cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

4 min
El relato número 100
Amor |
03.04.08
  • 4
  • 4
  • 4783
Sinopsis

Amor:
¿Siempre? Si, puede ser. Siempre pensé que las ocasiones especiales merecían connotaciones especiales. Eso, al menos, hasta el día de hoy.

Lo comentamos el otro día, recordarás. "No todos los días se hace un relato número 100" ¿Cierto?

En fin, podría ser el 200. El 500. El 1000. Y así.

Sin embargo, cualquier relato que yo pudiera hacer y por el número que fuere no alcanza para definir lo que eres para mí.

De hecho, me sorprendió un poco tu petición. ¿Será que nunca te comenté el motivo de fondo por el cual yo escribo?

Es verdad. Es lo que casi todo escritor hace: mostrar su vida a través de sus letras.

¿Por qué escribo yo? Bueno, son muchas razones.

De partida, pienso que no escribo sobre la vida. La vida me dice lo que debo escribir.
¿Nunca? Si, puede ser. Nunca serán grandes obras literarias solamente porque lo realmente grande está en la infinidad de detalles que existe en la vida.

En realidad no apunto a ni un lado con lo que escribo. Soy un cuenta cosas y eso.
Mis letras no tienen otro adorno que aquel que les da la vida misma.

Y todo aquello que conversamos diariamente, recordarás. Eso y mucho más están plasmados en la infinidad de relatos que te he dedicado.

¿Comprendes lo que me pediste ese día? No es un relato en el fondo.

Me pediste que elevara un poco más tu ego, muy en parte. Y te lo digo porque puede ser el famoso “relato número 100” pero para mi sigue siendo otra forma más de halagarte.

Salvo que pienso que el mejor halago es el que roza lo divino aún siendo muy humano. ¿Por qué no?

Un mentiroso puede decir verdades, a veces. Y duele que sea tan cruda la verdad, ¿no?

Un odioso humano puede sentir amor sincero, también. Y gusta ese bendito masoquismo. ¿Cierto?

Si lees mis relatos, en la parte que sea, en el punto que fuere, luego te das cuenta que siempre son así: directos y crudos.

Y pensando en lo mejor para ti, me disculparás, es que se me ocurrió tan solo no defraudarte con lindos adornos que empañen aquello que ni toda mi inteligencia puede describir: un te quiero, de verdad.

Te ofrezco lo que soy. A ver lo que tú aprecias eso. Ahí está lo valioso.

Me gusta mucho la idea de que este “relato”, así como le llamas, esté escrito así. No por lo que es sino por la importancia que le des tú.

Pudo ser el relato 101. ¿Y qué? ¡Por mi que sea el relato 1.000.000!

... Pero no me cansaría de mencionarte todo lo que me ayudaste a escribir lo que antes hice.

Discúlpame otra vez si es necesario por ofrecerte mi punto de vista algo sesgado. Algo egoísta. Algo testarudo.

¿Pero no son acaso esas mismas facetas que sueles añorar tanto?

Quizás no sea toda la verdad pero al menos es la parte que más nos gusta. Si, puede ser.

Me importa poco que te guste, la verdad. Y mucho menos que me lo valoren de la manera que quieran.

Solo tú y yo sabremos que por mi parte es lejos el relato más verdadero que he hecho y por el tuyo la sonrisa más linda que jamás he podido escribir.

Dicen que un gesto vale más que mis palabras. Me quedó con eso. Si.

¿Relatos? Bah, migajas de amor que nos dan vida.

Tú eres vida y muerte, y mucho más que eso.

Por favor, te pido de la forma más prudente que no vuelvas a pedirme que te “menosprecie” al describirte sin saber apreciarte como eres tú en realidad.

Hice lo que puede. Hice lo que te gusta.

Te... Qui…

Jejejeje…
Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • 100
  • 3.6
  • -

Yo no escribo... vomito tinta. Y aunque mi disimulada humildad parezca contradecirme, no creo particularmente que alguien sea igual de paranoico que mi persona y rebata esta tesis que tengo sobre este "arte" de juntar letras. Relatos varios y tiempodedicado al ocio en su estado más puro, son cuales hijos y madre. Yo, personalmente, no premiaría tan mediocre unión de "noble" con estatuillas, premios y otros varios: simplemente me interesa la opinión de un simple ciudadano... un posible personaje de esta parodia que alguién oso llamar vida... Gracias por su tiempo (porque yo no te lo devolveré)

Tienda

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
11.06.20
10.03.20
13.08.19
Encuesta
Rellena nuestra encuesta