cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

2 min
El hombre de bronce y de cristal
Poesía |
25.05.18
  • 5
  • 1
  • 1990
Sinopsis

Un hombre

Viene bajando por la calle

Uno de sus hombros 

Es de cristal

El otro es de bronce

Con el de cristal

Sostiene las estrellas

Que marcan

Su destino

 

Con el de bronce

Soporta

Los castigos

Que los dioses le han otorgado

Y sin embargo

No es un hombre infeliz

Soporta su destino

Soporta el castigo

 

Cuando baja

Encuentra una fuente

Y de la fuente

Surge el rostro de una mujer

 

Una mujer

Que escruta sus facciones

Como si lo hubiera conocido

Años atrás

Siglos atrás

Ella salta

Sobre el hombre

Precisamente sobre su hombro derecho

 

Espera que no sea 

Un castigo para ti

Dijo ella

El  hombre no abandona su eterna sonrisa

 

Cuando llegan al final

De una playa

Las rocas se apartan:

Hay un hueco

En el suelo

 

Este es mi hogar

Dice el hombre

Y desaparece

Mientras la mujer le espera

Junto a los peñascos

Hasta que se hace de noche

 

Y hay truenos

Y hay tormentas 

Y la mujer que era como de arena

Se disuelve en el agua de mar

Desaparece como hizo el hombre

 

Al cabo de 33 dias

El hombre

Pregunta qué haga sido

De la mujer

Pero a sus pies 

Hay

Un charco de diamante y

Escamas de oro

Camina sobre ellos

Los devora

Algunos que le vieron devorar

Los diamantes 

Le llaman asesino

 

Lo crucifican

Y cuando está en la cruz

El hombre de bronce

Cae al suelo

Se rompe

Y los diamantes

Se mezclan con el oro de la mujer

 

Hay quien afirma  que aquel  es

Un lugar maldito

Otros dicen que es lugar 

De peregrinación

Cuando hay miles de gentes

Y el hombre se ha desclavado de la cruz

Parece mas  feliz que nunca

¿Y eso por qué? Le atosigan con preguntas

Es sencillo, dijo el hombre, 

Me he liberado del peso del bronce

Me he liberado

Del peso de miles de estrellas

 

Me he liberado de la cruz y me he liberado

De la mujer

Ya nunca la volverá 

A ver

Ni ella a mi

No vosotros a mí

 

El hombre se pone

En camino

Se aleja de su tribu

De falsos adoradores

Que no sabían qué hacer con el oro

Y los diamantes

 

Compraron vino

Y bebieron tanto

Que a la mañana siguiente

Se habían olvidado 

Del hombre de bronce

Y de su asesinato.

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • 39
  • 4.45
  • 393

Tienda

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
11.09.20
10.03.20
Encuesta
Rellena nuestra encuesta