cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

3 min
EL CUIDADOR, CUIDADO
Reales |
05.02.21
  • 4
  • 2
  • 372
Sinopsis

Los cuidadores de personas enfermas, generalmente están sometidos a situaciones estresantes, que les pueden conducir al agotamiento físico y/o mental, ocasionando en el cuidador alteraciones emocionales de tipo ansioso y depresivo. Al no poder o no saber afrontar lo que está sintiendo pueden desencadenar un estrés postraumático con consecuencias imprevistas.

Marta, es una mujer de 70 años de edad, casada y sin hijos. Vivía con su marido en pequeño pueblo de una provincia de su país, Durante muchos años se desempeñó como ingeniero civil, pero la edad no le permitió continuar con su actividad laboral, el tiempo libre lo dedicó a estudiar pintura, su especialidad eran los dibujos de rostros humanos, arte que le permitía llevar una vida muy tranquila.

Un día, llegó a su casa una cuñada que la igualaba en edad y quien presentaba una masa tumoral maligna en el seno derecho, dicha seno presentaba signos de inflamación y dolor, pero tenía que ser operada en la capital de su país donde existían los recursos quirúrgicos para ese tipo de cirugía. Mientras esperaba el día asignado para la intervención se quedó como huésped en casa de Marta.

Marta la cuidaba con cariño y diariamente le aplicaba compresas calientes en el seno para aliviar la inflamación y suministraba analgésicos cuando tenía el dolor. Así pasaron los días y las semanas, hasta que llegó el día cuando fue llamada para la intervención quirúrgica. Marta despidió a su cuñada con mucho afecto y le deseó todo lo mejor para su salud.

Marta se comunicaba diariamente por teléfono para conocer la evolución postquirúrgica. Su cuñada le informó que le habían extirpado la mama y estaba recibiendo quimioterapia.

Quince días después, Marta comenzó a presentar dolor y crecimiento del seno derecho. Preocupada por los síntomas que sentía asistió a consulta médica. El doctor la examinó e indicó una mamografía. El estudio no reportó ninguna lesión tumoral, pero se apreció signo inflamatorio compatible con una “mastitis”, inflamación del tejido mamario, que a veces implica una infección cuyos síntomas son: dolor, hinchazón y enrojecimiento en los senos, pero también puede presentar fiebre.

Al médico tratante le llamó mucho la atención el estado de angustia de Marta y la interrogó al respecto.

— ¿Por qué está angustiada? —preguntó el doctor.

—Creo que tengo cáncer, —respondió Marta

—Qué le hace pensar que tiene cáncer, —Insistió el médico. —Ha visto o escuchado de alguien que haya presentado una enfermedad del seno.

Marta comenzó a llorar y relató al médico lo sucedido con su cuñada.

—Quizás yo tenga lo mismo, — dijo Marta.

—Usted está viviendo un trastorno de estrés postraumático, —respondió el galeno. —El cuidado de su cuñada le generó un estado de ansiedad y somatizó una enfermedad que usted no tiene. Es recomendable que usted se mantenga en reposo y con ayuda del psiquiatra para que le ayude a superar el trauma y reintegrarse con normalidad a su vida.

 

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • ¡Hola Ramón! Este relato que has escrito es muy veraz. Precisamente´por desgracia mi madre enfermó y murió de esta terrible enfermedad, y sé lo que sucede en estos casos. Sé también el papel del cuidador o cuidadora, porque yo mismo en una época también fui a cuidar a un enfermo terminal por esta enfermedad. Le hacía compañía, le exploicaba cosas, le cambiaba la ropa interior cuando se ensuciaba...y cuando le entaban ataques llamaba al médido y hablaba con él. Todo esto hasta quee se murió. Eres un autor muy humanitario, y esto es estupendo.
    Saludos Dr. Ramón...Muy parecida a esta historia, la tuve a nivel familiar , sobre el trastorno de estrés postraumático. Una sobrina se dedicó a cuidar a su hermano, los últimos meses que le quedaban de vida, quien venía padeciendo de un cáncer en etapa terminal. Esa joven, al poco tiempo, empezó a sentir los mismos síntomas del cáncer, inclusive estuvo internada, para descartar cualquier sospecha, cuyo resultado fue negativo, teniendo que acudir a un especialista que le ayudara en vencer dicho trastorno. Fue una experiencia difícil y dura. Gracias por trasmitirnos sus edificantes conocimientos.
  • Lo importante en la vida no es llegar primero, sino saber llegar. No sé justifica sacrificar los valores de amistad, solidaridad y honestidad por tratar de obtener un logro, a veces, se obtiene más por el corazón, que por la razón.

    Tanto como anhelamos la aprobación, tememos a la condena”. Hans Selye

    Todo pensamiento, genera una emoción, toda emoción genera una conducta. Aaron Beck

    Hoy hablé con el tiempo para detener por un instante mi andar y al volver la vista atrás me he dado cuenta del largo sendero que he recorrido. He visto como los años han disipado las fantasías de mi Inocente niñez, la inquietante rebeldía de mi juventud y los años útiles de mi madurez, pero dejó mis reflexivos años de la vejez para recordar y escribir la historia del caminante.

    Estuve en una lucha que no fue justa. Yo no pedí esa lucha y perdí. No hay vergüenza en perder esas luchas, solo en ganarlas. He llegado a la fase de sobreviviente y no me he esclavizado como víctima. Miro hacia atrás con tristeza y no con odio. Miro hacia el futuro con esperanza y no con desilusión. Puede ser que nunca olvide, pero no necesito recordar constantemente. Fui una víctima. Soy un sobreviviente. Frank Ochber

    El embarazo precoz es considerado una gestación de alto riesgo por la inmadurez biológica y psicológica de la madre adolescente. Su mente y cuerpo infantil no están capacitados para afrontar esa gran responsabilidad. Si a esta inmadurez le añadimos: el alto grado de marginalidad social en la cual vive, su deficiente alimentación, la baja autoestima, la inestabilidad, los conflictos en su núcleo familiar y falta de educación sexual; los riesgos de complicaciones maternas y fetales son un mal pronóstico. La mamá bebé es, muchas veces, rechazada por el grupo familiar, obligada a interrumpir sus estudios y resignada a ser madre soltera, por cuánto su pareja, también adolescente evade cualquier responsabilidad. El miedo, el aislamiento y la soledad afectiva que sufre la madre adolescente son proyectados en forma de rechazo al embarazo y al recién nacido con todas las consecuencias que esto significa para ella y para el niño.

    No es posible curarse sin aprender a vivir

    La necesidad de amor invade las diferentes etapas de la vida hasta convertirse en hambre insaciable de afecto.

    Desde el momento en que el cuerpo físico se deteriora irreversiblemente como consecuencia de vivencias de acontecimientos traumáticos o enfermedades crónicas, no importa cómo, pero ese cuerpo se abre como la crisálida para dar libertad a la mariposa que volará al infinito dejando atrás todos los males que te aquejan. es decir, a vuestra alma que queda . Elisabeth Kübler-Ross.

    "Saber que nosotros o nuestros seres queridos vamos a morir algún día crea ansiedad, eso lo descubrimos pronto en la vida. Allí comienza nuestro duelo anticipatorio, miedo a los desconocido, miedo al dolor que algún día sufriremos" (Kübler Ross y Kesller (2004)

Escribir, es dejar una huella de existencia en el tiempo, Es abrir una ventana al mundo para comunicar pensamientos y sentimientos. Cuando escribo soy yo, como un libro abierto, donde cada palabra escrita expresa mi manera personal de entender e interpretar la vida.

Tienda

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
11.09.20
10.03.20
Encuesta
Rellena nuestra encuesta