cerrar

Esta web utiliza cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

2 min
El tren de la bruja
Drama |
01.04.15
  • 3
  • 3
  • 1445
Sinopsis

No te dejes cegar por tu sueño...

Me llamo Arístides y nací para conducir trenes, eran mi pasión, mi vida... Desde pequeño los veía pasar desde la ventana de nuestra casa. Mi padre era el vigilante de un paso a nivel con barreras de los de antes. Don Máximo lo llamaban los vecinos del pequeño pueblo donde vivían. Nunca falló en su cometido, siempre puntual, miraba su reloj de bolsillo y bajaba la barrera. Saludaba al maquinista del tren de mercancias.

-Llega a su hora...-Me decía mi padre.

Yo le escuchaba embalesado sin importarme haberme pelado las rodillas con la última caída.

-Papa, yo quiero ser conductor de tren...-Dije con inocencia infantil.

-Para eso hay que estudiar mucho, hijo, pero si te esfuerzas lo conseguirás...

-Lo conseguiré, papa...

Pasaron los años y crecí hasta convertirme en un muchacho prometedor. Me esforzaba cada día más en mis estudios para hacer realidad mi sueño. Ser maquinista de tren. Mis padres me pagaron la matrícula de la escuela haciendo muchos sacrificios. Casi podía tocar con los dedos mi sueño. Estaba muy cerca...

Pero tuve la desgracia de enfermar gravemente. Demasiadas noches sin dormir y comiendo mal. El médico dijo que estaba muy débil para sobrevivir, pero lo hice, luché contra la enfermedad y gané... Aunque pagué un precio muy alto... Mi vista quedó muy dañada... Casí no veía... Tenía que usar gafas de miope...

La escuela del ferrocarríl me dijo que no superaba el exámen médico... No podía ser maquinista de tren...

Estaba destrozado... Me quería morir... Me encerré en casa de mis padres durante un año...

Mis padres veían como su único hijo se consumía por la desesperación.

-Tienes que salir a la calle, hijo mío...-Suplicó mi madre.

Accedí a regañadientes. Unos feriantes habían montado sus atracciones en el pueblo y fuimos a verlas. Una me llamó la atención nada más verla... El tren de la bruja... Pedí llevar el tren aunque sólo fuera una vez...

-Lo siento, pero no es posible...-Respondió el feriante.

 

Fin

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • 243
  • 4.41
  • 446

Soy un currante de oficina, hago manuales de productos sin alma, pero es un trabajo que me da de comer, pago facturas y me permite vivir cada día pendiente de si el cielo caerá sobre mí... A parte de mi profesión, mi afición es escribir relatos donde dejar volar mi imaginación con tendencia a la ironía... slds, Rafa Núñez

Tienda

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta