cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

3 min
El escritor.
Reales |
27.10.13
  • 4
  • 15
  • 3194
Sinopsis

Un hombre, una idea, un papel... en busca de una perfección que no consigue alcanzar.

Te sentaste en un banco a esperar la noche, a ver morir el sol, una vez más, en el horizonte anaranjado. Observaste con estupor como la radiante luz del astro daba paso al tenue claro lunar. Te imaginaste al gran compositor sordo, en tu misma situación, y tarareaste en tu mente su sonata. Era tan bella. Tan perfecta para ese instante. Seguro su inspiración sobrevino también con un paisaje semejante, pensaste. Al igual que el maestro, empezaste a crear ideas, que plasmarías luego sobre papel, cuando llegaras a casa. Serían notas trazadas en cuadernos, pero no musicales. Serían letras cargadas de sentimientos, como lo son las grandes sinfonías. Pero en un DinA4 vacío, en blanco, sin claves ni pentagramas.

Escribiste unas líneas, que al principio parecieron sublimes, después tornaron a mediocres, tras ser releídas con más cautela, y que finalmente fueron etiquetadas como pésimas. Arrugaste pues el folio con rabia contenida, insatisfecho con tu trabajo. Llenaste la papelera de sueños y pensamientos de calidad dudosa, según tu criterio. Tú querías ser de los grandes, como lo fue Beethoven, al que admirabas, pero en versión escrita. Cansado, dejaste el lápiz sobre la mesa y saliste a dar un paseo, a despejarte por las calles ausentes, a robarle musas a la luna.

Volviste al poco tiempo, inundado de ganas e ilusión, pero te topaste en seco con el frustrante papel mudo, lleno de nada, desolado. Enfadado, lanzaste los aperos fuera de la habitación. No había cabida allí para intentos mediocres de relatos provenientes de escritores aún más mediocres.

El estruendoso golpe provocó la caída de un libro de tu biblioteca, abierto al azar por una página. Era un libro viejo, que nunca habías leído y ni siquiera recordabas tener. Un libro de terapias alternativas.

En las últimas líneas de la página encontraste tu redención:

...El sentir de un escritor, de la categoría que sea, es equivalente a la capacidad de expresar que tienen los grandes músicos en sus obras. La voz hablada y escrita son formas de transmitir experiencias, sentimientos, vivencias. Todo es arte. Sin importar la escala. Arte. Se basa en la habilidad de unir pequeñas partículas para un fin mayor, para crear con mayúsculas, aliviar el alma y mostrar al mundo que el autor tiene algo que decir. No debe preocuparse pues el compositor, artista o escritor por la calidad o cantidad de sus creaciones, sino por poder hacerlo libremente, dejando volar las ideas, poniendo la esencia en todo lo que hace. Sólo así se sentirá realmente satisfecho con su obra.

Fueron estas palabras las que cambiaron la visión de tu vida, de tu forma de escribir y pensar. Ayudándote a obviar los calificativos "bueno" o "malo" en tus escritos. Escribiendo por inercia, porque puedes, porque quieres, aunque nadie lo lea jamás. 

Es simple, las cosas reciben el valor que nosotros les damos. 

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • Después de haber leído alguno de tus relatos cortos tengo la sensación de haber descubierto a una muy buena escritora; me das pie a que te siga leyendo, y nada más tenga un poquito de tiempo comenzaré tu saga de "¿Dónde está todo el mundo?" En cuanto a éste relato, me ha fascinado: es como verse reflejado, sólo que en vez de estar delante de un papel en blanco, en mi caso se trata de una pantalla en blanco. La última frase es para grabarsela a fuego en la mente. Un saludo compañera literaria. Y gracias por pasarte a leerme y comentarme.
    jajaja cada uno tiene su manera de inspirarse J.C.Sáez. Si a alguien le va bien tomarse unas copitas para despejarte y escribir, pues vía libre... Dicen que los grandes artistas crean sus obras en el éxtasis sensorial, quizá propiciado por consumos de determinadas sustancias. Nadie es quién para juzgar! Muchas gracias por el comentario, me alegro de que te guste. Un saludo!
    “…pero te topaste en seco con el frustrante papel mudo...” En ese momento siempre tiro de una cerveza o un buen vinito o me pongo a juguetear con el OCB entre mis ágiles dedos. Y claro, siempre acabo con una buena cogorza, frustrado, con el lapicero mordisqueado y el folio en blanco. No soy Poe. Tampoco compondré nunca bajo los demoledores efectos de cinco litros de vino tinto como lo hacía en su juventud Robert Smith. Rioja, he podido leer en alguna entrevista. ¿El relato? Sensible, ligero, delicado. Una delicia. Saludos.
    Tienes toda la razón del mundo Javier, la cuestión está en madurar y crecer como personas. Te agradezco que seas un buen lector también =). Un saludo!
    yo creo que los escritores crecen a medida que maduran como lectores y como personas, a medida que son capaces de sintetizar todos los estímulos de ambas vías. escribes muy bien, Shiva, saludos tuiteros
    Ya he leído que domas bien a las musas rebeldes y te salden relatos muy buenos Pielfría. Gracias por pasarte! Un saludo!
    Lo que tú aquí describes me ha sucedido muchas veces, lo que pasa es yo soy muy cabezota y al final la musa me obecede porque la domo. En cambio, entre estás líneas no descubro nin gún bloqueo, sino buena literatura y un estilo fluido que invita a la lectura.
    BLUESS: Veo que sigues con la escritura tradicional de papel y boli, es genial que haya gente que mantenga las buenas tradiciones! Desde luego coincido con lo de que escribir es una forma de limpiarse por dentro. PACO: precisamente me gusta bastante esa frase y me alegro de que te guste también. Gracias por los cumplidos. Un saludo!
    Sabes expresar muy biene el bloqueo del escritor frente al papel en blanco. Excepcional la frase de "robarle musas a la Luna". Está bien eso de escribir porque sí, y si luego gusta, mejor que mejor. Saludos.
    Que curioso Shiva, es nuestro sino expresar más o menos "perfectamente". Yo sigo escribiendo en papel y luego, tras dejarlo un día en maceración lo remato en el ordenador, aunque la hoja con sus multiples correcciones en papel sigue existiendo. Yo creo que todos escribimos por necesidad, es como un drenaje. Finalmente lo escrito puede gustar o no, o ni lo muestras. La herida se curo un poco. Chao Cha.
  • Remonto después del veranito... espero estar más activa con el frío =).

    "Su piel posee un característica llamada dermografismo, que consiste en que cualquier contacto le deja una marca que tarda un rato en borrarse [...] Si la piel es sensible, ¿qué no dejará marca en el alma?" -Marwan-

    Amapolas.

    "Cando penso que te fuches, negra sombra que me asombras, ó pé dos meus cabezales tornas facéndome mofa." -Rosalia de Castro-

    Unas zapatillas, voluntad y ganas de olvidar.

    Micropoesía en colaboración con el paisano BLUESS. Gracias por todo =).

    Vuelvo a las andadas tras una temporada perdida por la realidad del trajín diario, pido perdón por la ausencia, aunque esté justificada... Os deseo feliz año a todos!

    "Entre la hojarasca / el pecho de la ardilla / se llena de luz." -Haiku de Otoño-

    “El espectáculo es imponente. Todas aquellas negras murallas de la gran caldera, con sus crestas, que parecen almenas, con sus roques enhiestos, ofrecen el aspecto de una visión dantesca. No otra cosa pueden ser las calderas del Infierno que visitó el florentino. Es una tremenda conmoción de las entrañas de la tierra; parece todo una tempestad petrificada, pero una tempestad de fuego, de lava, más que de agua." - Miguel de Unamuno-

  • 105
  • 4.59
  • 51

Lectora compulsiva. Aprendiz de escritora en mis ratos libres. Enamorada de la naturaleza. Desencantada con el egolatrismo de la sociedad. No conozco mejor forma de organizar mis pensamientos que plasmarlos en papel.

Tienda

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta