cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

3 min
El teatro de marionetas
Terror |
22.02.14
  • 0
  • 0
  • 1084
Sinopsis

Unas marionetas de aspecto inocente, pero que ocultan un horrendo secreto.

Desde luego, que llegara un teatro de muñecos a mi villa, era algo digno de contar, así que en cuanto me percaté, fui corriendo a casa de mi amigo Alex, ya que nuestros padres trabajaban juntos en la misma fábrica, y no volvían hasta el anochecer, y gracias a eso podíamos saltarnos las clases siempre que quisimos, así que decidimos ir a ver la función.

 Alex era un chico singular, no le gustaba nada trabajar, pero era extremadamente inteligente, también era guapo, tenía unos ojos increíblemente azules y profundos, que eran objeto de atracción de muchas chicas, yo, sinceramente, me sentía afortunado de que considerarlo mi mejor amigo.
Cuando llegamos al lugar donde nos habían dicho qué iba tener lugar la función, observamos un poco decepcionados que solo había un cajón de madera pintado, con unos pocos muñecos encima, y un viejo apoyado a un lado del cajón, se nos quedó mirando unos segundos hasta que se dio cuenta de que veníamos a ver la función, entonces señalo cara una fila de niños que parecían estar esperando, cuando ya había bastantes asistentes, el viejo, nos explicó que la función constaba de tres sesiones, una cada día, y que éramos libres de marcharnos cuando quisiéramos, dicho esto, nos sentamos en el suelo y comenzó el espectáculo.

Parecía ser la típica historia de princesas y dragones, el dragón secuestra a la princesa, y el valiente caballero la salva, era bastante aburrida, quería marchar, pero Alex miraba fijamente hacia los muñecos, así que decidí aguantar, mientras tanto me percaté en que los muñecos no estaban muy bien hechos, pero los ojos, los ojos eran perfectos, parecían casi vivos, eso solo los que tenían, había algunos muñecos a los que les faltaban. Salí de la primera sesión bastante aburrido, pero yo acudía obligado por Alex, qué incluso decía que le iba a preguntar al viejo si le podía enseñar a manejar los muñecos.
Cuando terminó la segunda sesión, Alex, tal como había dicho, fue a hablar con el viejo, y cuando volvió, lo hizo con una sonrisa en los labios, me dijo que el viejo había accedido a darle clases, y le indicó que volviera más tarde, también me dijo, que mientras hablaban, el viejo no paraba de mirarle directamente a los ojos.
No me daba muy buena espina el viejo y sus muñecos, pero a Alex no le importaba y me dijo que ya iría él solo, hasta rió diciendo que quizás el viejo le dejaría hacer la tercera sesión.

Al día siguiente, me sorprendió no ver por allí a Alex, pensé qué había enfermado, no le di importancia, y me senté junto con los otros niños, dispuestos a ver la última función, pero cuando el viejo sacó el muñeco del caballero, lo comprendí todo, me levanté aterrorizado, y marché de aquel lugar, sin que me importaran las miradas atónitas de los otros niños, me fui corriendo a toda velocidad, y me encerré en mi cuarto.
Al dila siguiente, no me extrañó ver la foto de Alex en la televisión, bajo un letrero en el que ponía "Desaparecido" tampoco me sorprendió que nadie encontrara al viejo de los muñecos.
Aun hoy, muchos años después, cuando me voy la cama, me vienen a la cabeza los ojos de ese muñeco, unos ojos increíblemente azules y profundos.

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • 12
  • 4.41
  • 482

Tienda

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
11.06.20
10.03.20
13.08.19
Encuesta
Rellena nuestra encuesta