia o los curas se santiguaban para mejor protegerse ante un vendaval de ideas y los jóvenes se extasiaban solo con imaginar que a lo mejor mañana serían como ella.

Ah, el anhelo.

Una semana antes del fin del mundo Cristina se compró una casa una gran casa muy lejos y ni siquiera dijo el lugar exacto para en ese lugar esperar el instante o más en concreto el segundo bendito que ella había olfateado desde que se pregunto qué escondite había elegido Dios para no dejarse ver ni saber nada de nada de lo que aquí o allí hacían los animales iguales a él.

El objeto extraño pero no tan extraño porque venía del espacio y en el espacio las cosas no nacen así como así y llevaba mucho tiempo más que nosotros y más que la vida tal como la entendemos nosotros se acercaba a la velocidad que alcanzan las tortugas cuando parpadeamos o la velocidad que también consiguen las piedras cuando nos damos la espalda o la velocidad de las luciérnagas cuando se dejan morir para deleite de las estrellas madres de todos los segundos todavía por llegar.

El ruido y la música para el final o el principio.

La casa en orden.

La fotografía de la madre joven guapa cariñosa sonriente elegante fresca tierna cercana enamorada de las tardes del café corto del anís dulce de la lectura sencilla de los cuentos sencillos de la comida sencilla de los abrazos besos caricias de las buenas noches del padrenuestro de los imaginación para antes de ser secuestrada por el sueño.

La hora aunque sin importancia no se rendía.

Más ruido más música una guerra sin cuartel.

Un libro para el pecho abrazarlo amarlo.

Había leído hace pocos días que el número de suicidios había aumentado en Estados Unidos China India Europa Oceanía Rusia y Japón.

La fiesta seguía en África en otros pocos sitios pero con personas que saltaban bebían comían hacían el amor se besaban recordaban la vida susurraban mundos mejores personas mejores flores más hermosas comida más abundante más risas más abrazos menos frío menos calor menos moscas menos guerras ninguna guerra tampoco en vena.

Luego ya ¿cómo?

Un silencio que no era silencio que se resquebrajó cuando tuvo que coger aire para respirar.

Pero no era el mismo mundo no estaba la casa no estaba la foto de la madre no estaba el libro no había sombras pero respiraba necesitaba respirar y respirando el silencio se hacía añicos y podía silbar y le gustaba silbar

¿Oscuridad?

Cuando cerraba los ojos.

Cuando quería ver la luz no era cegadora.

Ah, el anhelo.

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • El estilo siempre está. Que luego las historias sean mejores o peores es un mero accidente.
    Escribe tus comentarios...Anhelantes de saber que vieron sus ojos. Muy buena historia.
    Y..."Tras el discurso las palabras aspiran al silencio", que dijera el poeta -T.S. Elliot , lo aclaro, no vaya a ser que me acusen de falsario- pero primero se cascó un pedazo de poema...
  • El escritor muere y un segundo antes de morir se pone a hablar. ¡Será hijoputa!

    Es que somos maravillosos.

    En la madrugada todo es posible. Pasar del amor al deambular indiferente moviendo la colita.

    El muerto volvió a la vida. No fue una resurrección. No fue un milagro. La ciencia y el japonés o el chino quisieron a Franz de nuevo escribiendo, pero sobre todo descubriendo que no habían cumplido su deseo. ¿Qué deseo?

    Matilde Aguirre escribió libre. Todos los escritores son violados, asesinados, descuartizados. Los pájaros vuelan libres cuando se pierden en las nubes y la tierra, abajo, ni es negra ni es blanca, no tienen color.

    Hijos de la gran puta hay en todas partes. Y los que tienen que nacer. Primero mueren los padres y el pueblo se caga de miedo. Llega la fea y a follar y a tener un hijo para sufrir también. Cabrón. El infarto coge por sorpresa. Y para que nada falte, llega la lapidaria sentencia a las puertas del cielo. ¿Infierno? Se lleva en el hígado.

    Una jefa que ordena matar a personas buenas nunca puede fiarse de un asesino a sueldo, aunque los dedos del monstruo quepan en su coño y ella tenga la segruidad de que nunca dirá nada.

    Me lo metieron en el culo y me dolió, pero era ncesario para vivir cómodamente en Júpiter.

    El negro se pone a temblar y eso no me lo esperaba. Y luego Bonifacio me pide que mate a todos los ciegos. Y antes, el puto negro desayuna conmigo con los agujeros de las balas en el cuerpo.

  • 49
  • 4.44
  • 461

Tienda

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta