cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

2 min
El hombre sonriente
Terror |
02.11.14
  • 5
  • 4
  • 1507
Sinopsis

"¡Feliz navidad a todos!" exclamó el hombre sonriente. Nadie notó lo que sostenía en su mano, tampoco notaron lo que había debajo de su pomposo traje rojo...

El hombre sonriente caminaba por la calle sin una sola preocupación en su cabeza. Disfrutaba de la fría noche mientras ajustaba su abrigo rojo y pomposo.

A lo lejos una multitud aplaudía y chiflaba, el desfile de navidad se acercaba por el horizonte.

El hombre sonriente compró un puñado de globos adornados con la imagen de Santa Claus sonriendo y sonrojado. Pero no tan sonriente como aquel hombre.

La multitud alegre no se percató de aquel hombre en medio de ellos, todos esperaban la llegada de la carroza mas grande y brillante. Santa Claus otra vez, sentado como un rey en su trineo, Rodolfo con su nariz resplandeciente. La música sonaba a todo volúmen.

El hombre sonriente alzó sus brazos como si quisiera abrazar a todo el mundo. Un par de globos se soltaron del puñado en su mano, se fueron flotando. Huyendo.

-¡Felíz Navidad a todos! exclamó el hombre sonriente, unas cuantas personas se asustaron ante tremendo grito, la mayoría sonrió, los niños reían. Pero nadie sonreía tanto como aquel hombre. Y nadie notó lo que aquel hombre sostenía en su otra mano, la que no sostenía aquellos brillantes globos. Tampoco notaron lo que había debajo de su pomposo traje rojo.

La banda tocaba una fuerte tonada navideña, pero la explosión fue mas fuerte que toda su energía navideña.

Catorce cadáveres y muchos heridos quedaron tendidos en la calle.

Uno de los muchos trajes de Santa yacía hecho pedazos moviéndose con la suave brisa de diciembre. Tres dedos quedaron bajo un guante blanco, que ahora también era rojo.

Junto a un carruaje, ahora ennegrecido y retorcido, yacían dos zapatos verdes de duende con un pequeño chinchín en la punta, ambos pies seguían dentro de ellos.

 

Uno de los muchos bomberos encargados de recolectar las partes dispersas de las víctimas lloraba amargamente mientras recogía la cabeza de un hombre que encontró bajo un árbol adornado por pequeñas y ahora opacas luces navideñas.

-Oh Dios, mira cuán alegre estaba este hombre. Murió con una enorme sonrisa en su rostro.

Pobre, ojalá no haya sufrido tanto...

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor

Hace un año jamás habría pensado en escribir un relato corto, mucho menos en leer un libro cada semana. Pero aquí estoy, tratando de seguirle el paso a todos ustedes. Tal vez tenga talento o tal vez no. No lo sé. Pero planeo atravesar éste oscuro túnel y averiguar si hay algo brillante para mí al final...

Tienda

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta