cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

1 min
ERAN DOS....
Poesía |
21.03.22
  • 5
  • 14
  • 1356
Sinopsis

Una añoranza eternizada en mis recuerdos.

                                                      

 Eran dos…como avecillas

 sobre mí, revoloteaban a diario,

se acercaban, se posaban en mi cabellera,

tejiendo mis cabellos como hilandera.

 

Eran dos…que me borraban pesadillas,

 cuando enferma me ponían a dormir como en un santuario,

 feliz, plácida

 ellas entibiaban mi frente.

 

Eran dos…como el viento se movían,

 acariciaban mi rostro,

mostraban un sentimiento

y en sueños, aún se postran en mí mente.

 

Son dos… me condujeron hace años,

fueron las manos de mí Madre,

las que tanto extraño!!

 

Ana Sabrina Pirela Paz

(marzo 2022)

 

 

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • Saludos Chiqui, me place el que te haya gustado. Gracias por la visita y comentario. Feliz dia!!
    Estimada Autora que hermoso y sublime, inigualable la descripción del afecto de una madre y su pureza!!!
    Estimado Stavros, lo primero, es desearte pronta mejoría para que puedas irte a las aulas, ese amado compromiso que tienes con la sociedad y tus alumnos. Lo segundo felicitarte por Lucía, una nena que seguro posee el encanto de su madre y el talento admirado de su padre y lo último , agradecerte por tus palabras, las que me hacen remontarme a mi tiempo de niña, a mis espacios familiares y al recuerdo eterno de mi madre: una amiga, una mentora, un ángel en mi vida , en esos momentos de altibajos , que como marea me elevaba a la cresta de la ola, con solo palabras, sonrisas, caricias , tomándome de las manos, me salvaba del cataclismo existencial que a veces me allanaba. Un abrazo sanador.
    Gracias Yolanda, nos une otra amor y añoranza, el primero por las letras y el segundo, la pérdida de las dos manos, las primeras que nos amaron....Un recuerdo eterno. Feliz día apreciada Yolanda, seguiremos por acá, ¿hasta cuándo? o sabemos, porque el escritor nunca deja de escribir, pero cambian espacios y en oportunidades se retiran, para volver con más y mejores creaciones.
    Al leer estas metáforas de amor maternal, súper bonitas, me ha venido a la mente una canción que cantaba mi adorada Claudia Cardinale en la inolvidable película “La Chica con la maleta”: ¡¡c'erano due rondini...!! (¡¡Eran dos golodrinas!!...) Bueno yo siempre –no lo puedo remediar como buen cinéfilo- me remito al cine. Sorry, amiga Ana. Al margen de esto, ¡qué decir de esos momentos tan bellos en los que las manos de una madre “caminan en silencio o cantando” para posarse sobre esos cabellos amados y concederles su toque mágico. Lo has expresado con gran ternura –no podía ser de otra manera, viniendo de una persona tan sensible como tú- Y el recuerdo nunca se volverá estéril, porque nada podrá jamás sustituirlo. Cuando yo veo a mi pequeña Lucía, de dos años y medio, con esos rizos dorados que la naturaleza le ha otorgado, y a su “mami” peinándolos a diario y concediéndole su toque de belleza infantil, me encantaría que, el día de mañana, recordara a su madre de forma tan emotiva como lo has hecho tú. Yo, hace años ya, perdí a mi madre, y hoy, que estoy con un resfriado de padre y muy señor mío-no he podido ni dar clases-, también recuerdo cuando aparecía por mi habitación con su vaso de leche y miel que resultaba milagroso y me curaba en dos días. También bebo leche con miel ahora, pero, ¡ay que recuerdos!, ¡no es lo mismo!... En fin, cada frase que nos regalas con esta poesía es como savia de amor, exhala perfumes de hogar, es como una fuente de vida guardada en nidos de gorriones que trinaron en nuestra infancia, es la voz materna que llega de nuevo como una brisa reconfortante, es la naturaleza toda del solícito amor de nuestras madres, es un canto poético a esa ternura que nos sigue seduciendo por su fuerza, y porque nunca perderá su grandeza. Un abrazo fraterno amiga Ana. -Stavros-
    Añoranzas de por vida y esas manos curativas llenas de ternura que protejen cuidan y aman. Preciosos versos Ana. Yo perdí las dos también y siento cada día su suavidad y ternura. Gran homanaje a las madres. Un abrazo Ana.
    Mi estimado Francesc, agradecida por la consecuencia en las visitas. La poesía, como los demás recursos literarios, permite expresar cualquier sentir y es sin duda, como tú lo dices, el reflejo de lo que palpita en el seno de la sociedad o en el sentimiento del ser. Un abrazo fraternal.
    Gracias Mario por tu gentil comentario y recibe recíproco el abrazo de cariño y admiración. Feliz día!!
    Precioso y conmovedor poema, con el cual has expresado con toda seguridad lo que muchas personas sienten, pero que sea por vergüenza o temor no saben o no se atreven a explicarlo. Muchas veces, la voz del poeta forma parte del sentir íntimo de la sociedad.
    Qué bonito, Ana. Tu poema está cargado de lirismo y la anáfora con que arranca cada estrofa no puede resultar más emotiva cuando finalmente se descubre que hacen referencia a las manos de la añorada madre. Lo dicho, precioso. Un abrazo lleno de cariño
  • Inspirada en el personaje de la novela "Doña Bárbara"(1929) del extinto escritor venezolano Rómulo Gallegos, savia motivacional de esta creación poética.

    Un relato...con final abierto a la imaginación.

    Un sincero reconocimiento. A quien se lo merece, se honra.

    Una de reflexión, para la consideración de todos los lectores en general.

    No existe hecho más agotador, que la persistencia de un recuerdo, el que no tiene fin.

    Aprendizaje de la vida: el deseo se pierde cuando no tiene sentido y muere el encanto de las horas vividas.

    Una mirada a la mentira, que dura hasta que la verdad florece, como la señala el refrán español. Saludos!

    Vamos y somos muchos, mañana seremos más...Una verdad incuestionable.

    Un relato real, sin ficción, para la reflexión entre la fe y creencias, racionalidad y enseñanzas.

    Una mirada a la manifestación de la debilidad: la arrogancia del espíritu y la insensibilidad.

  • 157
  • 4.78
  • 5

Soy una aficionada a todo género del arte y me apasiona la escritura, la desarrollo como parte de mi actividad diaria. El cuento, el relato y la poesía libre me fascinan, como una manera de expresión, que la combino con mis actividades profesionales como abogada.

Tienda

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
11.09.20
10.03.20
Encuesta
Rellena nuestra encuesta