cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

6 min
Mystic River
Suspense |
16.04.15
  • 0
  • 0
  • 447
Sinopsis

El vaivén de ese columpio, el llanto de esos padres..el rogar de esos críos.

- ¿ Dónde estoy..-se preguntaba mi conciencia- y mi ropa?.

El aroma a farmacéuticos y un pitido continuo decoraban el ambiente. Se acerca Afrodita vestida de blanco:

-Cálmate, solo voy a inyectarte esto y quedarás dormido como un bebe.

Que dulce es, hace que esos pitidos diabólicos callen para siempre:

-Ya está, ahora cierra los ojos y piensa en algo bonito.

Nada es nítido, todo es místico..me quedo sin aire.

Oigo voces que suenan en perfecta hermandad llorando al son de un:

- No te rindas, ellos tienen derecho a saberlo. 

Lo repiten una y otra vez.

Voces de niños, parecen voces de niños y el vaivén de un columpio deshabitado que prometía al mañana felicidad y diversión.

Me agarran de las piernas, abro los ojos y estoy en el fondo de un río..ahogándome en el fondo de un río. Caimanes y demás especies marinas son sonámbulos a nuestro alrededor.

¿ Cómo he llegado aquí ? Veo un montón de cadáveres helados pero con los ojos abiertos y..si, están mirándome:

- Nos quitaron la vida y tu no hiciste nada, no merecíamos eso. Solo eramos unos niños.

Ojos grises con sabor a ruina, sufrimiento.. desesperanza. La superficie nada a contracorriente y esos niños me agarran de las piernas, no puedo hacer nada. Siento un nervio 'claustrofóbico', casi sádico, que me cegaba de ansias por sentir el aire, aunque fuera por última vez.

El llanto de sus padres orientan velas vestidas de negro, en posición hacia un montón de fotografías risueñas, que un día fueron felices.

Cuando siento que llego a la superficie, vuelve a estar a la misma distancia. Es como si nadase en círculo.

El agua se adentra en mis pulmones. Esas voces desgarran mi estómago poco a poco:

-Veinticinco años, ahora mismo tendríamos esa edad. Veríamos a nuestros padres todos los días y no cada domingo detrás de una lápida leonina sin lucidez. Deben saberlo, ellos merecen saber que nos pasó.

Agarran un trozo de luna afilada y pintan de mi sangre el agua lóbrega que sumergía mi cuerpo en las profundidades del resplandor.

-Merecen la verdad.

Esos tiernos niños juegan con mis órganos, se divierten.

-¡No puedo! ¡ Por favor basta! repito incesante.

-¡Suelta la furia, puedes hacerlo!

-¡Lo siento!,¡ No sé quienes sois!

-¡Merecen la verdad, no te rindas!

-¡ Por favor, lo siento!, ¡¡ Dejadme en paz!!

- ¡Tu fin está aquí!, ¡pronto te volveremos a ver y sabrás que injusta ha sido la vida con nosotros!

-¡¡ Lo siento!!

Despierto a gritos en una habitación anónima. Me falta el aire.

-¡Venga largaos ya!. Lo vais a matar con tantas agujas, vaya, no sabía que las doctoras estaban tan buenas como en los vídeos porno pero veo que me equivocaba.

- Pervertido, llamaré a seguridad.

- Estoy siendo amable contigo nena, así que elige..¿ Que prefieres mi número de teléfono..o el de mi placa?, lo suponía.

Un sudor húmedo abraza mi ser y un extraño pronuncia mi nombre:

-Mils, Mils, madre mía chico, has resucitado. Estabas con un pie en la muerte y ahora estas aquí, es increíble.

Esa voz me resulta familiar.

-Las cosas no van muy bien ahí fuera, hay colas eternas de periodistas preguntándose si el "gran" Mils ha muerto. El mundo sigue echo una mierda, como de costumbre, pero no me cambiaría por ti.

