cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

17 min
Él: Parte 3 - Memorias de un Sobreviviente
Terror |
09.03.15
  • 0
  • 0
  • 204
Sinopsis

Tercera parte de la serie de relatos "Él". Esteban Flynn es un investigador paranormal que al escuchar el caso de una mujer desaparecida después de un accidente automovilístico se dirige a la escena con una grabadora de audio para documentar verbalmente todo lo que sucedía. Lo que él no sabía es que este evento era sólo el comienzo de algo aterrador.

Reporte policiaco: Las siguientes grabaciones de audio fueron confiscadas del parapsicólogo Esteban Flynn para ser investigadas. Lo que el hombre de 34 años describe en estas grabaciones puede ser muy perturbador para el lector. Se recomienda discreción.

 

 

Parte 1

17 de noviembre de 2004 (18:49)

*Esteban*

            ¡Es hora de otra investigación! Lucía y yo acabamos de ver en las noticias que una señora se fue a dar contra un árbol en plena carretera y no hay rastro de ella. Una chica llamada Mónica Sanders confirmó saber quién era esa señora pero eso no ayudó en nada a los policías para encontrarla. Iremos a investigar el área dentro de una hora.

 

(19:57)

*Esteban*

Hemos llegado hasta el árbol en donde ella se fue a estrellar. Obviamente el auto ya no está pero se puede ver bien el lugar exacto en donde lo estrelló.

            Lucía está preparando el “detector de fantasmas”, como lo llamo yo, para ver si es posible que algo haya venido por ella y se la haya llevado a otra dimensión. No sabemos.

 

*Lucía*

            -Amor, esta cosa no detecta nada. Ni siquiera se mueve el indicador. Creo que estamos perdiendo nuestro tiempo aquí.

            En realidad no creo que la desaparición de esta mujer tenga que ver con algo paranormal; tal vez salió despegada del auto y se fue caminando o alguien la secuestró.

 

*Esteban*

            Investigamos un poco más el área y no encontramos ningún resultado satisfactorio. Otra investigación fallida.

 

18 de noviembre de 2004 (01:34)

*Esteban*

            ¿Qué posibilidades existen de que alguien haya desaparecido después de un accidente automovilístico sin dejar ningún rastro? Si la señora Muñoz hubiese estado consciente después del accidente hubiera llamado a la policía o a una ambulancia o se hubiera podido ir a un hospital pero dudo mucho que alguien deje su auto así nada más a la mitad de la carretera. Fui a investigar en el único hospital que está cerca del lugar del accidente, que por cierto está a ocho kilómetros, y no había registro de que ella hubiera  estado allí. Incluso fui a preguntar a las viviendas cercanas y tampoco había llegado allí.

 

 Tengo que seguir investigando. Algo paranormal está detrás de todo esto.

 

19 de noviembre de 2004 (21:38)

*Esteban*

            Lucía sigue diciendo que esta investigación es inútil y que la desaparición de la señora Muñoz fue un simple secuestro pero yo no lo creo así. Algo muy dentro de mí me dice que no fue algo tan simple como un secuestro. Tiene que haber algo más; un fantasma, extraterrestre, algún portal a otra dimensión o tal vez ella no era un humano.

 

*Lucía*

            -¡Ya deja eso! Fue un simple sec… [Esteban deja de grabar]

 

 

24 de noviembre de 2004 (10:47)

*Esteban*

             Estoy nuevamente en el área del accidente. Traje conmigo el “detector de fantasmas” para captar cualqui… [Estética] …de un ser de otra dimensión.

            Acabo de encenderlo pero no detecta nada.

 

(A partir de este momento lo que dice Esteban Flynn no es muy claro debido a la estética pero escribiremos lo que logramos captar)

 

            ¡Está detectando algo! La intensidad no es muy fuerte pero lo log… [Palabras imposibles de entender]

 

            ¡Eso estuvo de lujo! ¡No puedo esperar para contarle esto a mi novia! Grabaré toda la conversación para que quede grabado como admite haberse equivocado. *risas*

 

 

(15:03)

*Esteban*

            Ya vino Lucía. Iré a contarle todo lo que pasó.

 

            -Creo que me debes una disculpa. Hoy fui nuevamente al área del accidente y el “detector de fantasmas” marcó verde. Eso significa que detectó algo a menos de cinco metros a la redonda. ¡En tu cara!

 

*Lucía*

            -No te creo.

 

*Esteban*

            -Mira el registro del detector. Justamente a las 10:47:46 empezó a detectar algo a menos de 25 metros a la redonda y en un par de segundos ya había detectado algo a menos de cinco metros a la redonda. Después me empezó a dar mucho miedo y empecé a sentir un fuerte dolor de cabeza pero no me importó porque estaba feliz de que ya tenía algo.

 

*Lucía*

            -Está bien, te creo. Pero eso no significa que quiera estar involucrada en esta investigación, ¿entendiste? Me gusta participar en investigaciones en las que vamos a casas embrujadas o lugares de ese estilo pero no me gusta cuando arriesgo mi vida por hacerlo. Te puedo apoyar desde aquí haciendo el reporte escrito de lo que consigas pero no me obligues a ir contigo a ese lugar.

 

*Esteban*

            -Está bien. Te daré información cuando la tenga.

 

 

Parte 2

25 de diciembre de 2004 (18:26)

*Esteban*

            Después de un mes sin conseguir nada de información sobre el paradero de la señora Muñoz, se encuentra su cadáver descuartizado en casa de la última persona que la vio viva.

            No me permitieron usar la grabadora en la escena pero si me dejaron estar y logré tener una conversación con Mónica Sanders.

            Me dijo que había estado teniendo muchos problemas. Un hombre de traje y aparentemente sin rasgos faciales, había estado vigilándola últimamente. Ella aseguró que todo eso comenzó a suceder desde el día en que la señora Muñoz había desaparecido. Dijo que ella despertaba en lugares extraños como en su patio e incluso llegó a despertar en la calle. Yo le dije que pudo haber sido sonambulismo pero después me enseñó unas grabaciones de video que tenía en las cuales desaparece de su habitación después de que la imagen se distorsiona un poco y en menos de cinco segundos aparece en otra habitación como si alguien la hubiera “teletransportado”.

            Le pregunté si me autorizaba ver todas sus grabaciones para estudiarlas pero se negó y me dijo que era tiempo de que me marchara.

            Uno de estos días iré a visitarla para que me cuente más de su experiencia con aquel ser a quien ella llama “Él”.

 

 

Parte 3

29 de diciembre de 2004 (16:52)

*Esteban*

            Necesito saber sobre ese ser del que me mencionó la señorita Sanders. Es demasiado probable que ese sea el que se llevó a la señora Muñoz.

            En este momento me dirijo a la casa de Mónica Sanders para que me proporcione más información y, si es posible, que me deje ver las grabaciones.

 

(14:17)

*Esteban*

            He llegado a casa de la señorita Sanders y la puerta está abierta. Creo que entraré.

 

            La casa es un desastre; todas las paredes tienen dibujos muy extraños. Estoy viendo un gran círculo  con una “X” encima y a su lado  dice “Always watches, no eyes”  eso significa “Siempre mira, sin ojos”. ¿Qué carajo significará eso?

 

            ¿Pero qué… qué es esto? Acabo de ver que desde la entrada se dibuja una gran línea de sangre como si hubieran arrastrado un cuerpo. Iré a ver a donde me lleva; creo que va hacia arriba.

 

            Oh no… he cometido un gran error. La línea de sangre dirigía hacia el cuarto de Mónica en el cual la cama estaba llena de sangre pero no vi a nadie allí. Lo peor de todo es que en una pared decía en letras grandes “ESTÁS JODIDO ESTEBAN, LO HAS INVOCADO Y AHORA TE BUSCA A TI TAMBIÉN” y en otra pared estaba escrito “ÉL SABE QUE TIENES UNA HIJA, Y A ÉL LE GUSTAN MUCHO LOS NIÑOS” y junto a ese mensaje hay un hombre de traje alto y delgado dibujado. ¿Quién es Él? ¿Cómo supieron que tengo una hija?

 

            Creo que encontré algo. ¡Es su laptop! Creo que allí están los videos de todos los sucesos extraños que me estaba contando. Me la llevaré para investigar. De todas formas no creo que regrese a su casa…

 

            Revisaré una vez más la casa para… [Estética]  …y luego me iré.

 

            Hay una cámara en la mesa del comedor, ¿tendrá algo importante grabado?

De nada sirve, se le acabó la pila. Creo que llamaré a la policía para que revisen la casa y que investiguen este caso, pero me iré antes que vengan para que no me involucren en esto.

 

30 de diciembre de 2004 (02:31)

*Esteban*

            He estado toda la noche estudiando estas grabaciones de video y ha sido algo realmente horrible.

En varias tomas se puede ver al hombre que ella dibujo decenas de veces en las paredes de su casa pero las imágenes no son claras porque cada vez que el aparece la imagen se distorsiona al punto en que casi no se puede ver lo que hay, sólo su silueta. Sería imposible identificar a un criminal así. Tal vez sea una entidad demoniaca. El tipo es demasiado alto, viste de traje y tiene extremidades muy largas. Eso es todo lo que logro ver. Al parecer todos los aparatos electrónicos dejan de funcionar correctamente cuando él está cerca. No me sorprendería que…

 

*Emily*

            -Papi, hablas muy fuerte. Me despertaste.

 

*Esteban*

            -Lo siento, hija. En este momento lo apago. Ven a darle un beso de buenas noches a tu padre.

 

          Seguiré mañana. Mi hija de siete años me acaba de ordenar que me vaya a dormir.

 

 

30 de diciembre de 2004 (19:25)

*Esteban*

            Es hora de continuar con el análisis de los videos. No me falta mucho; tuve la suerte de que la señorita Sanders dejó las partes “importantes” en una carpeta. Creo que queda un par de… [Estética]

 

 *Se oyen gritos en el fondo *

 

*Esteban*

            ¿Pero qué estará… [Estética] …con Lucía?

 

 [Se escucha estática por 43 segundos hasta que la grabadora se apaga]

 

 

30 de diciembre de 2004 (19:30)

*Esteban*

            No sé si escucharon todo lo que pasó hace unos minutos pero se los contaré.

            Escuché un grito de Lucía e inmediatamente corría hacia la cocina a ver que estaba pasando y allí estaba Él. Lo peor de todo es que Mónica Sanders estaba con él y agarró a mi hija del brazo y desaparecieron como si nada. Lucía y yo no pudimos hacer nada para detenerlos; nos empezó a doler la cabeza y casi no veíamos nada, estábamos casi inmovilizados y no sabemos por qué.

            Llamamos a la policía. Lucía se quedó en casa y yo voy directamente a la casa de Mónica Sanders.

 

 

30 de diciembre de 2004 (20:17)

*Esteban*

            No sé qué pasó; estaba a punto de llegar a la casa de Mónica cuando mi auto comenzó a dirigirse hacia un bosque. No me sorprendió mucho, imaginé que era obra de Él. En este momento no me he bajado del auto, en realidad hay mucho frío y tengo miedo de lo que pueda encontrar.

            Intento prender el auto pero no funciona. Incluso me estoy preguntando si esta grabadora sigue grabando todo lo que digo o si simplemente dejó de funcionar también.

 

 

(20:24)

*Esteban*

            He decidido armarme de valor. Acabo de salir del auto y saqué una linterna que tenía en la guantera. Sólo veo árboles y nieve pero me siento observado. ¿A qué clase de lugar me han traído?

           

(20:38)

            Estoy escuchando sonidos muy fuertes que retumban rítmicamente en mi cabeza. ¿Por qué carajo me metí en todo esto?  ¡¿Por qué?!

 

 

(23:49)

*Esteban*

            Llevo más de tres horas dando vueltas en este bosque de mierda y no he visto nada más que árboles y nieve. Estoy desesperado. Creo que regresaré a mi casa y dejaré que la policía se encargue de buscar a mi hija.

           

            Me estoy volviendo loco.

 

            Mi celular funciona pero no hay señal aquí. Estoy perdido, con hambre y me estoy congelando.

 

 

(21:13)

*Esteban*

            Veo a alguien caminando muy lentamente a lo lejos. Creo que me puede ayudar.

 

            -¡Hey!  ¡Por aquí!

            Estoy apuntando mi linterna hacia él para que me pueda ver.

            Creo que me vio; se dirige hacia mí.

 

            -Hola, estoy perdido. ¿Sabe a dónde puedo ir para regresar a la ciudad?

 

*Hombre*

            -¡Estoy igual de perdido que tú, amigo! Desperté en una casa que tenía dibujos en las paredes y todos los muebles estaban destruidos y distribuidos desordenadamente por todas partes y cuando salí de la casa un hombre llegó por mí y me trajo aquí pero por suerte logré escapar.

 

*Esteban*

            -Disculpe, ¿quién es usted?

 

*Hombre*

            -¿Yo qué sé? Desperté en esa casa sin saber nada. Sólo recuerdo despertar con una gran herida en la espalda que había dejado manchada de sangre toda la cama en la que estaba dormido y nada más. Pero creo que a ese hombre lo había visto antes.

 

*Esteban*

            -¿Qué aspecto tenía?

 

*Hombre*

            -No alcancé a verlo. Sólo pude ver que vestía de negro y tenía unas cosas largas saliendo de su espalda. Después desperté en un cuarto vacío y más tarde llego una mujer joven y al rato llegó una niña que no dejaba de llorar.

 

*Esteban*

            -¿Cómo estaba la niña? ¿Estaba lastimada? ¿Le habían hecho algo?

*Hombre*

            -Tranquilízate, amigo; la niña estaba bien. Simplemente no dejaba de llorar. Estaba muy asustada.

 

*Esteban*

            -Eso me tranquiliza un poco. ¿Usted conoce a Mónica Sanders?

 

*Hombre*

            -Ese nombre me parece muy familiar. Creo que es la mujer con la que estaba encerra… ¿Qué fue eso? Creo que escuché pasos.

 

*Esteban*

            -Creo que se escuchó detrás de mí pero…

 

(Se escucharon gritos y golpes. Se cree que Mónica Sanders los atacó)

 

 

Final

 

         Las grabaciones de audio fueron confiscadas temporalmente de Esteban Flynn para ser estudiadas por el FBI.

 

            El agente White estaba sentado en un restaurante con un café en la mano mientras esperaba a Esteban Flynn para hacerle una serie de preguntas que ayudarán al FBI a investigar el caso.

            White estaba bebiendo el último trago de su café cuando logra ver a Esteban entrando tímidamente en el restaurante. Esteban busca con la mirada al agente White hasta que lo ve e inmediatamente se dirige hacia la mesa en la que estaba sentado.

 

            -Señor Flynn, es un gusto verlo.

 

            Esteban sólo asintió.

 

            -No quiero preguntar que sucedió en la noche del 30 de diciembre porque ya lo escuchamos en la grabación que hizo –dijo el agente mientras hacía señas a una camarera para que le llevara otra taza de café-. Pero, ¿me podría contar que fue lo que sucedió después que el hombre le dijo que había escuchado pasos?

 

            -Me di la vuelta y Mónica Sanders nos atacó –dijo Esteban con la voz temblorosa-. No tuvimos tiempo de reaccionar, se nos abalanzó y nos comenzó a golpear mientras gritaba.

 

            -¿Usted sabe quién es el hombre con quien estaba hablando esa noche?

 

            -No, ¿usted sabe quién era?

 

             -Ese hombre se llama Leonardo Salazar, es el novio de Mónica Sanders.

 

            -¿Y por qué no recordaba nada? ¿Por qué no reconoció a su propia novia cuando estuvieron encerrados?

 

            -Se cree que esta es la segunda vez que el señor Salazar es víctima de Slenderman y…

 

            -Espere –interrumpió-. ¿Slen… qué?

 

            -Slenderman es el ser detrás de todo esto. El hombre sin cara y de traje. Se le conoce en una leyenda urbana muy famosa en pueblos pequeños en los que prefieren no hablar de él.

 

            -¿O sea que él no es un ser humano?

 

            -Me temo que no. Nadie sabe qué es él. Sólo se sabe que tortura a sus víctimas para dejarles grandes traumas psicológicos, pérdida de memoria, matarlos o incluso esclavizarlos como parece que hizo con la señorita Sanders.

 

            -¿Y por qué no lo hizo conmigo?

 

            -Tal vez usted no lo note pero usted ha cambiado mucho. Cada vez que alguien intenta tocarlo usted se pone nervioso, por eso no le extendí la mano para saludarlo. Y por cualquier ruido usted se altera.

 

            -No era eso a lo que me refería. ¿Por qué no me mató? ¿Por qué no me hizo su esclavo?

 

            -Usted sólo fue el puente para que Él llegara a su hija. Lo dejó en paz porque usted ya no le servía más.

 

            -Entonces, ¿por qué me llevó hasta el bosque?

 

            -Porque usted fue a buscarlo y lo llevó al bosque como una forma de advertencia para que no se meta en lo que no le importa.

 

            -¡Claro que me importa! ¡Ese hijo de perra tiene a mi hija!

 

            -No conocemos la forma de pensar de este ser. El FBI sigue buscando a su hija por todo ese bosque.

 

            -Está bien.

 

            -Con otra pregunta, ¿usted cómo logró salir del bosque? Por lo que dijo en las grabaciones parecía que usted estuviera perdido.

 

            -Después de la paliza que me dio Mónica, quede seminconsciente  y empecé a ver imágenes extrañas…

 

            -¿Qué clase de imágenes veía? –interrumpió.

            -La mayoría eran los dibujos que Mónica había dibujado en sus paredes.

 

            -¿Y qué sucedió después que vio esas imágenes?

 

            -Desperté al día siguiente en casa de la señorita Sanders.

 

            -Quiero que sepa que se sigue investigando todo esto y que cuando tenga noticias de su hija lo llamaré al instante.

 

            -¿Y qué pasó con Leonardo?

 

            -No sabemos nada de él todavía.

 

            Guardaron silencio por unos segundos mientras el agente se terminaba su segunda copa de café.

 

            -Muy bien –dijo el agente White mientras se levantaba-. Es hora de irme, gracias por venir señor Flynn.

 

            -Oiga, ¿por qué ese ser quiere a mi hija? –dijo Esteban en voz baja-. ¿Por qué a ella y no a mí?

 

            -Slenderman le gusta escoger niños, nadie sabe por qué ni qué hace con ellos pero…

 

            -¿Pero qué?

 

            El agente White no quería decirle eso a Esteban pero no le quedó de otra.

 

            -Pero nunca se ha encontrado a ninguno de los niños que Slenderman se lleva. Ni vivos, ni muertos.

 

            -Y si sus víctimas son sólo niños, ¿por qué nos persigue a Leonardo, Mónica y a mí? ¿Y por qué asesinó a la señora Muñoz?

 

            -Como le mencioné hace unos minutos, usted sólo fue un puente para llegar a su hija. La señora Muñoz fue para atraer su atención y fue su puente para llegar a Mónica quien fue su puente para llegar a Leonardo pero lo más seguro es que vio que Leonardo no le servía de nada por su gran herida en la espalda así que se quedó con Mónica.

 

            -¿Cómo está tan seguro de que fue así como usted dice?

 

            -No lo sé. Estoy suponiendo.

 

 

Continuará...

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • Este relato no tiene comentarios
  • Este relato no tiene valoraciones
  • Tercera parte de la serie de relatos "Él". Esteban Flynn es un investigador paranormal que al escuchar el caso de una mujer desaparecida después de un accidente automovilístico se dirige a la escena con una grabadora de audio para documentar verbalmente todo lo que sucedía. Lo que él no sabía es que este evento era sólo el comienzo de algo aterrador.

    Diario de una Víctima es la segunda parte de la serie de relatos "Él". En esta parte Mónica Sanders, una mujer de 21 años, relata por medio de un diario lo que pasa en su vida diaria desde que se fue a vivir sola a la casa que le heredó su abuelo. Pero todo cambia cuando una serie de acontecimientos extraños empiezan a suceder, lo que la obliga a instalar cámaras de seguridad y lo que estas revelan es muy perturbador.

    "Él" está basado en el personaje más famoso de los creepypastas (historias de terror cortas), Slenderman. Cada historia es narrada por un personaje distinto y poco a poco estas se van entrelazando. Cada personaje cuenta cómo es que este ser desconocido los empieza a atormentar hasta el punto en que los resultados pueden llegar a ser macabros.

  • 3
  • 5.0
  • -

Amante del terror y lo paranormal. Tengo 19 años, nací y crecí en la Ciudad de Guatemala y actualmente estudio Psicología.

Tienda

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta