cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

4 min
El Juicio
Fantasía |
26.05.05
  • 3
  • 1
  • 1750
Sinopsis

Romeo y Julieta son, en mi planeta, los personajes de una obra famosa, y yo a veces olvido que en la realidad Romeo y Julieta no son nombres atados por un amor imposible. En un planeta que, obviamente, no está cerca del mío Romeo y Julieta son los hijos de alguien muy importante, ellos deben ser un poco mayores que yo, pero lo poco que de ellos sé, es acerca de la época en que eran un poco menores de lo que yo soy ahora.

Yo no soy nadie, solo una escritora más que narra historias de otros… no soy quien para juzgar al mundo. Tampoco Romeo, ni Julieta. Pero Romeo y Julieta no pidieron ser quienes nos juzgaran, simplemente se les asignó.

La gente adulta es igual en mi planeta y en el de ellos, y no les gusta tomar las decisiones imposibles de tomar, pero los adolescentes en su mundo si lo hacen, y no acostumbran equivocarse. Por eso decidieron ponerle a aquellos gemelos semejante trabajo.

Romeo y Julieta fueron llamados a una reunión de la sociedad que dirigía el planeta. El tema de discusión era muy simple desde el punto de vista de algunos miembros de la sociedad: en mi planeta dominaba una especie poco agradable que estaba destruyendo todo el planeta, y para evitar el desequilibrio que causaría la destrucción de un planeta, decidieron eliminar a los “asesinos”… si lo pienso detenidamente, me avergüenza un poco ser parte de esa especie que aparentemente merecía la muerte, pero me avergüenza más tener que admitir, que no soy mejor que mi gente, y he causado tanto daño como ellos. Por más cuidado que se tenga, uno acaba por equivocarse.

Romeo y Julieta aceptaron la misión de visitar mi planeta para resolver una controversia: varios miembros de la sociedad consideraban incorrecta la eliminación de una especie completa. A Romeo no le simpatizábamos, y Julieta nos disculpaba a todos por el bien de un par de personas que, aún sin ser perfectas, hacían cosas buenas por un planeta agonizante.

Romeo y Julieta se integraron a los humanos, y asistían a un colegio, alquilaban una casa, y comían tres tiempos al día. Al mismo tiempo, vigilaban a un grupo de humanos que habían escogido al azar. Aquí en la tierra eso se llama muestreo, ellos deben usar algún otro nombre.

Desde que llegaron a la tierra, los gemelos se toparon con pruebas contundentes de la frialdad humana: unos niños apedreando aves, gente usando pieles de animales, un muchacho pateando a su perro, un par de maleducados tirando basura en las calles, chicas deshojando flores… si tratara de enumerarlo todo, me quedaría sin papel para escribir tanto.

Sobre todo los compañeros de colegio acostumbraban hacer cosas semejantes, y cada vez que ocurrían tales desgracias, Romeo parecía morir de desdicha. Por ejemplo, una vez, un chico se puso la tarea de arrancarle hojas a un arbusto, hasta que lo dejó del todo pelado; y Julieta no soportó las ganas de reclamarle. Precisamente Julieta reclamaba aquella salvajada, cuando se presento Romeo, y viendo al arbolito que prácticamente moría asfixiado, no pudo más que ponerse a llorar. Romeo desarrollo cierto odio por los humanos en el proceso del juicio. Pasó el tiempo, y Julieta logró amistad con dos humanos: Graciela y Francisco.

Julieta creía que los humanos eran raros, pues nunca había conocido una especie de opiniones tan variadas. Los humanos no eran malos… bueno algunos si lo eran, otros eran torpes y no se percataban del da&n

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor

Tienda

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
10.03.20
13.08.19
Encuesta
Rellena nuestra encuesta