cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

8 min
En el Aeropuesto
Humor |
13.10.14
  • 0
  • 0
  • 522
Sinopsis

Trato de entretenerlos y hacerlos sonreir

En el aeropuerto esperando el vuelo a México, sentado en las bancas leyendo un libro de Benjamin Black el libro era la rubia de los ojos negros casi todos sus personajes fuman y yo tratando de dejar el vicio bueno en fin! En ocasiones dejaba la lectura para ver a la gente a mi alrededor, un  gringo si zapatos, un señor ya grande leyendo en su tableta, paso una pareja: un señor maduro unos 58 años con una jovencita bonita como con falta de estilo se me imagino que era un político corrupto de esos que hay tantos en México, con su novia sacada de un prostíbulo, como que iban a pasar un fin de semana a la playa.

            En una de esos dejadas de lectura, vi pasar una mujer, mmm! no sé como 1.65 de estatura, pantalón color cereza de vestir ajustado bonitas, no muy bonitas nalgas, delgada por el aspecto de sus nalgas calculo como unos 25 o 26 años. No se porque aquí las mujeres en Honduras tienen las piernas delgadas o un trasero muy grande que hace que se vean delgadas las piernas, me encanta las hondureñas. Siguiendo con la descripción de la señorita: zapatillas color crema de charol su blusa del mismo color su pelo lacio brilloso largo. Hablando por teléfono como resolviendo asuntos de trabajo, pensé haber si para la siguiente dejada de lectura le veo la cara.

            Pasaron unos 15 o 20 minutos seguía leyendo y cada vez que  el pinche detective prendía un cigarro me venían las ganas, ni modo de dejar de leer estaba muy divertido el libro. Escucho una voz diciéndome: - puedo! Indicándome la silla de al lado, Volteo  y era la señorita de las nalgas bonitas y ricas muy ricas.-adelante!- conteste. Y se sentó a mi lado. Ya no pude concentrarme en la lectura hice como si siguiese leyendo. Saco como una especie de pizza y empezó a comer, sonó su teléfono con el tono de una canción de Manu Chao:

 Me gustas tu

 Me gusta la mostaza

 Me gustas tu

-Me gusta colombiana

- Me gustas tu.

 

Es el mismo tono que traigo en mi teléfono Que Coincidencia.!! La Llamada ere del trabajo preguntándole por alguna ficha de depósito, término de comer limpio las migajas de su pantalón. Me pregunta le encargo mi bolso! Voy a comprar unos chicles! Mire sus ojos como color miel oscuro, negros transparentes no recuerdo, pero sí recuerdo que me apendejo. Le conteste que si! haya por las nubes. La vi alejarse y yo como todo buen caballero la seguí mirándole las nalgas levanto la mirada y veo que me está observando, su cara no estaba indignada era como de mira estoy orgullosa de ellas. Después de 3 segundo me llega la señal, me puse nervioso con las recomendaciones del aeropuerto de no aceptar encargos de ningún extraño, vi que no iba al lugar donde vendes los chicles dio la vuelta en la esquina y la perdí de vista me imagino que fue al baño e hizo del 2 porque tardo más de 5 minutos, y ahora si fue al lugar donde venden los chicles, regreso y me ofreció un chicle otra coincidencia eran mis favoritos.

Empezamos a platicar ella tomo la iniciativa de la plática, eso es normal en mí, no soy buen conversador, iba a Guadalajara de vacaciones unos días, era administradora con maestría, cada vez que la miraba a los ojos me apendejaba me perdía. La conversación duro unos 5 minutos como que se canso de estarme sacando las palabras, pues  que quería me tenía todo nervioso. Bendito Aeroméxico anunciaron que el vuelo venia retrasado, le pregunte, a que horas era su vuelo de conexión, saco su boleto como que batallo en encontrar la hora en el boleto porque opto por que lo viera yo y hay pude ver su nombre que me sirvió después  para buscarla en el facebook y obtener una foto de ella y en traje de baño eso me costó un problema muy grande con mi señora, en el historial de búsqueda se quedo!!  -Y quién es esa! – Porque la Buscaste! y como todo buen cobarde negué cargos. tardo como 15 días el olvidarse de eso!!. Aparte de mal conversador soy muy distraído y olvidadizo!!.

 

Sentía que yo le gustaba, sentía lo mismo cuando conocí a mi esposa. Seguimos platicando bueno ella platicaba yo solo me perdía en sus ojos y de vez en cuando en su escote me descubrió varias veces pero no le importaba me sonreía! sus senos no eran grandes.(Como decía Marcelo el mariguano del barrio “No la quieras muy chichona con que se atore la mano es suficiente”). Eso es  sabio!!. En mis momentos de lucidez le platique en que trabajaba, que hacía en mi trabajo, ella comento que yo debía ser muy inteligente y como niño orgullo conteste que si!!.

 

La señorita anuncia que se va iniciar el abordaje del avión. Los pasajeros en club premier…  los pasajeros  en las filas ….  Ella se formo primero. Los asientos que me tocan son  como huevos de perro ósea hasta atrás!!  Ya en la fila seguía viéndole el trasero, me descubría y me sonreía.

 

El Avión en la Cd de México empieza a dar vueltas, y como iba en el asiento de atrás tenia a un lado la aeromoza ahora conocidas como sobrecargos, me comenta con su acento de ..  no sé de dónde sacan ese acento que es exclusivo de empleados de Aeroméxico. Señor no vamos a llegar al aeropuerto de la Cd. de México, nos van a desviar a Veracruz. A los tres minutos el capitán Benítez Anuncia la noticia. La señorita empieza a conversar conmigo. Algo raro, otra señorita sacándome platica y muy bonita debo confesar que me hizo dudar de mi fantasía con mi señorita de nalgas bonitas pero seguí fiel. La sobrecargo me platico que iba a una boda a monterrey que no iba a llegar que estaba triste, claro sin perder ese estilo de su acento al hablar, ese acento aeromexicense que me repatea en los tilines, pero le puse mucha atención.

 

Llegamos a Veracruz tardamos 1 hora en bajar de avión otras 3 horas esperando en Veracruz y a las diez de la noche nos regresarían a México. En el aeropuerto de Veracruz compre una bolsa de café para mi esposa según yo muy conocedor de café. Viejita le traje café entre otros regalitos, viejito pendejo ese lo venden en wallmart y cuesta la mitad. En el aeropuerto de Veracruz conocí a un Sacerdote, un sr de obregón, una italiana. En mi vida había conocido tanta gente en tan poco tiempo. Estábamos un grupo conformado por3 Jovenes uno era doctor otro vendedor y un  traductor además mi señorita y yo. Todos con una edad aproximada de 25 años y yo de 40. Estábamos de pie formando un circulo conversando toda las atenciones las tenía la señorita, ella siempre estaba a mi lado rozando brazo con brazo eso me ponía nervioso siempre se cargaba a mi lado. Y como ya les había comentado no soy buen conversador pero si se me ocurren puras tontadas.

 

El Doctor –La Aeromoza se porta muy amable.

El vendedor – Cual de las dos la güerita o la morena

Doctor – La güerita.

Yo – La morena también se porto muy amable hasta me dio su número del cel. Por si necesitaba cualquier cosa.

            Todos soltaron la risa y me dice la señorita  con acento catracho – Mire tan seriecito que se mira.  En fin siguió la plática todas las tontadas que decía ella se reía. Anunciaron la salida del vuelo llegamos a México a las 10 de la noche  todos perdimos las conexiones. Donde se recogen las maletas llegaron los empleados de la aerolínea nos recogieron los boletos para reprogramarnos los vuelos y buscarnos hotel para pasar la noche por supuesto todo pagado por la aerolínea. Nos informaron que nos iban a mandar a diferentes hoteles y asi fueron  nombrando pasajeros en grupos de 8 o 10 personas que iban a estar en el mismo hotel. Mi señorita se fue en el tercer grupo y la fui siguiendo con la mirada  viéndole alejarse y yo pensando muy triste ni se  despidió de mi. Y como a los 15 metros se regresa para despedirse de mi como con intenciones de darme un abrazo de despedida yo todo nervioso estiro mi mano para  darle la mano, le corte la inspiración del abraso, me deseó suerte en mis proyectos y se fue.

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • Este relato no tiene comentarios
  • Este relato no tiene valoraciones
  • Trato de entretenerlos y hacerlos sonreir

Aprendiendo a escribir solo para entretenerlos y hacerlos sonreir

Tienda

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta