cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

2 min
El sistema Reiko
Ciencia Ficción |
26.03.14
  • 3
  • 2
  • 1463
Sinopsis

Dos cruces, una dirección válida.

Años de esfuerzo y dedicación habían dado al fin su fruto, cuando, casi por sorpresa, el equipo de Cordotensores consiguió unir los sistemas de Noa y Reiko. El puente fue el primer paso hacia una unificación que estaba llamada a traer de nuevo la prosperidad al sistema Noa, desolado por años de guerras y sobreexplotación de sus recursos. Reiko era la tan esperada salvación.

Cruzar no fue sencillo, pero el segundo equipo de exploración alcanzó el otro lado. Los indígenas les recibieron como si de dioses se tratasen – no esperaban que el sistema Reiko fuese tan atrasado tecnológica y socialmente, respecto a Noa – y ellos aceptaron gustosamente los cuidados y atenciones tan profundos de los que fueron partícipes principales.

Más allá de la División Z45, los reikianos vivían ajenos a las intrigas políticas de Noa, felices en su ensimismamiento y en armonía con sus parajes naturales repletos de vida y brillo. Sin una mano artificial que hubiese detonado aquella hermosura que inundaba las hojas de tantos exploradores, convirtiendo sus prados y manantiales en leyendas de las cuales todos querían ser sus sátiros.

No fue hasta el cuarto día, cuando los indígenas decidieron enseñarles su sector.

Cuando el escuadrón de reconocimiento llegó a la zona verde, todos languidecieron ante lo que se abría frente a ellos.

La belleza natural no hacía honor a lo descrito por los lugareños, quienes acostumbrados a ello tal vez no lo veían como algo muy especial.

Al final no me quedó más que indicarles lo que iba a suceder. Ellos en momento alguno perdieron su calma, simplemente me miraban y por medio de su líder me indicaron que si el destino había elegido ese final para ellos, lo aceptarían.

‘Pero vosotros aceptarán el suyo’.

Fue lo último que me dijo antes de volver a cruzar el puente y retornar a Noa con las noticias de las que era portador.

[...]

Hoy, una década después, seguimos en guerra con el sistema Reiko. Una década después, aquello que tanto necesitamos para sobrevivir como especie fue utilizado por los lugareños para defender sus propias vidas, dejando nuestro objetivo inexistente; nuestra guerra sin sentido.

Y hoy, estamos sumidos en una lucha que no parece tener fin, por nada.

Por nada.

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor

Tienda

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta