cerrar

Esta web utiliza cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

3 min
El néctar de las noches
Reflexiones |
09.03.15
  • 4
  • 0
  • 429
Sinopsis

El sexo como producto disfrazado en una buena imagen, para algunos, como un revolver con una sola bala cargada. Nos convertimos en una oferta, buena o mala, de las demandas sociales tanto para amoríos como "amistades". Después de todo nadie quiere la peor oferta. Aveces resulta agotador y sin sentido, ofrecer lo mejor de nosotros, pero sin duda siempre hay devoluciones.

¿Que es lo que quieres? ¿Una televisión, un celular, un auto, ropa de marca? Ni siquiera tienes el físico del tipo de la foto, esa camisa no te va bien. Vamos Prometeo no engaño a Zeus para que tu lo eches a perder así como si nada. Lo que quieres es el néctar, el jugo de todas esas cosas, lo que te da pero no lo que es. 

Llegas al bar, saludas al patovica. Te aprendes su nombre, dile un cumplido sobre sus músculos, les encanta eso. No están metidos en el gym todo el día por nada. Entras al bar, sonríe por dios santo. Busca a tus amigos ¿tienes amigos verdad? No tomes demasiado alcohol, sin duda eso no te ayudara. Tienes que parecer inteligente, no eres como los demás, lo que dices es interesante. Un tipo relajado, sin estar exaltado, que no te importa esa chica hermosa que te esta mirando, no seas un desesperado. Se buena onda, deja que los demás se amolden en ti. Se sienten seguros, se sienten diferentes contigo. De a poco el néctar comienza a sentirse cada vez mas sabroso. Esta es la verdadera droga, verdad que si. Todos aman lo que eres, todos quieren ser como vos y lo mejor de todo es que es real. Ninguna droga lo hizo, ningún estupefaciente. Esto esta sucediendo ahora. Me siento intocable, poderoso, mejor que los demás. Incluso siento que la energía se apodera de mi cuerpo ¿Qué debería hacer? ¿Debería parar? 

-Me gusta tu pelo -dice la chica hermosa. 

-Gracias, a mi también. 

-¿Qué se te dio por elegir ese corte? 

-No recuerdo donde lo vi, pero me gusto y me lo hice de inmediato sin pensarlo dos veces. 

-Te queda muy bien. 

-Gracias, me gusta tu vestido. 

-¿En serio? ¡Gracias! Sinceramente no sabia que ponerme para salir hoy. 

-Guau debes tener muchos vestidos entonces. 

Ella se ríe- no en realidad no, simplemente soy muy indecisa. 

-¿De verdad? ¡quien lo hubiera dicho! 

Nos quedamos mirando uno al otro sonriendo. 

-¿Ellos están contigo? 

-Si -guardo un segundo el silencio- No voy a presentártelos. 

-¿¡Por qué!? -exclama con una sonrisa. 

-Eres muy indecisa y ellos simplemente odian a la gente indecisa. 

Ella se ríe. Me acerco un poco mas, nos miramos a los ojos. Empiezo a besarla lentamente, toco su cintura, pone sus brazos sobre mis hombros, los besos comienzan a ser mas apasionados. Nos movemos a una parte mas oscura, nuestros cuerpos se chocan y el calor va subiendo. Necesito un trago. Después de un rato ella se va con sus amigas. Comienzo a beber y beber. Mi pelo esta despeinado, derrame bebida sobre mi remera. Estoy transpirado, empiezo a divagar en temas sin sentido. La música se torno aburrida, saturo mis oídos. El néctar se derrama por mis brazos, mis piernas, mi cuerpo. Todo se va, se evapora, se termino. Apaguen las luces, todo el mundo afuera. 

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • Este relato no tiene comentarios
  • Carla, una pequeña niña que pasa el día en casa de sus abuelos. Pero esta vez, la visita es totalmente diferente a las demas. Quiza no vuelva nunca mas a su casa.

    Los miedos y las dudas alejan a las personas de la realidad, llevándolas a un mundo donde nada tiene sentido ni explicación. La persona se vuelve sorda a su corazón y escucha atentamente a las palabras ajenas como si de iluminación se tratasen. Llega el caso en que uno se siente perdido, como en una casa, con pasillos interminables y puertas con mas puertas dentro.

    El sexo como producto disfrazado en una buena imagen, para algunos, como un revolver con una sola bala cargada. Nos convertimos en una oferta, buena o mala, de las demandas sociales tanto para amoríos como "amistades". Después de todo nadie quiere la peor oferta. Aveces resulta agotador y sin sentido, ofrecer lo mejor de nosotros, pero sin duda siempre hay devoluciones.

    Su piel oscura y su pelo negro, mas sus labios bordó con sus ojos cafe. Una bomba en plena explosion que capta los ojos de todos. Quiza despues ya no quede nada mas que polvo y cenizas. Pero el fuego que una vez ardió, ah cristalizado la arena.

    Un pequeño cuento, de lo que me pasa muy a menudo.

    Una pesadilla.

    Ojala sea de tu agrado.

Tienda

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta