cerrar

Esta web utiliza cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

5 min
En lo alto
Varios |
18.07.15
  • 4
  • 0
  • 273
Sinopsis

La vida no corre solo por un mismo sentido Soy un joven escritor, denle una oportunidad, les gustara Edad: 16

No solo esa tarde de sábado en la que te preparas para “la noche de tu vida”, en la que sabes que desde el primer paso ya no hay retorno. Te das cuenta de eso cuando sientes la sensación de rechazo, el mismo cuerpo te dice ni una sustancia tóxica mas, cuando la cabeza te da vueltas, tu hígado tratando de sintetizar el exceso de alcohol, tus pulmones cansados de tanto “humo”. Pensaras, soy inmortal, no hay nada que me pueda detener, no tengo una adicción, es temporal, es solo una etapa, son solo fiestas, yo lo puedo controlar…

 

Ese vagabundo de la esquina, si ese mismo que habla solo, el que posiblemente lleve semanas sin darse un baño, al que ves con desprecio por siempre andar con una botella aunque no tenga que comer,  eso a él no le interesa, lo único es saciar su sed, esa es su única misión.

Te levantas de golpe en la madrugada con respiración agitada, teniendo el recuerdo de lo que has soñado, de tu futuro, aquel futuro cercano, el que cualquier persona quisiera saber. No eres el vagabundo de aquella esquina, estas peor, tu etapa de la vida en la que creías estar la cual, solo era diversión.

Estás peor que aquel repugnante vagabundo, tú simplemente no vales nada, eres un desperdicio de la humanidad, ya no sientes hambre, ya no sientes sed, toda aquella sensación de felicidad desaparece, el tiempo es eterno, la angustia te come por dentro, esa sensación de abstinencia es incontrolable, solo quieres más.

Estas consiente que hay sustancias que te pueden llevar a un mundo fantástico, donde la preocupación y el dolor ya no son problema, lo único de interés es saciarte.

 

 

 

Para poder superarlo hay que tocar fondo, a lo mas profundo, tienes que llegar al último círculo del infierno para ahí encontrarte, si encontrarte a ti,  a esa persona asustada que ya no sabe que hacer con su vida, con la que podía hacer más, la que podía brillar, esa persona es la que tiene problemas, a la que tienes que ver de frente y hacer uno con ella.

El problema es que esto es inalcanzable, dentro de tu ambiente esa tarea es suicida, no existe, es simplemente imposible. 

 

Te tambaleas, ya no puedes cargar ese peso por más, tu lengua seca, tu mano temblorosa, esos ojos que vieron la vida de una manera diferente mucho tiempo atrás ya no los controlas, tus párpados simplemente te pesan, tu piel deseosa de cada verano simplemente se apaga, todo se apaga, ahí  es cuando sale tu último respiro.

 

Estando ya sentado sobre tu cama pensaras, solo fue un sueño, tu ya tienes una vida, no tendrás los mejores lujos pero no necesitas mas. El hombre de tu sueño es solo una fantasía, se parecía a ti pero no eras tú, él no provino de una buena familia con valores como tú, su padre era peor que él, el traumatismo lo hizo ser así, sonara como una incongruencia pero así es como funcionan las cosas cuando tienes una mala infancia, en donde el jugar y convivir con tu familia nunca estuvieron en tus recuerdos mas vagos, solo existía la violencia, las drogas y el alcohol.

 

Esa no es la vida que te toco vivir, tú naciste para otra cosa, para ser algo diferente, para triunfar, para trascender , para encontrarle sentido a las cosas, eso es lo que tú te tienes tatuado en tu mente, ese es tu destino, tú lo sabes con mucha seguridad, sabes a donde ir, tú tienes una misión. 

 

 

Pasaran días, tal vez años, tu misma naturaleza te obligará a entrar en sensatez, esas tardes de sábados se convertirán en mañanas de domingo con una familia, la energía que tenías enfocada a tener una aventura en una habitación, la tendrás que trasladar al cuidado de lo que provino de un rincón muy pequeño de tu cuerpo, no habrá nada mas importante que su cuidado, es tan frágil, nada le puede pasar si estas ahí, para él.

 

 

 

Será la metamorfosis más grande tu vida, solo hay amor y cariño en tu entono, tendrás una única adicción, guiarlos por una línea que es difícil de seguir, tendrá que vivir sus propias experiencias, para hacer su propio camino, pero estas ahí para decirle que camino tomar.

A él no le faltaras, estarás ahí, lo proveerás de consejos, lo forjaras para ser un hombre de bien, un orgullo para ti.

 

Es el principio de tu nueva etapa, en la que ya todo esta claro y no hay nada borroso, solo fue una laguna por la cual tuviste que pasar, eso ya ha quedado atrás, inmerso en tus mas vagos recuerdos.

 

 

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor

Tienda

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta