cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

4 min
El Carbunco
Fantasía |
17.03.15
  • 0
  • 0
  • 552
Sinopsis

Una leyenda de fantasía de mi pequeño pueblo y sus lugares llenos de magia y muchas leyendas.

Ahora recuerdo era una tarde de lluvia, esas tardes donde el viento sopla en contra de uno y las gotas caen embravecidas desde el cielo, un cielo gris que muestra una cara de enojo  y cólera que se desahoga en lágrimas y relámpagos, tenía que buscar refugio si no quería ser víctima de la tormenta, pero a mi edad correr ya no se podía, aligeraba el paso apoyado en un palo seco que usaba de bordón, con la poca fuerza de mis manos y piernas logre llegar a un pequeño refugio entre los hualangos que se abrazaban entre sí, no era una casa de campo de lujo, pero por lo menos me cubría de la lluvia y mi poncho de lana me abrigaba del viento que soplaba a mas no poder, esa tarde ya no podía avanzar más hasta que el cielo calme su rabia con los de aquí abajo.

 

Escudriñe entre mi alforja bajo mi poncho, aún quedaban algunas hojas de coca de la faena diaria, saque mi porngo y me acomode, sin darme cuenta me había ubicado sobre la laguna de Cochabamba, mi mirada se perdió por unos segundos y concebí una sensación fugaz  de soledad y misterio  que desprendía de la laguna, quizá sería el reflejo de aquellas grises nubes que posaban sobre esta como intentando ocultar algo o tal vez con la lluvia ahuyentar a los que merodean por allí.

 

Ya era tarde y la lluvia no calmaba, escupí la última masticada de hojas de coca que me quedaban, guarde el porngo saque la alforja y lo acomode como almohada para descansar un poco más, la noche caía apresuradamente y de un pestañazo me quede dormido, no sentí el tiempo pasar pero para cuando ya me desperté había caído ya la noche y era muy tarde aunque aún estaba  medio  dormido, empecé a tocar el piso en buscar del palo que usaba como bordón mientras daba un fuerte bostezo y en eso veo cómo  la luna llena  salía  toda brillosa  de entre la oscuridad de laguna,  quede sorprendido de la escena, alce mis descansados ojos  y la luna ya estaba sobre mí, entonces pensé que sería el reflejo en la laguna, pero agudizo un poco más la vista y de pronto veo que entre la luz que desprendía ese supuesto reflejo, brillaron dos luces de color rojo, en mi inconciencia di  unos pasos más hacia  adelante para ver bien de lo que se trataba, porque ya no daba la impresión de un reflejo, cuando de pronto sentí mi cuerpo asombrarse  al ver que un animal negro como un gato gigante  salía  de entre la laguna con la mirada roja como poseída por alguna maldad, parecía la ventana del infierno con ese color rojo como el fuego vivo al arder ferozmente en el interior de aquella mirada y en su frente ese resplandor como el de un diamante blanco, que por deslices me hipnotizaba con la hermosura de ese brillo,  quede inmovilizado y no podía creer de lo que mis ojos se hacían testigo esa noche, empezó a salir más y más era casi del tamaño de un caballo pero negro como la noche, apenas lo distinguía por el suave alumbrar de la luna y más impresionante me parecía el resplandor de su cabeza, apresure un poco mis manos para coger el machete que tenía entre el cinturón, lo saque con cautela mientras aquel animal se asomaba a la orilla de la laguna, con mucho miedo y escaza valentía me persigne varias veces y di unos pasos más aunque ya con la edad que tengo la firmeza la pierdo con cualquier simple traspié que al caer hizo sonar el machete entre las piedras que había en aquel lugar, como todo animal brioso al mínimo sonido se alteró volteando rápidamente para sumergirse entre la laguna cuando me puse de pie el brillo de su cabeza se desvanecía entre la oscuridad del lago que poco a poco  lo eclipsaba, haciendo de aquel momento fantástico una historia más, ya que nunca se le volvió a ver hasta ahora y es por eso que te cuento ya que estamos sentados en el mismo lugar donde lo vi por última vez mi querido hijo.

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • Este relato no tiene comentarios
  • Este relato no tiene valoraciones
  • Una leyenda de fantasía de mi pequeño pueblo y sus lugares llenos de magia y muchas leyendas.

    se que ella no vendrá, nos aferramos, nos entercamos pero al final ella no vendrá, espero les guste...

    Relato corto sobre la mosca, vida y obra! y como seria su fuéramos como la mosca. espero que se diviertan y reflexionen un poco...

    Lo que leyeron en la primera parte fue como una introducción a esta historia, en esta parte les contare como se inició este hechizo de maldición sobre mí, fui sentenciado a que cada noche al dormir me sumerja dentro de algún sueño profundo, era joven, el colegio fue una de las mejores épocas donde uno hace amigos, conoces a la chica que te gusta, haces locuras por ella, siempre estás de visita al director por alguna falta, o pequeña travesura inocente o a veces si te portas mal y no mides las consecuencias de tu diversión, quizá esto fue lo que me paso….cometí el error de lastimar el corazón de alguien, y ese alguien me quería mucho, quizá me merezca este castigo, no lo sé, me gustaría echar la culpa a la juventud, pero no tengo cabeza para pensar en eso ahora, si no en pensar en cómo sobrevivir a esto….

    Soy un chico como todos los de mi edad, travieso juguetón y un poco coquetón, pero cometí un error, seduje a la chica incorrecta, la hice sufrir, jugué con su corazón, sin saber las consecuencias que esto tendría, jamás creí en las brujas, maldiciones y hechizos, hasta ahora, cada vez que cierro los ojos para dormir, la maldición se activa y entro en un sueño profundo, las peores pesadillas viven en mí, es aterrador sentir el miedo cada noche, no sabes con que o como te va atacar, solo tienes que estar preparado para lo peor, no puedes confiar en nadie, porque no sabes si es bueno o malo, pero hasta no encontrar una cura tengo que dormir entrar a mis sueños y no dejar que me maten, porque si muero en mi sueño, jamás volveré a abrir los ojos en la vida real….

    Una historia con unas gotas de terror, espero les guste ....

    Nos reunimos en una cantina...hablamos de amor, de como nos sentimos, sacamos todo lo que llevamos dentro y aveces nos creemos ese super héroe de aquellas peliculas del cine.

    Uno nunca sabe cuando se enamorara, me paso, me cayo como un baldaso de agua fría, como cuando topas un cable de corriente de un de repente te hace saltar... algo así es esta historia uno nunca sabe lo que el destino le tiene preparado y siempre por allí hay una mano mágica que hace que esto ocurra.

    Una pequeña parte de mi, un anécdota donde recuerdo aquella épocas de travesuras infantiles, donde el capitán del barco era yo...el único héroe sin capa era yo y solo yo podía hacer lo que me plazca he aquí una muestra de estas travesuras.

Tienda

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
19.09.18
25.05.18
Encuesta
Rellena nuestra encuesta