cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

10 min
El niño Arbol
Reflexiones |
29.06.15
  • 0
  • 0
  • 322
Sinopsis

Capitulo 1- La decisión del niño.

 
Amable, sonriente y feliz, esas eran las cualidades principales de aquel chico. Darían tiene 14 años, aparenta ser un adolescente normal y corriente a ojos de cualquiera, pero el tenia una terrible obsesión por los insectos. Esos bichitos eran su felicidad.

En medio del gran jardín en el que se encontraba, los observaba con gran interés, los perseguía e incluso los dibujaba.

Un pequeño hueco dentro de un enorme árbol le llamo la atención.

—¿Que habrá dentro? — se pregunto, su curiosidad le incito directamente a entrar, cuando de repente...

—Espera —una niña fantasma apareció a su lado, le mostro una mirada tímida y inocente, ella le dijo con una tierna sonrisa, de que en aquel lugar nadie se atreve a entrar, ni tampoco saben por qué. Nadie sabe nada, no hay mitos, sabios o leyendas que sepan algo, simplemente, es un lugar en el que no mira nadie.

 
—Te atreverías a entrar? —Acabo por decir la niña como incitándole a jugar al escondite.


Él chico no podía parar de mirarla o eso pensaba la pequeña fantasma. Darían miraba a través de ella el gran agujero del árbol, su obsesión por los insectos que rondaban alrededor de aquella entrada le llenaban los ojos de intriga, misterio y aventura.

Ella al poco después lo entendió y se le borro la sonrisa de la cara. Apenada miro tristemente hacia abajo, ella sintió todavía más que no existía. Volviéndose todavía más transparente que antes...

Él joven camino hacia ella y la atravesó por completo como si nunca hubiera estado allí. Piso las frutas podridas del árbol milenario y entro en aquella cueva de raíces, en medio de aquel oscuro lugar no podía diferenciar ni ver nada, cuando de repente, una misteriosa voz le hablo:
 

—Vaya.. así que atravesaste mi jardín. Yo soy tu ángel guardián, conciencia, alma, mente, espíritu, vision, llámame como quieras. No importa el lugar en el que estés para llegar a esta sala, sólo tu mente es la llave. Estas en lo mas profundo de tu alma, atrévete a abrir lo que temes esconder. Vamos.


  Después de aquellas palabras, una puerta cuyo extremos parecían extenderse hacia el infinito, se abría delante suya iluminando el interior del pequeño árbol por completo en el que se encontraba. La intensa luz le cegó por completo no podía ver nada, sólo sentir. Si, esa luz le transmitía emociones.


  —La percepción emotiva extrema esta en ti —dijo aquella voz —Con esta semilla dentro de ti, percibirás y sentirás los sentimientos de una manera más fuerte. Esta anormalidad será tu poder dominante, pero no puedo decirte nada mas, sólo soy una puerta que acabas de abrir al fin y al cabo. Y ahora no vivas tu vida, fluye por ella.

 

Capitulo 2 - Las palabras de la niña

 
Años despues, Darían se encontraba de pie mirando el muro de su habitación. Con su mano toca la fria y espesa pared que tenia enfrente de el, y dijo:
 


—¿Porqué? Cuando abri la puerta del destino. Me dijo la voz que sentiria los sentimientos de una manera mas fuerte. Pero yo.. no soy capaz de expresar nada. Ninguna emoción, palabra, dolor. Nada. Solo.. cierro la mente. ¿ Que soy ?



Perdido en sus reflexiones, Darian perdio tambien la noción del tiempo por completo. El reloj del muro de su habitación avanza a gran velocidad. Las horas se vuelven minutos y los minutos segundos. Al contrario de las agujas del reloj, Darian se movia cada vez mas y mas lentamente. Con el alma perdida... el apenas podía moverse.

En este micro-instante, raíces penetraron por sus venas y una gran fuerza nació en su interior. Al igual que una planta, Darían se convirtió en un recipiente con el que podía absorber toda la energía vital de su alrededor. Ni siquiera fuertes dolores físicos le podían hacer reaccionar en lo mas mínimo. Sus brazos eran ramas y sus piernas raices, que le mantenian prisonero y paralizado por completo. Poco a poco.. en árbol silencioso se convirtió.
 

—Mírate.. convertido poco a poco en un árbol muerto. en un autentico vegetal... — era la voz de la niña fantasma.


Apareció ella, mirando hacia el suelo.. como aquella vez en la que el, la dejo junto al gran árbol. Se miraron a los ojos. El, inexpresivo como una planta, y ella con los ojos tristes y enfadados. indignada y apenada.. Ella le quería y le odiaba.
 

—Escucha la fuerza del silenció. — le dijo ella seriamente — es lo único que puede hacer..
vamos, inténtalo.


Darian empezó a escuchar una hermosa cancion. Pero el no seguia la melodía, sino el vació entre cada nota.

Despues de una trágica mutación mental, Darían estaba muriendo. Poco a poco.. salio del cuerpo que le mantenía atrapado. Se cogieron de la mano. El podía tocarla, notar su presencia. Darían es ahora un fantasma, al igual que su compañera.
 

—¿Estoy.. muerto?

 

—Si - respondió ella — El monstruo de tu interior se apodero de tu mente hasta tal punto que acabo con tu propia vida.

 

—Yo.. quisiera abrazarte con toda mi alma, pero siento que si lo hago..
no podría volver jamas a aquel lugar - dijo Darian tristemente - perdoname..
antes de volver a este mundo, tengo una misión que cumplir.


El niño soltó delicadamente la mano de la niña y de un paso atrás, dio la vuelta para hacer frente a la monstruosidad que tenia delante.

 

Capitulo 3 - La reencarnación

 

El inexpresivo hombre árbol que tenia enfrente desprendía un aura repugnante. Su odio seguía creciendo y creciendo, absorbiendo toda la energía de la naturaleza de su alrededor.

Sin embargo, dentro de aquel complejo sujeto se escondían verdaderas tormentas de emociones.. sentimientos que parecían ilimitados. Así es. La puerta del destino que abrió Darían en tiempos atrás no le había mentido.

Darían sabia que el corazón del monstruo era la clave para cumplir sus objetivos.

La niña dio unos pasos hacia el. Darían apenas noto su presencia, se encuentra demasiado absorbido con lo que tiene enfrente de el. Ella siguió caminando, observando su compañero de perfil, y de un tono amigable le dijo:

 

—¿Lo puedes ver? Este monstruo es un recipiente que se fue llenando de odio durante mucho tiempo — dijo la niña con una sonrisa floja — Si entras en tu cuerpo material, yo no podría describirte lo que ocurrirá despues. Es algo que solo tu tienes que afrontar.


Darían, seguro de si mismo, avanzo hacia aquel retorcido ser. Y al atravesar su monstruoso cuerpo material, se llevo una sorpresa.

Aquel hombre árbol contenia todo un universo en su interior. Se podía apreciar el Cosmos perfectamente en el cielo. La tierra que pisa esta llena de vida y imaginacion, musgos, plantas y flores que crecen y se transforman continuamente en otros vegetales muy diferentes. El jardin se perdia en el horizonte, parecia infinito. Ríos que caen en el vacío, mariposas que vuelan por todas partes y cambian de colores continualmente, raíces de troncos que se entrelazan entre si, y millones de insectos que se fusionan los unos a los otros para metamorfosearse en otras especies diferentes. Este sitio es un autentico laberinto. Un rompecabezas pero a la vez armonioso, poético y bello.

Empezó a caminar hacia un lago que tenia enfrente, al mirarse dentro, Darían vio su reflejo en el agua, tenia una sonrisa diabólica, con dientes finos y afilados que ocupaban media cara, así que empezó a tomar conciencia de lo que era realmente: Odio.

¿ acaso Darían fue absorbido por su propia oscuridad ?

El demonio empezó poco a poco a reirse solo.. hasta reírse descontroladamente, con lo que grito euforicamente:
 

—POR FIN. Por fin pude salir de este imperfecto cuerpo que me mantenía atrapado.
La energía de los Dioses fluyen dentro de mi ahora con total libertad.
¿Quien podría pararme ahora?

—eh tu.. — una tímida pequeña voz sonó de repente en aquel lugar.


El demonio miro hacia delante, se le borro la sonrisa inmediatamente, sus retorcidos ojos se sorprendieron completamente, parecía asustado.

Era su otra versión de el mismo. Si, era Darían en su cuerpo humano, hablándole desde lo alto de una colina. no era ningún fantasma.. al igual que el demonio, ambos tenían sus cuerpos materializados y reales.

Para el demonio, el solo hecho de pensar en volver a estar atrapado en aquel cuerpo le ponía enfermo. Esas raíces que le mantenían atrapado durante tanto tiempo convirtiéndole en árbol le daban ganas de vomitar, ya que el ahora, al separarse de su cuerpo original, podía moverse con total libertad. El demonio miro con desprecio y repugnancia aquel niño, con lo que pudo decir:
 

—Este niño, soy yo.. no lo puedo ver. MUÉRE — grito descontroladamente el ser de odio.

 

— Eh.. monstruo, sígueme! — El joven humano incito al demonio a jugar al escondite en aquel lugar.


El demonio, de una sonrisa malévola, acepto el juego.
 

—¿ Jugar conmigo mismo ? — dijo burladamente — de acuerdo, acabare con esa estupidez. Dividirse en dos fue inevitable, acabare contigo y seré uno.


El era mil veces mas astuto que aquel joven, se movía a la velocidad de la luz, con el cuerpo ágil como el viento y con tan solo moverse un poco, podía desaparecer por completo del ojo humano.

El joven se escondió detrás de un arbusto, cuando de repente.. la cola del demonio atravesó el pecho del chico, atravesándole el corazón y la espalda por completo. El pequeño humano escupía sangre, mientras que su versión demoniaca disfrutaba de manera sádica mirándole de frente fijamente.

—si.. es cierto. solo uno de los dos puede ser real. solo uno.. puede existir. — dijo el joven sin aliento.   Empezó a trepar por la cola clavándosela todavía mas a si mismo para llegar a aquel ser terrorífico. Con valor y sufrimiento, Darían llego hasta el demonio que parecia disfrutar de aquella absurda y patética escena.


Inesperadamente.. dio su ultimo aliento para abrazarlo fuertemente. El ser de odio.. se esperaba de todo menos eso. No podía entender algo que desconocía por completo.


—¿ Que significado tiene eso ? - se pregunto.


Mas pensaba en ello, y mas transparente se volvía, hasta desaparecer completamente. Al abrazar al demonio, Darían convirtio su oscuridad en luz.

El niño callo al suelo, muerto. volvió a encontrarse con su amiga... y esta vez, pudieron los dos morir de verdad. liberandoles de la maldición, pudieron hacer el gran viaje hacia el mas allá

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor

Tienda

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
19.09.18
25.05.18
Encuesta
Rellena nuestra encuesta