cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

2 min
El rey Pedro I de Portugal y su venganza
Amor |
15.02.15
  • 5
  • 0
  • 511
Sinopsis

Pedro I tiene una de las historias de amor más crueles de la época medieval

Durante el siglo XIV el rey Alfonso IV de Portugal (1291-1357) queria obligar a su hijo Pedro (1320-1367) a casarse con la infanta Constanza, hija del rey de Castilla, todo para obtener poder estratégico. Pedro accedió y se casó, pero se enamoró de una de las damas de compañia de su esposa: Inés de Castro.

Lamentablemente en 1345 murió Constanza y Pedro vió una posibilidad en ello para formalizar su relación que tenia escondidas con Inés, con la cual ya compartía 4 hijos. El rey Alfonso IV en su contra tenia otros planes: queria que Pedro se casara con otra princesa, para seguir aumentando su poder. Esta vez Pedro se negó y se casó con Inés en secreto.

Alfonso IV, al enterarse de lo sucedido, entró en cólera y ordenó la muerte de Inés a manos de tres mercenarios.

Pedro, totalmente abatido y con sed de venganza, dividió el reino y entró en guerra contra su padre. Luchó ferozmente contra la corona pero no pudo vengarse de su padre, ya que murió de viejo.

Ya en el trono, Pedro I lo primero que ordenó fue buscar a los mercenarios que habian matado a su esposa. Encontró a dos, y dice la leyenda que les sacó el corazón en vida como venganza. 

Para rematar su particular vendetta, ordenó desenterrar a Doña Inés, la sentó junto a su trono y hizo que toda la corte que la despreció se arrodillara delante de ella y besara su mano como a una reina.

Las tumbas de Pedro e Inés están ubicadas en el Monasterio de Alcobaça, y se hallan una en frente de la otra por petición expresa de Pedro, para que "El día del juicio final, cuando resuciten los cuerpos, lo primero que verán nuestros ojos será el rostro del ser amado".

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor

me gustan los cuentos policiales

Tienda

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta