cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

2 min
Entre ideas y rituales
Varios |
11.10.12
  • 4
  • 7
  • 2417
Sinopsis

Susana sufría de una extraña idea obsesiva...

Susana sufría de una extraña idea obsesiva y más extraño aún resultaba el ritual que solía acompañarla.

En determinado momento de su vida y de manera intrusiva, se le metió en la cabeza la idea de que cada vez que viera una persona que le desagradara, debía escupir para evitar que esa persona le hiciera algún daño.

No hubo familiar ni amistad que no cayera en explicitarle de mal modo, lo desagradable que implicaba ser espectador de su comportamiento y lo estúpido que resultaba tal pensamiento. Pero hasta la propia Susana sabía que su idea era poco probable, pero poco probable no era imposible, así que todo intento de explicación racional sobre su comportamiento no surtía efecto alguno.

Durante el día, la pobre Susana solía escupir en promedio unas ochenta veces. Uno  podría  haberse imaginado que al quedarse en su casa no surgiría la idea, pero si veía a alguien que le desagradara a través de su televisor también tenía que realizar el ritual, pues de lo contrario cabía la posibilidad de que esa persona se presentara ante ella con las ya mencionadas malas intenciones.

Tras varios años de vivir con su madre bajo estas circunstancias, esta no aguantó más y decidió llevarla a un psicólogo  para “arreglarla” o hacer que “dejara de hacerse la viva” porque de alguna forma tenía que ponerse a trabajar.

Luego de un año de terapia cognitivo-conductual se logró tras mucho esfuerzo, rebajar las tan intrusas salivaciones a tres por día, lo cual era considerado un gran éxito terapéutico. Lo mejor de todo fue que al finalizar el tratamiento Susana ya había conseguido trabajo.

Resulta que un día al llegar a la consulta y tras salivar, cuestión que enojaba mucho a la terapeuta quien lo disimulaba con su mejor cara de póker, le cuenta su gran noticia informándole con gran excitación que había logrado un empleo como moza en un restaurant…

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • :-)))))))))))))))) Desconozco si lo has trabajado mucho, pero esta tan bien desarrollado que a pesar de los escupitajos uno siente interés por saber que va a pasar con ellos. Divertido.
    muy bueno
    Asquerosamente divertido
    Jajaja clody me ha divertido mucho tu escrito, gracias por aliviar la carga de estrés de muchos escritos
    Escribe tus comentarios...Prefiero no imaginarla en el trabajo, aunque tres por dia es como la loteria, terror daría que fracasara la terapia, eso sí. Está simpático el relato.
    Jajajaja genial. Miedo me daría ir a ese restaurante. Perdona si últimamente no te valoro tanto pero no tengo mucho tiempo, aunque te sigo leyendo. Un abrazote.
    la primera linea puede confundir al lector, pero bueno el resto eestá bien narrado y atrapa al lector. Saludos.
  • Gracias mil a un buen amigo de TR que acudió en mi ayuda! ;)

    Lo que dice Furor es totalmente cierto, es más...vengo con tres relatos consecutivos de egos desencajados!! jeje. Es hora de virar el rumbo

    Cualquier parecido con la realidad...no es pura coincidencia

    Creo que hago abuso de algunas cosillas en lo que se podría llamar un intento de poema. Le dejo a ustedes las críticas y por favor sean sinceros con las estrellas y comentario!! Saludos

    creo que para poder cambiar las cosas, una mirada interna no viene nada mal!!

    probaste chiflar comiendo gofio? si alguien dijo que no se puede...inténtalo...(se puede) PD: Agradezco que me avisen de errores gramaticales :)

    Aprovecho para agradecer los comentarios tan lindos que he recibido de Roberto y Stavros (de todo corazón). Feliz año para todos!!! El texto es una mirada por supuesto subjetiva hacia la vida de Macarena Gelman hija de desaparecidos en la época de la dictadura.

    El diablo sabe más por viejo, que por diablo... Agradezco sinceramente los comentarios, lo único que quiero agregar es que el cuestionamiento del dicho que figura en el relato lo hizo una docente de literatura en cuarto año del liceo, yo tenía 16 años y me hizo pensar mucho sobre las cosas que uno asume naturalmente y que tiende a repetir sin parar a reflexionar el sentido verdadero de las cosas. Yo a partir de ahí tomé eso como parte esencial de mi vida, lo que me ayuda a aprender cada día y tratar de analizar lo que se da por naturalizado. Saludos

    Parte de esta historia es real, aunque Mariela no es Mariela y Natalia no es Natalia...

  • 44
  • 4.45
  • 412

Desde los pagos de Rocha... dale tu que te toca a ti!!!

Tienda

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
11.09.20
10.03.20
Encuesta
Rellena nuestra encuesta