-¿ Mickey ?. Dios ¿ eres tú?,- Mickey Gleeson era mi antiguo compañero, un tipo irlandés, gracioso, con extraños cambios de humor, propio de su etnia. Nuestras mujeres eran amigas y nos veíamos con más frecuencia de la que debíamos. 

La monotonía es agotadora, no veas a alguien por deporte, solo cuando tengas algo que decir, de lo contrario el humor desaparecerá, el motivo de veros también y habrás fracasado como amigo.

Siempre lo he admirado por su habilidad para dejar las drogas, eramos los guardianes de las calles y, si no te metías mierda, tu rendimiento en el trabajo disminuía considerablemente. Después del caso del 93 nos distanciemos mucho, tuve problemas con el alcohol y no escuchaba sus consejos, lo perdía poco a poco, no lo veo desde entonces- tío..cuanto tiempo ha pasado.

-Sí tronco, ha llovido bastante, ahora soy detective jefe de homicidios. ¿Qué tal estas? .

-Destrozado, por cierto ¿ Donde coño estoy ?

-Estás en urgencias..

-¿Enserio?, ¿ Del centro?

- De la penitenciaría, por lo visto te intentaste suicidar con una cuchilla de afeitar, ¿ De dónde coño la sacaste?, ¿ Se hacen mamadas ahí dentro a cambio de un trozo de hierro oxidado o qué ?

-¡Joder! ¡ Me cago en la puta!.

No sé a que ha venido, pero después de 3 años encerrado alguien se dispone a visitarme, y eso es de agradecer.

-¿Cómo es la trena tío?, dicen que sales de ahí echo un filósofo.

-No sabes cuanto he llorado, la soledad es peligrosa tío, esas rejas acaban contigo, te consumen poco a poco como un cigarrillo. Por cierto ¿tienes un piti? voy a morir en esta cama de todas formas,- me enciende un cigarrillo y la nicotina me saluda de nuevo. Hay pocas cosas mejores en esta vida que fumar después de un buen tiempo sin hacerlo, como fumar después de un polvo..-oigo voces, te lo juro, ese puto pájaro y aquél río del 93, esos pequeños niños me hablan.

-Espera, espera, ¿el caso del 93?.

Se hace el silencio en la habitación:

-Vamos tío de eso hace ya más de veinte años. Joder, debe de ser duro tío, no sabía que aquí os drogaban.

-No hermano, no es por la droga, es por la soledad..bueno, da igual, cuéntame tío, ¿porqué estas aquí?, no creo que haya sido para traerme una caja de bombones y darme un masaje en los pies, ¿no?.

-No tío, en realidad estoy aquí, para hablar de aquél caso del 93, ya sabes, el caso del Río Child, han encontrado otro cadáver y sí..con ese símbolo en las manos..

Me inclino asombrado y subo el tono de la voz:

- Lárgate tío no me toques los huevos. ¿ Vienes a verme medio muerto para terminar de matarme?, empezaba a gustarme esas rejas.

-Te estoy pidiendo un favor, y tu lo necesitas más que yo..puedo sacarte de prisión.

Recordad..nadie os dará nada por nada..nadie. Pero no tenía nada que perder, así que, ¿por qué no?

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • Este relato no tiene comentarios
  • Este relato no tiene valoraciones
  • El vaivén de ese columpio, el llanto de esos padres..el rogar de esos críos.

    No mires su cicatriz, de lo contrario lo pagarás caro.

    El cielo me vomita, la realidad me acoge, pero no es algo que me ilusione.

    Preso de la lluvia, de su sed, de su don.

    5 meses rehabilitado, 5 meses echándola de menos, 5 meses sin verla, 1 noche para destruirlo todo.

    Era una noche de Invierno, cuando volvieron los recuerdos...

  • 6
  • 5.0
  • -

NEO-NOIR - CINE - RAP - ROCK - JAZZ - REGGAE - BACHATA - SALSA - REAL MADRID - DEPORTE - HUMOR

Tienda

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
19.09.18
25.05.18
Encuesta
Rellena nuestra encuesta