cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

3 min
El tatuaje de Samara
Amor |
13.11.18
  • 4
  • 9
  • 1904
Sinopsis

El amor no es para cualquiera No es solo querer. Se debe desear. Es un encaje perfecto.

En algún lugar alejado y secreto de la anatomía de Samara, se esconde un misterioso tatuaje.
Pocos lo han visto. Ninguno ha podido descifrarlo.
Algunos, dicen, guarda el mapa del tesoro de su abuelo.
Otros, la simbología de la secta satánica a quien profesaba admiración su madre. 
Los más osados, afirman que es la llave del portal que abrirá los infiernos donde fue arrojada su abuela, al ser quemada en la hoguera.
A su paso, todos temen y se apartan.
La ignorancia, es madre del miedo, las habladurías, juez y verdugo.
Samara no entiende sus murmullos. Les sonríe en silencio. Sigue creciendo, amorosa, alejada de las elucubraciones de la gente. Se refugia en la música.
Eso confunde y enfurece más a la turba.
Desde niña, no se pierde atardecer en la montaña sagrada, allí, se manifiestan más hermosos. El sol ofrece su muerte silenciosa y sangrienta, las cenizas de la noche lo sofocan, de sus chispas florecen estrellas.
La joven contempla atónita el espectáculo desde la piedra que corona la cima, antiguo altar de sacrificios.
Un caminante observa desde lejos, su figura en la penumbra, le anima a llegar hasta ella.
Enciende fuego. Hace frío y algún lobo podría tentarse.
Samara ha descubierto la luna, con su flauta celta, le rinde admiración. El viajero se sienta a su lado atraído por la inspiradora ejecución. Le gusta estar solo, pero no rehuye a una conversación con quien lo merece .
Se estudian, detalladamente, el lenguaje de los solitarios no se nutre de palabras. Las manos se encuentran, el calor se esparce caprichoso a lomo de tacto. La piel de uno, como el trigal ante el viento, se mece suave, sobre la piel del otro.
Nadie había desnudado a Samara. 
Nada había perturbado al dueño de sus pasos.
En el milimétrico momento en que los fluidos se funden en un dulce líquido azulino y la inconsciencia del gozo, le gana al pensamiento banal, ocurre lo sublime. El tatuaje, comienza a girar enloquecido, a mutar de colores, una nueva maraña tiñe la piel, versátil se reagrupa en línea y juega un nuevo rol de afirmación.
El joven se recuesta sobre el vientre calido, aún jadeante y trémulo. Roza los simbolos, curioso. Ella ríe una vez más, divertida. Instintivamente, el peregrino, siente que sería un error dejar que esa sonrisa se esfume. Debe beberla, poseer por siempre su espíritu. La besa. Arde el viejo fuego sagrado. Se recrea la historia. El tatuaje, late.
"El amor es la mejor magia"
Tú has visto todo lo sucedido, recuerda, que no le es revelado a los incrédulos.

 


         

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • Uau, me ha encantado. Me ha transportado a otra época mientras lo leía. Felicidades. Saludos
    Gracias amigos son muy generosos conmigo. Un fuerte abrazo.
    Simplemente me encantó, excelente amigo Roluma
    Gran relato Roluma como de costumbre. Saludos
    Buen relato y bien narrado
    Muchísimas gracias a todos por leerme, por la consideración y el apoyo. Un gran abrazo. Para ti también wonderwoman. No quiero que te sientas menospreciada.
    Un gran relato querido Roluma, estuvo deliciosamente interesante. Gracias por deleitarnos con tus letras. Saludos :-*
    "El amor es la mejor magia" Totalmente de acuerdo, un abrazo amigo Roluma!!!!
    Ciertamente, el amor es la única magia que llama a la vida, y todo lo demás es secundario. Te felicito por saber describir tan bien el sentido pasional del amor.
  • ¡Donde está el Dr. Somner?

    El final estaba claro. A veces alguien mete la cola.

    Muchos la describen como único capital. Otros prefieren enfocarse en lo que sucede "en el mientras tanto". Ella sabe esperar. Soledad. Es su juego.

    Este escrito cobró vida como por arte de magia. Apareció de repente en el papel. Como vertiente que brota de la piedra. Luego de una investigación sobre los inmigrantes en la argentina de final del siglo XIX y principios del siglo XX, para la búsqueda de los personajes de la obra "Stefano" de Armando Discépolo. Padre del Grotesco Criollo. Una porción de la historia argentina y mundial, apasionante.

    Incursionar en nuevos géneros, avisarme, darme cuenta que todo está dentro. Un poema surrealista en una mañana simple y tranquila. Tal cual hoy, mi vida. Gracias "maestro" Octavio".

    Siguiendo con mis inquietudes me di cuenta que nunca escribí un Nanorelato. Al leer al amigo Horacio de la Barrera Campos en esta Web pensé que nunca podré escribir algo de los quilates que ha escrito él. Al menos debo intentarlo para quedar en paz conmigo mismo. Nada mejor que seguir con el tema de los mandatos que tanto han jodido y siguen jodiendo vidas.

    Los sucesos y personajes de ese relato son ficticios, así como sus nombres, sus circunstancias sus cuentas bancarias y desarreglos emocionales. Cualquier similitud con personas reales o hechos concretos son producto de la imaginación y la perdida de la razón que últimamente experimenta el escritor. Deseo que este escrito se lea con el mismo el humor con que fue concebido. A mis queridos colegas de letras, los abrazo con el cariño, el respeto y la admiración que siento y merecen. PD: lógicamente quedo a la recíproca para cualquier juego que les parezca pertinente. Hasta la próxima.

    Hablemos sin saber un juego teatral que aunque parezca mentira, conlleva saber de todo un poco para poder inventar un poco más, además de una prolifera imaginación y talento para mentir, o no tanto.

    Este ensayo, nace de las largas horas de sillón, de no poder moverme de casa y de tener tiempo para aunar locas ideas que venían de visita hace un tiempo o hechos que han forjado nuevas en estos veinte días. Hablemos sin saber es un juego teatral, donde los participantes hablan sin prejuicios de temas de los cuales no tienen ni idea y donde se divaga en grande, como le he plasmado yo aquí.

    Recuerdos de infancia de un niño feliz.

  • 65
  • 4.54
  • 228

Soy águila. De las que vuelan alto. De las que ven sin proponérselo. Tengo maestros de los que no acepto palabras. Tengo lapices que dicen lo que siento. Cuando vuelo mi vuelo, cuando respiro mi cielo.

Tienda

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
11.06.20
10.03.20
13.08.19
Encuesta
Rellena nuestra encuesta