cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

4 min
El síndrome de los días raros.
Reflexiones |
04.07.14
  • 4
  • 17
  • 5919
Sinopsis

Una terapia diferente para un diagnóstico inusual.

-"Lucía Herránz" 

17:15. Una voz grave, masculina, amplificada por un altavoz, retumba en el pasillo B del centro de salud "Ginés del río". Lucía llama a la puerta, y desde el interior, la misma voz, pero con menor atenuación, le incita a pasar al despacho, cerrar la puerta al entrar, y sentarse frente a su interlocutor. 

 

- Buenos días Lucía, dígame, ¿qué le pasa? ¿Por qué ha pedido usted consulta con nosotros?

* Verá doctor, hoy es uno de esos días que empiezan con mucha euforia y van apagándose como el candor de las velas. Lo curioso del asunto es que precisamente hoy no acierto a encontrar un motivo aparente; de hecho, ni siquiera creo que haya ninguno. Simplemente es como si toda la energía invertida a lo largo del día se hubiera agotado de golpe, como si toda la alegría decayera en un pozo de linealidad pesimista. Siento una opresión en el pecho, como si me faltara el aire. Y ya ni tan siquiera hacer lo que me gusta, consigue animarme en estos momentos. Es que ni la persona que últimamente me arrancaba una sonrisa bobalicona (sin proponérselo y muy a mi pesar), consigue revolucionar mis hormonas, dar un vuelco a mi estómago o aturullar mi razón. Es uno de esos días raros, en los que amanezco sin pensar en nada especial y estoy feliz, pero sin previo aviso, llega la tristeza y empiezo a darle vueltas a todo. ¿Qué le parece doctor? ¿Estaré falta de vitaminas o hierro? 

- Entiendo. Pasa bastante a menudo. En términos médicos lo denominamos el "Síndrome de los días raros". Cursa con pesimismo, tristeza, abulia... No se preocupe, le voy a hacer un informe detallado de la patología y el posible tratamiento para esos días. El sindrome es fácilmente reversible, pero muy recidivante, especialmente en las estaciones frías o con los cambios de isobaras. 

* Se lo agradezco mucho doctor, seguiré la terapia al pie de la letra.

 

Lucía se levanta, da la mano al doctor y recoge el informe médico. Se despide y cierra la puerta al salir. Mientras se aleja por el final del pasillo se oye de fondo el traqueteo de nombres y el abrir y cerrar puertas de las consultas. Una vez fuera del centro, Lucía desdobla el folio y lee lo que el doctor ha redactado sobre su caso:

 

Diagnóstico: Síndrome de los días raros.

Clínica: Rostro inexpresivo. Sensación de quemazón en el pecho. Desconexión mental. Tristeza (lágrimas a flor de piel). Mirada ausente. Apatía. Desencanto. 

Tratamiento: Escribir sus sentimientos. Aclarar sus ideas. No juzgar sus actos ni ser tan estricta consigo misma. Se sugiere a la paciente que escriba esos "vaivenes depresivos" que dice tener, y que intente desahogarse sin miedo ni reproches.

Resultados esperables: Mejoría notoria. Media sonrisa en mi cara como testigo de que el tratamiento es efectivo en la mayor parte de las veces. Cambios en la autopercepción. Alegría. 

 

Al llevar a casa, Lucía enciende su portátil y se dispone a seguir los pasos indicados en el tratamiento. Aunque extrañada al principio por tan peculiar terapia, con los días va notando la mejoría. Cuando siente esas ganas de llorar, se lo cuenta a la pantalla, y a los pocos minutos ya está ligeramente más animada, con menos pesar. Se va sintiendo más ligera y libre de cargas. 

 

Parece mentira que plasmar las cosas en la pantalla y releerlas después, ayuden tanto a entenderse a una misma. Nunca pensó que aquello fuera a ser una de las mejores terapias psicosentimentales que jamás había probado. Realmente la ayudó a expresar lo que se quedaba dentro. Desde luego, su mejor confidente es ella misma, cuando es capaz de hablarse sin tapujos. Se siente aliviada de poder soltar pesares al cajón de sus momentos de lucidez. Y espera poder seguir diciendo siempre esas palabras que cambiaron la percepción de su vida.

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • Suele ocurrir que las musas aparezcan en los peores momentos, como los grandes Románticos en sus épocas de decadencia emocional y composiciones excepcionales. Sin duda la escritura aliviaba sus afligidas almas, y anima las nuestras. Un saludo!
    Me ha encantado tu relato, porque además de sentirme muy identificada con él, es lo que llevo mucho tiempo haciendo. Me gusta escribir, pero la inspiración me viene cuando peor estoy de ánimos. Cuesta sincerarse a veces con uno mismo, pero como bien has dicho es la mejor de las terapias.
    Me alegro que compartáis esa visión tan peculiar de la vida =). Las mejores terapias salen de una misma y su mundo interno. Un saludo!
    Coincido con los compañeros: no hay mejor terapia que el folio en blanco. Salen tantas cosas que a veces hasta dan miedo.-Te felicito.- Saludos
    Una buena forma de describir esas veces en que el estado de ánimo sube y baja como las olas, me ha gustado.
    Me alegro Rocío, hay que seguir con la terapia literaria que es muy buena! Un saludo!
    Me has hecho sonreír. Esa misma receta me la dio una profesora, hace muchos años, a la que le debo muchas cosas. ¡Gracias por recordármela!
    Os animo a todos a seguir el tratamiento médico contra los días raros ;). Gracias por pasaros por la consulta a leerme. Un saludo!
    desde luego una terapia inmejorable felicidades por estar como relato del mes
    ¡Me ha gustado muchísimo! Está muy bien escrito, con sencillez y sensibilidad. Me voy a aplicar tan buena receta. Felicidades.
  • Remonto después del veranito... espero estar más activa con el frío =).

    "Su piel posee un característica llamada dermografismo, que consiste en que cualquier contacto le deja una marca que tarda un rato en borrarse [...] Si la piel es sensible, ¿qué no dejará marca en el alma?" -Marwan-

    Amapolas.

    "Cando penso que te fuches, negra sombra que me asombras, ó pé dos meus cabezales tornas facéndome mofa." -Rosalia de Castro-

    Unas zapatillas, voluntad y ganas de olvidar.

    Micropoesía en colaboración con el paisano BLUESS. Gracias por todo =).

    Vuelvo a las andadas tras una temporada perdida por la realidad del trajín diario, pido perdón por la ausencia, aunque esté justificada... Os deseo feliz año a todos!

    "Entre la hojarasca / el pecho de la ardilla / se llena de luz." -Haiku de Otoño-

    “El espectáculo es imponente. Todas aquellas negras murallas de la gran caldera, con sus crestas, que parecen almenas, con sus roques enhiestos, ofrecen el aspecto de una visión dantesca. No otra cosa pueden ser las calderas del Infierno que visitó el florentino. Es una tremenda conmoción de las entrañas de la tierra; parece todo una tempestad petrificada, pero una tempestad de fuego, de lava, más que de agua." - Miguel de Unamuno-

  • 105
  • 4.57
  • 6

Lectora compulsiva. Aprendiz de escritora en mis ratos libres. Enamorada de la naturaleza. Desencantada con el egolatrismo de la sociedad. No conozco mejor forma de organizar mis pensamientos que plasmarlos en papel.

Tienda

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
11.09.20
10.03.20
Encuesta
Rellena nuestra encuesta