cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

3 min
El final de la carretera
Suspense |
25.10.16
  • 0
  • 0
  • 773
Sinopsis

El vacío interior lleva al protagonista a intentar el suicidio. Pero, para ello, pone en peligro la vida de otras personas.

Escuchó el portazo y las voces que se iban alejando por el pasillo. También oyó el golpe de la puerta de entrada. Después el silencio. La respiración y los latidos de su corazón se fueron acompasando y los pensamientos que hacía unos minutos eran un auténtico torbellino fueron convirtiéndose poco a poco en una idea obsesiva. Siguió sentado en la butaca, mirando sin ver la foto de la boda que estaba encima de la mesita baja. Un vestido blanco y un traje oscuro sobre el fondo de una iglesia. Levantó la vista y su mirada se quedó colgada de una tela de araña. Se levantó como un autómata, se puso la chaqueta que estaba en el respaldo de una silla y abrió la puerta del salón. Cogió las llaves del coche y salió. La idea ya había tomado forma.

Había comprado el coche hacía poco, el último modelo de un deportivo que le gustaba conducir por carreteras estrechas, sinuosas y con escasa circulación. No podía pisar a fondo pero sí derrapar, notar cómo dominaba la potencia del motor, frenar unos instantes antes de salirse de la calzada, el corazón a punto de estallar de emoción. A ella no le gustaba, por lo que siempre iba solo. En los últimos tiempos casi todo lo hacía solo.

Se fue despidiendo de las últimas calles de la ciudad. El atardecer era una hora que nunca le había gustado, por eso había elegido ese momento. Pero esta vez no conducía por la carretera de la montaña, sino por otra con más tránsito. Estaba esperando el momento. Después de una curva vio la recta de varios kilómetros, al final de la cual la pendiente terminaba en un cambio de rasante. Intentó dejar la mente en blanco, apartar el rencor, el odio, los reproches, las palabras hirientes, los engaños.

Fue incrementando la velocidad y sobrepasó la línea continua. Estaba conduciendo por la izquierda de la carretera, acercándose al final de la pendiente, del cambio de rasante. Cerró los ojos. Esperaba el golpe, el ruido, la oscuridad total, el fin. Notó el final de la pendiente y el brusco descenso y abrió los ojos. A unos cientos de metros se acercaba un coche que le hacía destellos con sus luces. Lentamente fue girando a su derecha y a los pocos segundos el otro vehículo le pasó rozando y tocando con insistencia el claxon. Le dio tiempo para comprobar que viajaban dos parejas jóvenes y que las muchachas, en el asiento de atrás, lo miraban por un instante con ojos asustados.

Le sorprendió la frialdad de su corazón. Nunca había sido así, sino una persona alegre y optimista. Pero no quiso reflexionar ni pensar en otra cosa que en conducir y mirar hacia adelante, hacia la línea de la carretera y hacia las montañas que comenzaban a disolverse en el horizonte. La recta se estaba terminando y la suave pendiente, que volvía a convertirse en un cambio de rasante, estaba cada vez más cerca. Empezó a acelerar y a girar despacio hacia la izquierda. Ya había sobrepasado la línea continua y cerró los ojos, acelerando cada vez más.

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • Este relato no tiene comentarios
  • Este relato no tiene valoraciones
  • Realidad y ficción entremezcladas. Parte de la historia es verdadera. Está hecha de recuerdos infantiles, de deseos frustrados, de sensaciones, de emociones. En eso consiste la literatura, saber elegir lo vivido, lo sentido y lo imaginado.

    Dos vidas que se cruzan en un parque. ¿Sueño, realidad?

    La vejez y la niñez se funden en un instante mágico

    La decisión más importante de un presidente de gobierno depende del azar. ¿Podría ser esto posible? Ojalá no, sobre todo cuando faltan pocas horas para que en el país más poderoso del mundo se elija a uno que puede tomar decisiones de esta forma.

    El vacío interior lleva al protagonista a intentar el suicidio. Pero, para ello, pone en peligro la vida de otras personas.

    ¿Cambiar la liturgia, las ceremonias que se repiten como una forma de agradar a los dioses o a los poderosos, puede acarrear desgracias?

    Un jugador de ajedrez que tiene poderes curativos, se dirige a un pueblo para demostrar sus capacidades. El destino no le dejará actuar, pero hay otros poderes que desconocemos.

    Cuando alguien está solo delante del televisor, con una cerveza muy fría y frutos secos, escuchando el noticiario, puede dejar volar la imaginación. Lo normal es que sea un vuelo a ras de suelo.

Maestro y orientador jubilado, defensor de la escuela pública. Amante de la buena música de cualquier época, lugar o estilo. Soy jugador aficionado de ajedrez, hago deporte regularmente, leo de forma casi compulsiva y escribo de manera ocasional sobre el azar, la suerte, la serendipia o sobre temas cotidianos, aquello que nos rodea y nos influye.

Tienda

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
11.09.20
10.03.20
Encuesta
Rellena nuestra encuesta