cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

4 min
El beso de la princesa
Amor |
11.02.14
  • 5
  • 3
  • 1057
Sinopsis

¿Quien no ha soñado con el beso de su príncipe azul?, ese que llegue montado en un caballo blanco y nos rescate de la torre mas alta. Pues, esta historia es asi, pero en los tiempos que vivimos. Como un beso, puede darnos la vida y la felicidad que estabamos esperando.

Allí estaba él cuando abrió la puerta, ella tenía un nudo en el estomago, pero, como siempre, pensó que eran los nervios. Había estado todo el día pensando en lo que le iba a decir, ensayando en su cabeza el discurso para convencerlo de que lo suyo no era posible y las razones por las que no podían estar juntos.

Se dieron dos besos, como cada vez que se veían desde que eran pequeños, se conocían de toda la vida y su amistad era importante para ambos, aunque él sentía algo mas y así se lo había declarado en 3 ó 4 ocasiones a lo largo del tiempo.

Pasaron al salón y se sentaron y ella comenzó a hablar: " Mira, te he hecho venir para explicarte que lo nuestro no es posible (él no apartaba los ojos de los suyos), somos amigos desde siempre, y eso no debe cambiar, soy consciente de que tú sientes algo mas por mí, pero yo no, y eso es razón suficiente y de peso para que comprendas que debes olvidarte de mí en ese sentido, no me gustaría tener que separarme de ti y desaparecer de tu vida, pero si es necesario lo haré; no creo que tengamos que llegar a ese punto tan drástico, los dos somos adultos y debemos comportarnos como tal, sigue con tu vida, yo estaré como amiga siempre, como hasta ahora, pero no me pidas nada más porque soy incapaz de dártelo" Y se hizo el silencio.

Él estaba con la cabeza agachada y cuando ella dejó de hablar no reaccionó en ningún sentido, ni se movió. Ella se quedó mirándolo, esperando que hablara, que dijera algo... pero nada; fueron unos minutos que parecieron horas, después del sermón que le había echado, esperaba alguna reacción por su parte, la que fuera, que llorara, que se enfadara...algo, pero nada. Y fue ella la que le dijo: " ¿no me dices nada?, dime por lo menos que piensas".

Él levanto la cabeza y la miró, su cara no reflejaba enfado, ni nerviosismo, estaba sereno, tampoco estaba llorando y solo le dijo: " En este momento solo quiero besarte". Ella se quedó perpleja, abrió los ojos sorprendida, era lo que menos se esperaba que contestara y le dijo: " ¿Pero tú has estado escuchando lo que te he dicho?, ¿cómo puede ser que no hayas entendido nada?, su voz sonaba irritada. Y él volvió a repetirle: " Te he oído, pero ahora mismo solo quiero besarte"

Ella se levantó y le pidió que se marchara, lo acompañó hasta la puerta y sin decir nada, él se giró, la cogió entre sus brazos y comenzó a besarla, al principio ella se resistió, pero fueron 5 segundos. Fue el beso más dulce, romántico, apasionado y sensual que le habían dado nunca y ese beso cambió toda su vida.

Cuando se marchó, se quedó apoyada en la puerta, estaba en estado de shock, temblando y completamente enamorada de aquel hombre. Aquel beso había despertado en ella algo que no sabía que existía, se sentía como la princesa del cuento de hadas y en ese momento, no sabía si todo había sido un sueño o si realmente aquello le estaba pasando a ella. Se tocó lo labios con un dedo y sonrió, si era real, al fin y al cabo ya le tocaba ser feliz.

 

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • Muy buena historia. me gusta mucho. Me ha traicionado mi imaginación cuando dices "y comenzó a besarla" me he imaginado un besuqueo (repetido) no muy romantico. Yo habría puesto "y la besó". Pero bueno, genial. Las historias con giros son las que más me gustan.
    Muchas gracias Jose Manuel, por leerme y por tus comentarios. Me alegra que haya gustado. Saludos
    Me ha gustado. Me ha sorprendido la reacción final de ella, y eso me ha gustado más, porque yo estaba convencido (así me lo hizo creer la narración, tan bien llevada), que ella lo tenía todo muy claro; y esta circunstancia inesperada agranda el relato y lo lanza más allá: hacia la profunda ignorancia propia sobre nosotros mismos y lo que de verdad queremos. Me ha parecido un poco corto, y yo creo que habría quedado mejor escribir "y debemos comportarnos como tales". Saludos.
  • Amor, sufrimiento, drama, soledad, deseo...Son palabras con significados tan distintos, y la mayoría de veces..., tienen tanto en común. Aquí os dejo un relato en el que podríamos recogerlas todas.

    A veces, en la vida cotidiana, no valoramos las pequeñas cosas, los pequeños momentos ... Esta historia habla de una señora anciana en una residencia, y de un día que no comenzaba bien y se arreglo con uno de esos pequeños momentos.

    Todos los días vemos en las noticias gente que pasa horas esperando el concierto de sus ídolos, que lloran si consiguen un autógrafo de alguien famoso y no apreciamos a los que tenemos alrededor, personas que no son famosas pero que son verdaderos héroes, eso si, sin capa ni antifaz.

    ¿Los sueños se hacen realidad?, yo creo firmemente que si y algo así, como lo que cuenta este relato, es posible. Así que, no dejéis de soñar y no dejéis de luchar por vuestros sueños.

    Es un relato ficticio, totalmente inventado pero dadas las circunstancias y la situación en la que vivimos, el protagonista de esta historia... "Podía ser cualquiera"

    ¿Quien no ha soñado con el beso de su príncipe azul?, ese que llegue montado en un caballo blanco y nos rescate de la torre mas alta. Pues, esta historia es asi, pero en los tiempos que vivimos. Como un beso, puede darnos la vida y la felicidad que estabamos esperando.

    Muchas veces no sabemos cuando es hora de parar, cuando hemos llegado al limite, pero nuestro cuerpo se encarga de ello y en este caso, el mensaje fue claro y aprovechó la oportunidad que le dio la vida.

    Hay situaciones en la vida, en las que no sabes donde meterte, te gustaría que te tragara la tierra y que nadie te reconociera...., pero por muy lejos que te escondas...., no es posible.

    Un relato sorprendente, lleno de angustia, intriga y un desenlace inesperado.

    Historia de amor, muchas veces merece la pena esperar para disfrutar de algo muy deseado. El deseo se multiplica, y la recompensa es tocar el cielo con las manos.

  • 16
  • 4.44
  • 451

Tengo 38 años,casada y con dos hijos. Amo la música, leer, pasear, viajar y todo lo que sea divertido.

Tienda

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta