cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

3 min
EL SEGADOR
Terror |
18.02.12
  • 4
  • 8
  • 2016
Sinopsis

El ciclo de la vida y de la muerte: Como en todo ciclo, el final es siempre un principio.

Mediodía. El sol ha calentado la tierra hasta convertirla en un horno del que se alzan columnas de aire que distorsionan la línea del horizonte. Los buitres ascienden con ellas y sobrevuelan los trigales, mecidos en torbellinos  y espirales como un vello erizado en olas amarillas danzando confusas bajo el cielo azul del estío. Sus penetrantes ojos buscan alimento, pero solo encuentran a ese hombre, luchando sin descanso contra el campo de espigas. Un campesino siega la mies. El viento lo golpea con furia. Sus ropas ondean con fuerza. Quieren irse cabalgando en huracanes, pero el cuerpo aguanta. Aunque no por mucho tiempo. Ante él, cabalga el último gran guerrero. La muerte.

Desde su negro alazán, la muerte, empuñando su guadaña, mira al segador con fijeza. Este le devuelve la mirada, apenas un brillo rojizo bajo la negra sombra de la capucha.

-         ¡He venido a llevarte, segador!

El segador no responde. Permanece ceñudo envarando su guadaña. Cree  adivinar en su oponente una sonrisa. Un rictus siniestro bajo el negro hábito. La muerte repite el mensaje:

-         ¡He venido a llevarte, segador!

Silencio.... Los pájaros del cielo han quedado mirando. El viento se detiene lentamente.

 

El segador está quemando el monte con el alma.

Un olor a viento helado tiñe de sangre la boca.

La muerte descabalga.

 

La tierra tiembla, pero el segador permanece firme.

 La muerte adelanta su guadaña.

 El segador interpone la suya

 y las dos guadañas son hermanas que riñen.

 

El viento se levanta.

Arrastra hacia occidente las mieses que la muerte ha segado al errar el golpe....

Hacia el fin del mundo.

El segador alzó su guadaña

la descargó sin errar el golpe

se oyó un gemido

y el velo negro de la muerte cayó sobre los trigales como una sombra.

 

El segador se limpió el sudor y volvió a su casa. Se sentía cansado. El silencio lo envolvía. Se miró al espejo y su boca reflejó el rictus de la muerte. Entonces gritó y gritó pero nadie pudo oírle.

Los días pasaron rápidos como el zumbido de las moscas. El polvo de todos los caminos se impregnó en la casa y sus ropas.

 

La muerte es un segador.

La muerte siempre ha sido un segador.

 

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • Curioso relato este con el segador y la mezcla que haces de prosa y luego estrofas. Está bien.
    Muy buen ritmo, casi musical, con esas frases breves y rápidas.
    Me gustó mucho esa retahíla de frases cortas que le dan tanta vida al relato. "La muerte es un segador, la muerte siempre ha sido un segador". Muy bueno. Un saludo.
    Muchas gracias por tu valoración para "El dia de los olvidados". Me ha encantado tu relato. Tiene un toque mágico, como las cartas del tarot. Espero que vuelvas a publicar de nuevo. Besos.
    Me gustó mucho. Es diferente, inquietante y visual. Si encuentro una pequeña pega es el exceso de adjetivos en algún momento."...como un vello erizado en olas amarillas danzando confusas bajo el cielo azul..." Pero supongo que es cuestión de gustos. Por lo demás, lo encuentro muy especial.
    No veo terror en tu escrito, compañera Mistika, sino más bien seducción. En tu muerte y en ese segador, amor y odio siguen dominando la evolución del tiempo, la lucha contra y a favor de la Naturaleza. Pero lo describes de forma tan bella, que, como digo, seduce. Por otro lado, me has recordado un comentario maravilloso que se halla en las cartas escritas a Theo van Gogh por su hermano Vincent, cuando se encontraba recluido en Saint Remy: Vincent pinta un trigal, y en medio del trigal a un segador, y se expresa así: "El segador, querido Theo, es la figura de la muerte. Pero no es una muerte triste, porque sucede a plena luz del día, bajo un sol de oro que todo lo inunda"... A mí, personalmente, me emociona un montón. Tu visión es también muy bella, como ya te he dicho, y tus frases realmente hermosas y poéticas. Me ha encantado volver a leerte. Un saludo muy cordial y buenas noches- stavros
    Me ha dejado sin saber que poner. espero que con la valoración sea suficiente. Hola de nuevo.
    He llegado pronto, entonces. Para decirte que me ha encantado la épica.
  • Al final de la condena se abre una ventana hacia otros mundos.

    Adios, amor mio. Huye mientras puedas.

    El ciclo de la vida y de la muerte: Como en todo ciclo, el final es siempre un principio.

    Poema marinero.

    A veces la realidad se convierte en un sueño. En una pesadilla infinitamente repetida de la que solo a través de la fantasía se puede escapar.

    Cuando hacemos daño a los demás, nos lo hacemos a nosotros mismos.

    Del 23 de enero al 9 de febrero de 2.012, los chinos celebran el año nuevo. Cada año está dedicado a un animal distinto. 2012 (año 4710 en el calendario chino) es el año del dragón. También combina el animal de turno con uno de los 5 elementos del Ying/yang. (en este caso, le tocaría al agua). Por tanto, el signo astrológico para el próximo año es el dragón de agua. El poema que traigo es para él. (Por si hay alguna duda, yo soy la autora. No se trata de ningún poeta chino).

    El amor es a veces una mala compañía.

    El mar es testigo de nuestras vidas, pero también un mar infinito descansa en el azul profundo de nuestros sueños. También una vez, en la placenta que nos albergó, hubo un mar. Cuando sus aguas rompieron, fuimos arrojados a este universo.

    Cuando tú te vas.

  • 16
  • 4.45
  • 359

Soy una superviviente, un corazón ennegrecido por la vida que cada día se arrastra hacia el nicho de donde nace la limosna. No dudo que me habrás visto alguna vez cruzando la ciudad en medio de un bosque de caras fotocopiadas y cuerpos hacinados bajo tierra. Pero cuando de sueños se trata...

Tienda

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
10.03.20
13.08.19
Encuesta
Rellena nuestra encuesta