cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

3 min
El Pacto.
Terror |
10.04.15
  • 1
  • 1
  • 1198
Sinopsis

Un hombre muere después de recibir cierta visita.

Lo encontraron muerto en su salón, cerca de la puerta de la calle. El forense dictamino que su muerte fue debido a un infarto, pero por la expresión que sé le quedo en la cara al cadáver, el médico supuso que la causa de paro cardíaco fue algo que asusto de una manera terrible al fallecido.

El hombre había hecho un viaje por el interior de Inglaterra, zona de paramos y supersticiones. Una noche se vio obligado, a causa de una fuerte tormenta, a buscar refugio en una posada bastante apartada. 

Mientras la tempestad aullaba ferozmente, el no paraba de quejarse del maldito tiempo que lo mantenia atrapado en aquella posada junto a lugareños que no apreciaban mucho a los extraños.                                                                                                            

Llego a decir, después de algunas cervezas, que  seria capaz de vender su alma al diablo por una mejora del tiempo. Se acerco entonces un hombre que estaba sentado en una mesa algo alejada y le dijo si hablaba en serio, y el siguiendo la broma le dijo que si. 

Entonces el hombre sacó un papel, escribió una especie de contrato y con un cuchillo se hizo un pequeño corte y firmo con su sangre, diciendole si se atrevía a hacer lo mismo. Pensó que unos campesinos ignorantes no iban a asustarle para reírse de el. 

Fuera aumentaba la intensidad de la tormenta. Firmo.  De repente, inexplicablemente, la tormenta ceso y el cielo empezó a despejarse.
El lugareño, aparentemente siguiendo aún con la broma, le dijo que algún día le visitaría para cobrar su parte del trato.

Mucho tiempo después,  aquella estúpida broma en la posada no se le iba de la cabeza, y cada vez que se desataba una tormenta se ponía más nervioso que nunca. Una noche, en la que una tormenta descargaba su furia cual castigo bíblico, tocan en la puerta de su casa. Abre y ve al campesino de la posada.

-Se acuerda mi? le dijo. 
Nota entonces un fuerte dolor en el pecho, cayendo fulminado en el instante.

El lugareño al regresar a la aldea, dijo en la posada que había ido a Londres en busca de trabajo, y que paso por la casa del visitante de la ciudad para saludarle, pero inexplicablemente habia fallecido en ese mismo momento.

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • 54
  • 3.91
  • -

Tienda

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta