cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

2 min
El sodomita encorbatado
Humor |
06.12.13
  • 4
  • 4
  • 2211
Sinopsis

Para mayores de 18 años, gracias

 

EL SODOMITA ENCORBATADO

Abrió la puerta y entró en el despacho, allí le esperaban cuatro hermosos culos masculinos en pompa.

Él iba desnudo; tan solo llevaba puesta una corbata de seda, zapatos marrones de piel y unos calcetines negros que le llegaban justo hasta los gemelos, en su mano derecha sujetaba un maletín de los que sirven para transportar portátiles.

Los cuatro hombres que se le ofrecían estaban uno al lado del otro, como aparcados en batería, con las palmas de las manos apoyadas en un improvisado sofá, el cuerpo inclinado hacia adelante y las piernas rectas.

El primero llevaba puesta únicamente una bata blanca y hacia él se dirigió con su verga enhiesta. Le levantó la bata, le dio un par de cachetadas en las nalgas, dejó caer sobre ese apetitoso esfínter una buena cantidad de saliva, se sujetó firme la polla, apuntó y le penetró con fuerza. Las primeras idas y venidas fueron pausadas, pero tal y como iba sintiendo más placer aumentó el ritmo y sus caderas golpeaban con fuerza esas nalgas que se agitaban en oleadas. Cuando estaba a punto de correrse salió de él y se dirigió hacia el segundo culo.

El segundo hombre vestía un casco de albañil y su traje de adán, cuando estuvo tras él repitió los mismos gestos anteriores y le penetró. También sacó su falo de aquel agujero cuando sintió que iba a eyacular.

Repitió la misma operación con los otros dos hombres: el del mono de mecánico bajado hasta las rodillas y el que tenía en sus manos una tiza y un borrador, y cuando quiso volver al primero…

-¡Cooooooooorten!- exclamó una voz a sus espaldas.- ¿No os he dicho cien veces que esto es una alegoría sobre el explotador y el explotado?... Vale que disfrute el que da, pero los que recibís ¿Qué coño hacéis con esas caras de placer? ¡Que os están jodiendo, joder!

El director se dirigió entonces al productor.

-¿Te dije o no te dije que para esta escena quería que contratases heteros, Antonio? Venga, chúpasela un rato que se le ha quedado morcillona y repetimos… que así no hay quien ruede un vídeo electoral 

 

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • 4
  • 3.57
  • -

Mis relatos tendrán una importante carga sexual, por lo tanto pido que solo sean leídos por mayores de 18 años. Gracias.

Tienda

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
10.03.20
13.08.19
Encuesta
Rellena nuestra encuesta