cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

3 min
El Recreo
Reales |
08.02.09
  • 4
  • 10
  • 3828
Sinopsis

PARA TODAS MIS COMPIS DEL HOSPITAL Y DE LA RESIDENCIA, PERO SOBRE TODO PARA AQUELLAS PERSONAS QUE PASAN POR NUESTRAS VIDAS, DECIRLES QUE SIEMPRE TENDREMOS ...UNA SONRISA PARA ELLOS. ¡CUIDAR VUESTRA SALUD, PORQUE ES LO MÁS IMPORTANTE QUE TENEMOS!



Sonó la campana del recreo, Selene corrió a la valla del patio, al tiempo que desenvolvía a tientas su sándwich, su cara se relajó, cuando vio aparecer al otro lado de la cristalera el rostro de Rosa y sus manos temblorosas.

Selene creía ver en sus manos un libro abierto de hojas blancas y renglones arrugados, en otra época, fuente de caricias donde bebieron sin medida los que ahora venían a visitarla un ratito cada día.

Rosa saboreaba aquellos 20 minutos y los convertía en un aliciente para levantarse de la cama, peinarse y ponerse guapa, era como un premio que cada día intentaba regalarse, coquetear con el sol otoñal y que su nueva amiga la viese a través de aquella ventana se hablaban sin oírse, se miraban sin verse y se congratulaban como dos cómplices para ignorar a la generación intermedia.

Una mañana antes de que sonara la campana, una señorita de blanco despertó a Rosa, para trasladarla a su nueva habitación, más lujosa, más amplia, pero en la ala opuesta al edificio, no protestó porque aquella rara enfermedad había estrangulado los sonidos de su garganta y la dejó sin opción de palabra, taciturna en la silla de ruedas, vio aquel pasillo eterno y se le antojó demasiado largo para sus cansadas piernas, pero se acordó de su amiga, de la sirena del recreo y se hundió en su silla.

En los días siguientes, el estado de salud de Rosa se resintió, sus ojitos inquietos se volvieron perezosos, cambió el sol otoñal, por visitas médicas, la pena ganaba al apetito y se acordaba cuando de niña solo iba a la escuela en invierno, en la época de grandes nevadas. Como entonces también llegó la navidad y con ella los regalos, los besos de compromiso y caricias pasajeras.

Le alegraba saber que no sonaría la sirena, porque recorrer el pasillo con la imaginación era agotador, echaba de menos su antigua habitación.

Rodeada de su gente, la víspera de nochebuena, mientras su nuera leía una revista en el butacón, se abrió la puerta, su hijo que miraba por la ventana, no se dio la vuelta porque era la hora de la merienda, tintineando en el cristal siguió distraído, pero no era la auxiliar; allí estaba ella, con su pelo largo, sus ojos negros como el azabache, y en sus manos unas flores secas.

La atrajo con la mirada y se abrazaron, su nuera intentaba recordar aquella carita, su hijo ajeno a todo, se giró al tiempo que decía: “Bueno mamá, que quieres de regalo de navidad?. Abrió más los ojos para ver mejor la escena. ¿Quién era aquella niña que abrazaba a su madre?

Selene cogió las manos de Rosa y leyendo en sus arrugas, dijo mirando a su hijo… ella quiere que la lleven a su antigua habitación….entonces Rosa balbuceando y sonriendo dijo: “¡Eso es lo que quiero!”, su hijo tropezando con todo, salió al pasillo y habló con su hermana por el móvil. ¡Pilar, ven enseguida, mamá habla de nuevo”!.
Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • A los enfermos no solo les curan los medicamentos... también las ilusiones, los sueños y el buen humor...
    Bueno, si trabajas ahi, sabes que casi nunca es así. Ojalá lo fuese.
    Conmovedor relato, Lucia. Me encantó :) Escribir como tú, ¡eso es lo que quiero! jeje. Ver tu firma en el relato es siempre una garantía de que me gustará. Un saludo! :)
    La historia es muy bonita y muy emotiva. Respecto a esas comas... jajaja has mejorado mucho, pero ya te pillaré por banda ;)
    Buen relato. Bien escrito.
    Muy tierno.
    Es muy bonito y muy tierno.¡con la angustia que me dan los hospitales! Me ha gustado
    Me fui a mi relato MI MADRE y que conste que además de a quien nombras en tu dedicatoria, me dijistes que me lo dedicarías a mí, así que como tal me lo tomo, jeje. Hay cosas que son incomprensibles, pero suceden, claro que suceden. Casi que me lo pierdo, no puedo entrar cada vez que quiero. Un saludo
    efectivamente muy acertado tu relato, me ha encantado, un bs.
    Tierno y acertado relato hospitalario. un beso.
  • Llegó mi turno... esta semana estaba muy liada pero no he querido que pasara más tiempo... así que Roberto es hora de que pienses en una buena venganza... jejeje. Esto se acaba y me da penaaaa...lo he pasado bien. Gracias a todos por dejarme compartir espacio en estas páginas.

    La historia se reparte en tres capítulos...los niños soldados y el porqué de su crueldad. Siempre detrás de ellos está la mano negra...

    La historia de Samir la voy a repartir en tres entregas...

    Espero que no tengamos que esperar a esto para firmar un contrato indefinido... ojalá se arreglen las cosas pronto...

    No he podido evitar incluir un toque de romanticismo...drama...y alguna sorpresa. Espero que os guste,lo he escrito con mi mejor intención y he disfrutado haciéndolo. Ahora le toca a nuestra compañera Marfull así que ánimo, y a seguir escribiendo que es lo de que se trata.

    De lo bueno a lo malo solo hay un paso...y viceversa...

    A veces se escoge el camino equivocado para llegar a un fin...

    Una ilusión... un hecho... y no solo una vida destruida. Es un relato largo y por eso lo enviaré en tres o cuatro capítulos. Me apetecía volver...

    A escribir se aprende escribiendo, no dejemos nunca de hacerlo.

  • 118
  • 4.55
  • 43

Me gusta escribir para transferir a la realidad cosas positivas. Y en esta balanza de la vida además de obligaciones compartimos aficiones.

Tienda

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
11.09.20
10.03.20
Encuesta
Rellena nuestra encuesta