cerrar

Esta web utiliza cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

8 min
El camino del medio
Reales |
10.08.15
  • 0
  • 0
  • 228
Sinopsis

Reflexiones, pensamientos que todos alguna vez en la vida tenemos y que tratamos de ocultar... Hoy os hablaré de lo que yo considero "El camino del medio"

Quisiera mantener el anonimato asi que perdonen por no presentarme. 

Actualmente tengo 18 años y hay veces en la vida en las que una persona tiene que tomar decisiones, momentos en los que las personas cada una de ellas sin discriminaciones de algún tipo se ven obligadas a actuar, a elegir un camino… el paso acertado puede conducirte a una vida exitosa, el paso equivocado al más absoluto desastre.

Hoy quería hablar de eso de lo que yo llamo “el camino del medio”. Aquel camino que todas las personas descartan, aquel camino que no supone riesgos, aquel camino que te condena a una vida que siempre viviste pero nunca quisiste, aquel camino que tristemente para algunos es un afluente del camino del fracaso…

Fracaso, curiosa palabra en que nos basamos para denominar una situación catalogada y siempre vista como inferior, como una cosa innombrable, como una cosa usada por miles de gurús para incitar al éxito, como esa palabra usada por miles de personas consideradas exitosas para marcar que esa palabra no es simplemente un momento de nuestra vida que nos tiene que incitar al más absoluto “éxito”.

Éxito, curiosa palabra en que nos basamos para denominar una situación superior,  “exitoso” un adjetivo capaz de despertar tantas emociones, envidia, admiración… todos esos factores que la sociedad cataloga como “llegar a cumplir sus sueños”. Desde siempre el éxito ha sido catalogado y escalonado en muchos grados, desde conseguir simplemente alcanzar una meta pequeña a tu mayor sueño, esa palabra que siempre tiene que prevalecer frente al fracaso, esa palabra que se le inyecta a las personas desde muy pequeñas.

¿Qué triste, no?

Este no es un relato que incita a conseguir tus metas, ni a lograr tus sueños… es más este es una simple confesión personal, un chaval de 18 años apunto de los 19 sin apenas experiencias en la vida hablando de algo tan “complejo”, usando el reiterado uso de comillas para expresar que todo eso que nos han inculcado no es más que un largo y complejo proceso de mentiras, una simple estrategia ya bien sea programada o sin intención alguna a arraigar sentimientos malos en la gente, cuantas personas he leído que han destrozado sus vidas, las vidas de su familia, las vidas de sus amigos, cuantas películas hemos visto a hombres de poder con dinero autodestruyéndose. Quizás las películas, al igual que este texto que estoy escribiendo en mi cuarto y que inconscientemente veo leyéndolo a decenas de personas sin ni siquiera saber si saldrá a la luz algún día, quizás y solo quizás tengan razón.

Antes de nada deben perdonar, *parece que estuviera hablando en público*, mi uso reiterado de palabras. Simplemente esto es una recopilación física de aquellos pensamientos que tratamos de esconder, de aquellas ideas brillantes que nunca logramos sacar, de todo aquello que pensamos y no nos atrevemos a contar, de todas esas ideas negras que nos rondan la mente alguna vez. No creo en eso de que tienes que vivir las cosas para darte cuenta de ellas, no creo que tenga que ser un reconocido escritos para simplemente desahogarme.

Quiero pensar que todas las cosas que hacemos tienen un significado, desde la más absoluta metedura de pata hasta el gesto más acertado, quien define estos parámetros, quien cataloga que una metedura de pata en realidad no es un éxito que tratamos de tapar, es muy difícil plasmar en palabras lo que quiero contar, pero sé que al leerlo y releerlo  yo mismo entenderé lo que quiero contar, o no…  quizás me obliguen a pensar que esto que he escrito es la mayor de las bobadas, que con el tiempo me daré cuenta de que esto es simplemente una estupidez, quizás me autoconvencan de tal manera que yo no recuerde quien soy o que simplemente estoy pensando en estos momentos.

¿Por qué?

“El camino de en medio” aquel camino en el que muchas personas viven, y aun en sus últimos instantes de vida sueñan con cambiar de camino, que triste vivir toda una vida resignado, vivir el único momento del que tenemos constancia en el que podemos reaccionar y pasarlo pensando en querer algo “mejor”. Quien dictamina los limites, quien define lo que es mejor o peor,  porque a un simple panadero se le considera peor que a un arquitecto con fama, porque nos empeñamos en vivir buscando algo mejor y autodestruyéndonos o destruyendo a otra gente por querer lograrlo, porque nos pasamos la vida comprando libros que incitan a lograr tus metas. Lo más seguro que estas letras a la mayoría les parezca una bobada, pero a mí me gustaría vivir a gusto en “el camino de en medio”.

Envidio a aquellas personas que lejos de creerse sabias lo son, que no se han forjado de experiencias pero si de tiempo, que han estado en lo que la gente considera el camino equivocado, que ni siquiera hacen ver a la gente lo equivocados que están y simplemente se limitan a dejar que el ciclo siga su curso.

Algunos momentos te pueden marcar, vemos videos día a día en las redes sociales de como un hombre sin comida, sin techo dona todas sus limosnas, como es posible que alguien que está en el camino del fracaso haga esto, como es posible que aun viendo que hace esto pensamos que ese hombre se merece ser galardonado, como instintivamente le daríamos una gran propina generosa, como es posible que lleguemos a admirar a una persona que nunca querríamos ser…

Te dejo, merezco algo mejor…

Nos empeñamos en querer ser mejores al resto, una simple copia con un toque personal, pero al fin y al cabo copias, no nos damos cuenta de que cada persona es diferente a otra,  que los nuevos inventos son solo una remodelación de los viejos, que siempre pueden considerarse mejores pero que nunca lo serán. Nos pasamos la vida entera intentando agradar a la gente, un instinto que tenemos, un sentimiento de ser querido que necesitamos… No puedo juzgar a nadie por querer serlo porque yo mismo soy como el resto.

Uno más…

Que placentera seria tener la vida de aquel millonario que no tiene que preocuparse de pagar letras, de currar que simplemente hace lo que quiere en el momento que quiere, poderoso caballero don dinero. 

El final…

La muerte es la única ley de la naturaleza que nos hace a todos ser iguales, del primer al último eslabón,  el pobre que muere llora por no haber llevado la vida que quería, arrepintiéndose de cosas que nunca hizo y se olvida de lo que en verdad hizo, se acuerda de las cosas malas que realizo y que perjudico a gente sin el quererlo y se olvida de las cosas buenas que hizo para el resto, se pregunta que pensara la gente de él , incluso muertos intentamos que la gente nos marque un camino, el abuelo espera que el nieto quiera ser como el, que el vecino diga “con lo buena gente que era”, esperar palabras como “siempre se van los mejores” mientras que el rico en su lecho de muerte añora el olor al campo donde vivía de pequeño, añora salir a pasear con sus abuelos, añora su pasado mientras que se olvida de sus mansiones, de sus coches, de sus empresas, de aquella modelo que conoció en esa fiesta y sin quererlo está envidiando al “fracaso”

Algún día…

Escribiendo estas palabras no trato más que de auto convencerme a mí mismo, de que si mi sueño es realizar un viaje luche por hacerlo que eso el tercer camino no me lo deniega, pero me pongo a pensar, cuanto tiempo sería feliz en aquella ciudad en las que tantas y tantas veces he deseado vivir, que si realmente vale la pena vivir en un éxito global y no en uno personal.

Porque tratamos de no sentirnos orgullosos cuando regresamos a casa del trabajo, cuando luchamos por mantenernos vivos,  cuando simplemente haces todo lo que has podido y fracasas… para mí eso es orgullo y éxito.

Y si…

Esto ha sido todo por hoy, aun me quedan muchas ideas que reflejar pensamientos que realmente a nadie le importan, pensamientos al fin y al cabo.

 

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • Este relato no tiene comentarios
  • Este relato no tiene valoraciones
  • Reflexiones, pensamientos que todos alguna vez en la vida tenemos y que tratamos de ocultar... Hoy os hablaré de lo que yo considero "El camino del medio"

Tienda

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta