cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

6 min
EL TEJIDO
Amor |
29.04.20
  • 5
  • 3
  • 925
Sinopsis

Tiempo de nostalgia de cierres y me introspección

                                      EL TEJIDO 

La primera lluvia trae consigo truenos estruendosos y relámpagos que cruzan de lado a lado el cielo, sentada con una frazada de polar en las piernas, intento tejer una bufanda ,o lo que salga a estas alturas, la lana  ya está tironeada y sucia de tanto intentar sacar un par de puntos, no imaginaba lo difícil que era éste asunto, repaso los videos con el celular en la falda y de fondo coldplay , revés, revés, derecho, derecho ,derecho, revés, voy susurrando mientras el fuego repiquetea , y le doy dos o tres sorbos al tazón enorme de café con leche , intento que la punta del palillo dibuje una curva y voy tirando de la lana color cobre viejo un poco sucia en algunas áreas.

Escucho las sirenas y sé que ha comenzado el toque de queda, la luz se va haciendo menor, así que prendo la lámpara que está en una mesa cercana , revés, revés, derecho, derecho, oigo la suave voz de esta mujer anciana y atractiva que intenta infructuosamente lograr que teja. De todas las cosas que me propuse aprender en este periodo ciertamente esto ha sido el mayor desafío. La cocina tampoco resultó un arte tan fácil , a pesar de mis conocimientos culinarios , los dulces y masas han sido un desafiante reto , ahora puedo reírme, porque de tan fáciles resultan complejos , la pintura resultó ser ciertamente lo menos satisfactorio,al tercer o cuarto cuadro decidí que el canto la danza y la pintura no eran adecuados para mi carácter . Use la costura en punto cruz ,punto helecho, punto pluma, festón , de tallo, puntada dividida , puntada pespunte , de mosca ,de relleno, y nudo francés , destrozando cuanta sabana,  funda de cojín u otra tela se me atravesó para ir practicando , el resultado fueron telas llenas de manchas de sangre , desprolijas y definitivamente poco estéticas , así que salté al tejido , fantasía calado, arroz, ganchito, ojo de perdiz, ingles ,garbanzo, mariposa, rombo, burbuja, canasta, espina, pero el resultado no ha sido mejor que el anterior .Si podía resolver variables, sacar datos estadísticos, resolver logaritmos y ecuaciones,¿ porque esto me resulta tan difícil?, mi torpeza es tal, que mi perro me mira a ratos como suplicando que deje de torturar la  pobre lana, a ratos con la pata empuja los ovillos tratando de protegerlos presumo, como exigiendo que me rinda ,pero aquí estoy peleando, aferrada con dientes y uñas a estos palillos, me duelen los dedos de tanto apretujar, con las costras de las lesiones de las agujas aún sanando y viendo que en tres días he logrado 4 corridas de punto sin error ,es una tarea absolutamente demandante, de una habilidad y concentración extremas, si me levanto por algo de beber o comer, pierdo en la secuencia y debo volver a empezar otra vez.

Yo siempre pensé que las abuelitas que tejían eran tiernas y que esa capacidad era algo básica, nunca me detuve analizar exhaustivamente la técnica, ni mucho menos la dedicación, delicadeza yconcentracion que se requería para tales manualidades. Aquí peleo aún por conseguir trazar al menos 10 líneas de tejido, aunque al paso que voy en toda la cuarentena no lograre llegar a realizar ni la mitad de una bufanda básica.

Siempre me gustó ver los tejidos a mano de las madres abuelas o vecinas, los bordados de mi madre en inmensos manteles de crea o lino con ramos de violetas, enormes gladiolos rojos, petunias ,girasoles o reinas luisa, las cabeceras con bordes de seda en suaves cadenetas , los paños para el pan, unos tréboles gigantes en delicados puntos entremezclados , en tiempos donde no existían ni patrones, ni pautas ni mucho menos videos online para aprender, ella usaba calcos y dibuja a pulso hermosos diseños que luego iban a la tela y pintaba , bordaba y tejía cosas hermosas ,de pronto descubro que era muchísimo más que una dedicada dueña de casa , era ademas eximia cocinera en mermeladas y salsas para guardar, experta administradora y una artista completa, cantando y bailando mientras pasaba la áspera escobilla sobre los pantalones en la artesa del patio, o mientras freía un montón enorme de sopaipillas , o cuando bailaba en primavera con un olorcito fresco y cítrico poniendo orden en la casa , o cuando con el pie enfundado en un chaleco viejo de lana sacaba brillo a cada tablón del piso del comedor hasta hacerlo relucir.

Estos días entre la pena , la rabia, el aburrimiento y la falta de contacto , la he extrañado como nunca, más incluso que a los veinte , ahora a los cincuenta me habría estado enseñando curvada sobre sí misma, con los pequeños lentes colgando de su nariz y con sus ojos verdes atentos a cada puntada , el ceño fruncido y la fina boca apretada,  seguro habría recibido innumerables retos y habría estado refunfuñando y maldiciendo entre dientes mi falta de experticia , me habría corregido con fervor , seriamente y estoy cierta que habría logrado que se desarrollasen mis habilidades a fuerza,   hoy ya tendría 5 ajuares 4 manteles y 6 bufandas si ella fuese mi guía , hacía mucho que no pensaba en ti madre, hacia tanto que no te extrañaba con el cuerpo y el alma, hacia tanto que tu voz no resonaba y tus ojos no me escrutaban de esta manera . Tenía que venir una catástrofe, una epidemia siniestra y artera a despertarme los sentidos y hacerme añicos el alma, a romper mi paciencia haciéndola jirones, a corromper mi equilibrio a sacar la tozudez y la perfección de la que fuiste artífice. Sí madre, no voy a levantarme de este sillón hasta lograr que la bufanda esté terminada, no por mí, sino por ti y tu memoria, porque sé que aquello te habría hecho feliz, porque sé que eso te demostraría que tu siembra da frutos . La lluvia cae con fuerza sobre el zinc y golpetea los vidrios , yo retrocedo el video por séptima vez y me acomodo la frazada en las piernas , mi perro fija el hocico al piso y me mira resignado.

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • Gracias a ambas , un abrazo .
    Me ha encantado el tesón para probarlo todo. Y el recuerdo... seguro que lo sabe. Saludos, Pamela
    Me gusto mucho Pamela. Me gusta lo completo de tu relato en donde describes el tiempo que estamos pasando (como de paso), el fenómeno meteorológico en que transcurre tu relato, la realidad que vives con tu tejido y el recuerdo de una madre habilidosa . Sabes porque me gusta tanto? porque soy tejedora, aparte de mi profesion. Y el tejido es mi cabe a tierra y me equilibra. Uno mientras teje piensa, la cabeza no esta solamente contando puntos, sino alejándote de la situación que vives. Un presente con nostalgias de un pasado afectivo.
  • Las sensaciones ,impresiones, deseos, ansias , anhelos, evocaciones, percepciones, todo aquello que se manifiesta sin control y que nos hace tanto bien , como el cálido sol de una tarde de indicios de primavera

    Las cosas no siempre resultan como una quiere ...

    Bueno no hay mucho que acotar

    Hay cosas que marcan nuestra vida , nuestra historia y hasta nuestras conductas

    Nosotros los prescindibles

    Aun cunado debería ser unas de nuestras principales virtudes la franqueza es una espada de Damocles sobre nuestras cabezas .

    Creer o no es algo absolutamente personal; yo que creo en la energía, la esencia y la permanencia , puedo abrirme a la percepción de sensaciones, visiones y experiencias inexplicables. y también respeto aquellos que piensan que esto es solo una tonteria .

    Estoy segura que todos conocemos a alguien que lo ha perdido todo, hasta a si mismo, que se ha cansado de pelear abandonando, ésta no es una crítica , esta es una forma de expiar los pecados, de mirarse y ver lo realmente está pasando , perdonarse y pedir ayuda para aquellos que aun pueden lograrlo

    De pequeña sentía una fascinación extraña por las iglesias , su arquitectura y su estética me causaban gran emoción , aun hoy al entrar en una catedral y oír el eco de una voz fuerte y rasposa me estremece . cierto es que ya no pienso lo que entonces y que tengo mi propia interpretación de la fe , pero eso es otra historia Quiero hacer notar enfáticamente que mi idea no es faltar el respeto a ninguna persona que pertenezca a la fe católica, muy lejos de mi aquello

    Con tanta teoría conspirativa resucite un cuento que escribí hace mucho para jugar un poco .

  • 135
  • 4.51
  • 282

Desde siempre me han gustado los libros, de adolescente escribía cuadernos con poemas e historias, algunos que no le mostré a nadie jamas. ahora no me avergüenza tener como hobby escribir y que alguien lo vea

Tienda

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
11.09.20
10.03.20
Encuesta
Rellena nuestra encuesta