cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

2 min
EL DESVÁN
Amor |
17.06.15
  • 4
  • 3
  • 536
Sinopsis

Verano. El tórrido calor invita a tardes de siesta. De siesta o...

Eran días de verano. Tardes de un calor tórrido que amenazaba con secar las pieles y hacerlas caer de los cuerpos. Pero no para ella. Su piel estaba siempre fresca, olía a hierba y flores y tenía esa suavidad que hace resbalar la mirada. Era descarada y sensual. Se sabía hermosa con aquel ligero y corto vestido floreado, con su pelo ondeando al andar, con su piel nacarada... Recuerdo la tarde que la vi en aquel desván. No se por qué me quedé allí, oteando por las rendijas de las vencidas tablas. Estaba sentada en el viejo sofá con el vestido recogido sobre las ingles. Descalza. Las piernas desnudas. Sus ojos, la mirada ausente, estaban muy lejos de aquel lugar, perdidos en un sueño. Recordando tal vez, una vieja pasión. Vi como los cerraba y retrepaba su cuerpo dobre el respaldo. Acarició los senos y estiró de la tela desnudándolos. La oí gemir. Una de sus manos pellizcaba un pezón y la otra se deslizaba por debajo de las bragas. Así, mientras ella gemía de placer, mi mirada se perdía en su piel haciendo palpitar mi miembro con el cuerpo invadido de agitación y calor. En aquel desván conocí su piel, su frescura, su sabor y el estallar de su pasión. Y allí, el tórrido calor de las tardes de verano, dejó paso a la frescura de la primera ardiente pasión de juventud. Y desde entonces gozo su piel en la penumbra de las siestas de mil tardes abrasadoras.
Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • Detalladisimo y grafico, te genera imagenes muy buenas! Me gusto! Saludos
    Orgásmico el relato
    Muy erótico. Mola!! Un saludo
  • A veces el sol nos mira mal. Pero él solo pone la luz, a ratos, el calor. Nosotros ponemos todo lo demás.

    La vida es un caminar hacia el inexorable destino...

    Hay veces que no se acierta. Avanzar es casi imposible, pero desistir...

    Los escritores tienen el mundo, mil mundos, en sus manos...

    Hay sueños que, aunque peligrosos, son la razón de vivir si antes nos han quitado la esperanza...

    Un recuerdo. La pasión...

    Apenas la conocía. Sin embargo, esa situación iba a cambiar inesperadamente...

    Nunca sabemos realmente como somos hasta que la vida se nos rompe. Aún así, la enfrentamos, la gozamos y quizá, sólo quizá, seguimos sin saber qué somos...

    Hay veces que la vida nos lo pone tan fácil...

    Verano. El tórrido calor invita a tardes de siesta. De siesta o...

  • 12
  • 4.4
  • -

Me gusta entretenerme creando historias y leyendo las de los demás

Tienda

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
19.09.18
25.05.18
Encuesta
Rellena nuestra encuesta