cerrar

Esta web utiliza cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

2 min
Encontrarte sin más
Amor |
16.08.15
  • 5
  • 4
  • 517
Sinopsis

Caminé descalzo por nuestros recuerdos con la esperanza de encontrarte sin más.

Las horas: momentos dedicados a recorrer su territorio preferido. En esta ocasión no necesitaba una razón válida para volver a él. Sentía sus manos acariciar  sus mejillas deleitándose nuevamente, convirtiéndola en esos momentos en una niña llena de sueños irrompibles y dorados como el sol. Y es que no hay condena posible cuando  somos  sólo nosotros mismos, abiertos a otro ser, bebiendo de su alma.

En una playa inundada de luz recorrían sus lágrimas la orilla hasta confundirse con el agua salada que irritaba profundamente el corazón herido, atrapado en un soliloquio insoportable. Su vestido era del color de los corales de las profundidades del alma, sus manos delicadas como témpanos de rocío, su aliento ya mío.

Sólo tenía que extender  su mano, repleta de nostalgia, para encontrar su cuerpo junto a ella, siempre esa certeza que colmaba de luz los rincones más recónditos de su interior, como un abrazo que no termina. Se pertenecían en sus palabras, sus gestos, sus pensamientos, sus caricias, su amor.

Te seguí con la alegría que gastan los niños haciendo de cada momento vivido un sacramento, te respiré con la intensidad de un loco enamorado de tu aroma, te esperé en nuestro lugar favorito mientras morían los días y las noches me traían tu mirada sin descanso.

Caminé descalzo por nuestros recuerdos  con la esperanza de encontrarte sin más.

Llevas mis manos marcadas en tu alma, llevo tus manos marcadas en mi alma. Si algún día mi mirada se pierde lentamente y sin remedio en un cielo estrellado sabré que sigo sin olvidar tu dulce mirada. Ya me encontré en tus ojos, ya me perdí en tus caricias, sin miedos. Aún me quedaron destellos imposibles de atrapar rodando dentro;  siempre tú

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • 45
  • 4.52
  • 348

Escribo para interpretar de alguna manera lo inexpresable, con la ayuda de esto y aquello.

Tienda

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta