cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

5 min
EL UNIVERSO TATUADO
Amor |
26.10.12
  • 4
  • 5
  • 9305
Sinopsis

MI RECUERDO TRAZA IMAGEN DE SU ESPALDA A CADA CENTIMETRO QUE AVANZA POR SU PIEL...

La discusión nos alejó facialmente, si bien espalda y espalda cuando se unen no entienden de rencores ni conocen vocabulario más allá del corporal. La luna inmensa, voraz, atenta, ilumina el dormitorio y no la oscuridad pues de repente se siente sola: a estas horas y cada noche, una tras otra, exhibe orgullo nacarado al sentirse observada por ojos infantiles, enamorados que ahora se rigen por mente adulta, caprichosa. Siento la luna inmensa, voraz de recuerdos, atenta a la reconciliación. Siento la luna que resplandece la cama y traspasa la sábana para hacerme entender que no desea pasar esta noche sola. Siento la luna rozar mi abatimiento cuando lo que deseo es que encienda la cordura…

 

El dedo índice titubea angustiado y observa como mí otra mano yace recogida en puño junto a un pecho bombeante de dudas que ha decidido acogerla en regazo. Yo, silencio tras el grito, no quiero mirarlo, acaso haga entender que es él quién decide, y sólo alcanzo a ver la espalda iluminada, a escucharla, a olerla y a no sentir nada más que pesar por el gusto amargo de esta distancia. El índice ya obra valiente, su decisión comienza por el cabello que ingenuo cae cansado por el cuello y yace en almohadón repleto de sueños. Es trenzado en las puntas caoba, liso en la frontera con la piel. El índice, firme por decidido, se adentra en los remolinos y juguetea con ellos, retoza con el tacto fino, se retuerce y disfruta y maldice porque a pesar de que es capaz de sentir, no puede oler… Debilitado de jugar entre campos de cereal serpentea lento hacía el cuello, camino suave, rozando con la yema, trazando círculos perfectos aunque compás niegue por que de metal frío es su pensar, camino eterno si dependiera de mí, camino eléctrico pues siento como se erizan los sentimientos y recuerdos y el vello también, y el deseo, mío siempre, camino largo por recorrer… Y por despertar el deseo después de la avaricia, un repentino chispazo surge de sus hombros, que con la luz de la luna y la sombra del encontronazo creí pesadilla, por tanto ademán de alejamiento y rencor lo he sentido. De nuevo, y después de sentirme aludido, silencio tras el silencio, observo al dedo índice, acaso logre entender que es mi único aliado. Y vuelve al mismo punto y seguido. Acaricia con la yema, otra vez, aunque tal vez la decisión a cambiado por osadía, ahora no recorre en círculos: traza en línea recta, desde el cuello, sosegado pero sin timidez pasea hasta llegar al hombro, primero uno, el derecho, para volver a caer obligado por la gravedad pero necesitado por la causa, mas lentamente si es posible hacia el hombro escondido entre las sábanas. Su espalda se contrae con el suspiro del calor. Escalofríos de pasión, incontrolados por nacer de lo más profundo...Conectado con el sentir del dedo, mi recuerdo traza imagen de su espalda a cada centímetro que avanza por la piel, esbozando lunares, recreándose en ellos, envolviéndolos, como si fueran interruptores de la conciencia, como si cada uno de ellos, por minúsculo que sea, formen parte del universo que nos une. Los bordeo todos y cada uno, los enumero por recuerdos. Ella, al reconocer la actitud, recoge la cabeza entre el pecho y los brazos, encorva y muestra y somete la espalda para lo conocido. Mi dedo índice, recompensa el premio otorgado, y una vez ha regresado a la equidad del cuello, desciende ahora por la columna excesiva, transitando dunas de piel excitada, engarzando la frontera entre el odio y la pasión. Mi pensamiento avergonzado reclama perdón, y así lo hago sentir a través de piel con piel. Sus curvas ondean a cada gemir, a cada movimiento pausado… la calidez de su espalda contrasta con el escalofrío que emerge cuando se es acariciada cualquiera de las sensaciones que por piel posee. Un gemido sentencia el recorrido y actúa su mano atrapando delicadamente la mía, apartándola de su dorso. Ella gira sobre si misma y dos caras se reencuentran porque solo entienden de amor verdadero y perdón cuando los ojos se encuentran y quedan fijos, y por fin la luna inmensa, voraz, atenta, ilumina su cara y no la oscuridad de las lágrimas que caen por ambas mejillas, pues de repente su deseo se ha vuelto realidad y aunque es la que ilumina, ahora es la que observa…

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • Escribe tus comentarios...
    Muy bien expresado. Ritmo, tono... genial
    Haces que se me erice el vello con cada relato (tanto en el buen como en el mal sentido), lo dicho, me encanta tu escritura aunque coincido con alguien más abajo en el tema de los artículos, No dejes de hacernos sentir a flor de piel, te has vuelto necesario. Un abrazo Sr. Eduardo mi puntución... 5 (ni más ni menos) PD: Sin darme cuenta te he puesto sólo una estrella... pero ya he corregido el error... sorry..
    Escribe tus comentarios...El amor angarzado en el deseo engarzado en la caricia engarzada en el recuerdo engarzado en la luz de luna. Un texto hecho de filigranas de plata, precioso.
    La idea que subyace, no sé si consciente o no, es muy buena: "deshumanizar" la descripción de una larga y metódica caricia, de la misma forma que un pintor necesita convertir a su modelo en superficies, volúmenes y manchas de color, "mecanizando" el proceso para, aunque a primera vista parezca contradictorio, captar toda la esencia. Por eso, creo que es un error hacer aparecer al final el objeto-personaje. Debería quedar solo dibujado por el recorrido del dedo, el único que de verdad sabe contarnos lo que está tocando revelándonos su ser. Insisto en lo de los artículos ("...traza [la] imagen...", hay muchos casos más). Puede parecerte poético, pero es solo vulgar.
  • Es tan grande la imaginación del deseo que al sufrir la herida de la realidad, directa y rápida, el osado aliento capaz de explicar tal sentimiento sólo será escuchado lastimosamente.

    Después de un año, y para ponerme las pilas, sencillo relato. Para Clody, sé que andas cerca...

    Es como el eco, no hace falta que estés delante de mí para recordarte.

    He nacido para equilibrar el mundo...

    SIGNIFICADO DEL NOMBRE SONIA: VARIANTE ESLAVA DE ORIGEN GRIEGO DEL NOMBRE SOFIA, LA QUE TIENE SABIDURIA. AMABLE, RACIONAL, DULCE, GENEROSA... ESTO ES PARA TI, TOYITA.

    LA MEMORIA NO ENTIENDE EL PASO DEL TIEMPO, Y ANCLADA NOS RECUERDA CON LATIGAZOS LA CULPABILIDAD O LA COBARDIA

    EN EL FONDO, LA VIDA SE DISIPA RÁPIDO, COMO EL HUMO.

    MI RECUERDO TRAZA IMAGEN DE SU ESPALDA A CADA CENTIMETRO QUE AVANZA POR SU PIEL...

    SOÑANDO UN JUICIO EN EL QUE JUEZ, JURADO Y TESTIGOS ES LA MISMA PERSONA, LA MISMA MUJER, ESE AMOR JAMÁS CORRESPONDIDO...

    Y SI, ES CIERTO QUE ALGO FALTA...

  • 47
  • 4.56
  • 84

ir descalzo, café y cigarro, el frio abrigado, la lluvia, la mirada, otro café con cigarrillo por favor, los gatos y en especial las gatas aunque renieguen de serlo, los folios nuevos,

Tienda

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
11.06.20
10.03.20
13.08.19
Encuesta
Rellena nuestra encuesta