cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

3 min
El arbusto con ojos
Terror |
15.01.15
  • 5
  • 2
  • 525
Sinopsis

¿Nunca se han puesto a pensar que las cosas que no tienen ni la mínima capacidad de razonar, pensar o hablar pudieran hacerlo?, yo si, y a veces me daba un escalofrió pensarlo, hasta el día de hoy. Este cuento nos relata la historia de una niña que le ofrece ayuda a un pequeño arbusto, ya que muy pronto acabaran con su hogar.

Cuando era niña me encantaba salir de campo con mi familia, íbamos a un bosque muy cerca de casa que tenia muchas aves con un canto relajante y hermoso por que para mi no había nada mejor que salir de casa, en especial con mi familia. Comimos unos sándwiches con mucha ensalada, a mi madre le encantaba que comiéramos muy saludable, y jugo de naranja. En eso de las siete y veinte de la tarde le pregunte a mi papá ¿si podía pasear un rato por los alrededores?, me dijo que si que tuviese mucho cuidado y que me llamaría cuando ya nos fuéramos. En el recorrido por el bosque admiraba con gran felicidad como las aves se preparaban para dormir junto a sus hijos, me gustaban mucho las aves ya que yo tenia una que se llamaba Mavis y que había escapado. De pronto, entre el bello canto de las aves, escuche un "psss" muy bajo que parecía provenir de un gran árbol que proyectaba una gran sombra y debajo de el un pequeño arbusto verde, el era quien me hablaba con su voz susurrante desde la sombras. Tome la rápida decisión de acercarme a el, mientras me acercaba me percataba de que el arbusto tenia unos grandes y tenebrosos ojos que me miraban fijamente con forme me aproximaba, le pregunte que si ¿cual era su nombre?, dijo que no tenia un nombre pero que le encantaría saber el mio, Le dije que mi nombre es Daria y que nunca había visto un arbusto que pudiese hablar y mucho menos con unos ojos tan enormes y feos. Rápidamente el arbusto me contó que el ah vivido aquí desde mucho antes de que existieran los humanos, animales y que ah aprendido a hablar y pensar con solo ver lo que lo rodea, dijo que muy pronto iban a destruir todo el lugar para construir domicilios, negocios, entre otras cosas, de uso humano, para expandir la ciudad. Me pidió de favor que me llevara su semilla, que la plantase en un lugar seguro, la cuidara y regara todos los días, conteste que si, que si la ayudaría. Me despedí del pequeño arbusto para después volvernos a ver. Al regresar a casa corrí al patio trasero donde sembre la semilla del arbusto, justo de baja donde se encontraba mi habitación; mi habitación se encontraba en el segundo piso, sembrarla ahí seria buena idea para poder ver la todos los días. Al pasar los años la planta fue creciendo y creciendo, al igual que la planta yo también crecí, hasta convertirse en un gran y gigantesco árbol que llegaba hasta mi habitación, el árbol dijo que al igual que yo le cuide el también lo haría. Hoy en día la casa, que antes era de mis padres, es mía, tengo una familia y hasta la fecha ese árbol no deja de verme a mi y a mis hijos.

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • Muchísimas gracias por tu comentario y puntuación, también por el consejo tendré más cuidado:3
    Me pareció fascinante. El final, aunque no es aterrador, la idea de un árbol observándote me parece escalofriante. Muy bueno, sólo como un consejo, ten cuidado con las tildes, te faltaron algunas. Me pasa lo mismo...en fin, saludos. Es un muy buen primer relato...
  • ¿Nunca se han puesto a pensar que las cosas que no tienen ni la mínima capacidad de razonar, pensar o hablar pudieran hacerlo?, yo si, y a veces me daba un escalofrió pensarlo, hasta el día de hoy. Este cuento nos relata la historia de una niña que le ofrece ayuda a un pequeño arbusto, ya que muy pronto acabaran con su hogar.

  • 1
  • 5.0
  • -

El universo que se encuentra en mi cabeza quiere salir. Quiere ser visto, leído y comprendido.

Tienda

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
19.09.18
25.05.18
Encuesta
Rellena nuestra encuesta