cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

4 min
El tren hecho con carne humana.
Terror |
04.04.07
  • 3
  • 3
  • 2990
Sinopsis


EL TREN HECHO CON CARNE HUMANA.

A media noche, salieron los sombis de sus tumbas. Eran más de mil quinientos hombres y mujeres que fenecieron años, decadas y siglos atrás po x emfermedad, crimen o accidente. Nadie sabe cómo ni por qué salieron de allí. Si era la resurreción de los muertos o no. Pero no lo era, pues en ningún otro cementerio, ocurrió eso. Solo en ese. En el cementerio de los sombis malditos.

Se reunieron todos, llenos de gusanos asquerosos. Era una muchedumbre inmensa, difícil de contar. Arrojaban sendos alaridos y berridos, como de gibones y oblingos; y cabras agonizando en el matadero. Relinchaban como caballos viejos que castraban a carne viva. Y una lluvia de truenos que salpicó de las nubes, en medio de una luna llena de color rojo; la luna del demonio infernal Belzebú.

-¡ Silencio...!- Exclamó con voz cavernosa uno de ellos, que tenía cuatro brazos, y ocho patas de araña, y medía tres metros de alto-Hemos resucitado después de mil años . La vez pasada, en el año 1000 después de Ese ( No lo mencionaban, pues si lo hacía, se evaporaba ) Nos comimos a penas quinientas personas. En el año 0 después de Ese, , cien personas. Y en el año 1000 antes de Ese, cincuenta. Pero hoy, en el año 2000 después de Ese, nos comeremos cinco mil personas, pues la población mundial ha crecido. Quien quita que para el año 3000 después de Ese, nos comamos cinco millones o más- Y gritando -No se desesperen. Ya saben lo que tienen que hacer. Conviértanse en un tren. Unan sus carnes. Construyan los vagones, locomotoras y todas las partes de un tren. Yo seré el chofer y Maligna la ferromosa. No necesitamos carbones ni combustibles, porque nosotros mismos movemos el tren. Ja ja ja...Ja ja ja...!

Todos bajo la lluvia infernal de relámpagos, y voces cavernosas, se convirtieron en un tren, que tenía trecientos puestos. Construyeron las paredes y puestos con sus carnes. Todo lo que tenía un tren.

Por la mañana siguiente, el sombi de cuatros brazos, disfrazado de chofer; y su esposa Maligna, disfrazada de ferromosa esbelta, se presentaron en la Estación de Trenes Fuente Rosa. El gerente de dicho lugar los indujó en la línea que va a Hogañobueno, un pueblito muy pobre.

-¡ A ese lugar va poca gente!- Protestó el sombi- ¡ Quiero una metropolis de muchos habitantes y que estén bien alimentados.

- Está bien- Exclamó el gerente- Lo hago por que su tren es muy largo y no había visto uno así en mi vida.

Arreglaron el contrato, y el tren salía a las tres de la tarde, a una ciudada enorme llamada Parabién. El viaje duraba quince horas, lo que al sombi le gusto, porque a media noche bajo la luna llena, él y su gente, lpodían devorar a los pasajeros en un abrir y cerrar de ojos; para luego, sepultarse nuevamente en el cementerio.

El tren se llenó al tope. Mucha gente quería estrenarlo, pero no sabía que era el primero y el último viaje, hasta dentro de mil años.

Cuando iban a media noche, las paredes empezaron a moverse en corrientes ondulatorias. Los pasajeros que iban despiertos leyendo un libro o conversando con otros, gritaron, despertando a los demás. Los brazos y manos de los sombis salieron de las paredes y de los pisos, y tomaron a los pasajeros de cuello. Le arrancaron las cabezas y las extremidades y se la comieron; visceras por visceras, intestino por intestino. No dejaron nada. Ni siquiera los huesos. Las ropas quedaron a lo largo de los rieles; y después, aquellos sombis volaron como ráfagas de viento y se enterraron en sus tumbas.

Hicier
Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor

Tienda

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta