cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

5 min
El Santuario de la Hermosura
Reflexiones |
29.01.15
  • 4
  • 0
  • 408
Sinopsis

Despierto, aún es pronto, más solo deseo dormir  y continuar aquel oscuro y fascinante sueño. Acostarme tendido en retales de mi inconsciente donde anoche se tejieron finos hilos de la belleza del amor. Tan solo el parecido resplandor de la aurora y quedé enamorado en sueños.

Pero he despertado y ya no recuerdo nada de aquel contacto intangible con la hermosura. En verdad ni siquiera sé que es lo que vi solo sentía que era precioso y que verlo sería trágico. Pues inspiraba temor aun a pesad de ser maravilloso. En cambio ahora que he despertado me encuentro atrapado en la realidad del hombre, definido por los estrictos límites de mi cerebro impidiéndome ver más allá de cualquier fantástico horizonte. Todos mis futuros sueños solo evocan una vacía palabra, "nada". Ya no presencio aquella abstracta hermosura, tuve solo una oportunidad y la perdí... Se escapó reo de un tiempo que ya quedó atrás y solo el respirar del viento limpian mis oprimidos pulmones que todavía sueñan con exhalar la belleza perdida en el aire.

Ahora todo eso da igual... son las ocho de la mañana, aún no he terminado mi trabajo sobre relaciones internacionales y ya estoy pensando en encontrarme de nuevo con mis amigos para ir al cine a ver otra vez una copia de la copia anterior de la película que estén echando.

Si es que parece que se nos acabó la imaginación, todo es resultado de la misma rutina que empuja nuestras vidas faltos de motivación e ilusión. Mis días se hunden en hondos abismos que son las huellas de mi ser. Profundos negros pozos llenos de un frio sentimiento estancado en mi corazón. Solitario en el vacío que es para mí el mundo, un vacío que solo se cierra cosido con el hilo de mis sueños.

El tiempo transcurre veloz como un guepardo cazando a su presa y me ha atrapado en una discoteca hablando con una desconocida mujer.

  • ¿No bailas? - me pregunta ella
  • No sé bailar
  • yo te enseño
  • ¿cómo te llamas?
  • Carmen, vamos anímate esto es una fiesta ¡yuhuu!

Lo siguiente que recuerdo es un frenesí de alcohol y adrenalina corriendo por mis venas pero pronto, cada vez que la música termina, los niveles de serotonina aumentan y caigo en la depresión. No comprendo por qué me siento así, en verdad ni siquiera sé cómo me siento, solo vivo refugiado en mi triste introversión robándome vitalidad por no saber resolver el acertijo de mis vacías emociones. Solo deseo dormir y volver a soñar con la hermosura, descifrarla y hacerla mía. Solo, solo me siento...Nadie viene a socorrerme...

Despierto una vez más tras haber soñado nuevamente con la abstracta sensación de belleza, mientras me consumía con su tentador veneno indescifrable. Esta vez he estado más cerca, mucho más cerca de lo que he estado nunca a punto casi de besarla y desvelar el secreto.

Pero una vez más he despertado, esta vez abrazado a Carmen, durmiendo los dos en el mismo lecho. Recuerdo perfectamente la noche que hemos pasado juntos y sobre todo recuerdo el amargo sabor a ceniza de sus besos y el polvo de mis emociones tras acostarme con ella.

Solo quiero soñar...  Ni siquiera el amor impulsa las pulsaciones de mi pecho. Solo quiero soñar...

Soñar y entender su misterio.

Penetrando su calor en mi interior.

Un santuario, o un extraño y antiguo templo. Eso es lo que adviene en mis sueños justo antes de presenciar borrosamente la total y absoluta belleza. Primero atravieso una enorme doble fila de columnas rectangulares de piedra arcaica. En el fondo un largo trecho de escaleras que suben hacia lo alto de una plataforma con grabados de runas antiguas en sus paredes y en su superficie, eclipsando al sol, el misterioso y espectral templo. Un templo griego con el dibujo del sol en su tímpano. Me interno en el santuario de la hermosura bajando por un pasillo en espiral que conduce al centro del santuario. Allí diviso un habitáculo circular con grabados de rallos de luz y gente arrodillada adorando la luz. Llegando así al instante en que se descubre el resplandor luminoso de la belleza. En el centro se encuentra una laguna alumbrada por un rayo de sol que entra  por una obertura del techo. De la laguna asciende un objeto que brilla intensamente cegándome en sueños, su luz rebota a las paredes del templo encendiendo las antorchas que iluminan completamente la sala. EL objeto nace majestuoso y deslumbrante. Poco a poco mis ojos se acostumbran y comienzo a distinguir cada tramo de la belleza que me atormentaba en sueños. Hasta que por fin la distingo completamente y veo una estatua de bronce. Con la forma de un hombre desnudo y musculoso sentado sobre su trono.

Despierto de nuevo, miro a mi amigo que me saluda y caigo prendido por su belleza encendiéndome el corazón.

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor

Tienda

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta