cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

2 min
Esa luz en tu mirada
Amor |
21.04.14
  • 4
  • 10
  • 1410
Sinopsis

Esa luz en tu mirada

 

Al principio eran sólo ausencias momentáneas, pequeños lapsus que te hacen saber que no te escucha ya con la misma atención que antaño, otras veces son las contestaciones vagas e imprecisas, también el sexo espaciado y cada vez más mecánico…Pero sobre todo es el ver que sus ojos ya no brillan cuando te mira…Ese brillo que iluminaba su cara, que lo hacía diferente, esa mirada que era sólo para mí, como si yo fuera el objeto más preciado del mundo.

Me encontraba en esa encrucijada, ¿Que hago? le doy vida a una relación ya muerta y cómo ¿Teniendo un hijo? como hacen muchos, o con un viaje,una larga temporada solos... Nada de eso me satisfacía no quería meter a un niño en medio de algo que ya no era una relación más que de dos personas que comparten el mismo techo tampoco me imaginaba estar a solas con él mucho tiempo. El tedio estaba en nuestras vidas, era uno más en la casa, en la cama...Pero la manera más difícil de dejar una relación es cuando no tienes un motivo de peso, ojalá pudiera odiarle, todo sería mucho más fácil, en eso pensaba constantemente. Aún así me arme de valor, algún día tenía que pasar y le dije adiós, lloró mucho, quizá porque perdía algo fijo en su vida, quizá porque la costumbre y el cariño hace mella pero no lloró como lloras cuando amas, no lloró como lo hago yo todas las noches, con esa pena de las que desbordan el alma.

No sé si el amor verdadero dura para siempre pero si sé que yo amé verdaderamente. Quizás la próxima vez cuando la vida me ponga en esta encrucijada tomaré el camino opuesto, siga con él, le de un niño y sea feliz, quizá es que tengo que acostumbrarme a que esa la luz en la mirada se vaya apagando y sea sustituido por la nada.

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • Bien ralatado. esa llama que se apaga. a veces hay que tirarle gasolina para que arda un poco.
    Está inspirado en algo real pero lo del hijo es ficción, me veo muy joven jeje pero es un buen ejemplo, como tu dices, mucha gente opta por ese camino cuando algo se tuerce, por eso lo utilicé en el relato.
    Una preciosa y triste realidad. Me alegro que no optaras por la opción de tener un hijo, pues eso siempre pensé que es el gran error de tanta y tanta gente, Error que acaba pagando el hijo, por culpa de la inmadurez de sus padres. Yo no encontré nunca el amor, pero es buen reflejo(Tu texto), de la caducidad de las cosas. Un abrazo
    Sí, de momento si que me baso en hechos reales propios adornados con ficción, supongo que con la práctica cada vez podré poner menos de mí aunque sea inevitable que tengan algo de uno mismo. Gracias por tu comentario. Un saludo!
    Muy sentida tu historia, no sé si será algo de tu vida real, pero igual casi se puede palpar ese sentimiento de pérdida. Un saludo
    Muchísimas gracias por tu comentario, despertar esos sentimientos en una persona es oro puro. Un saludo!
    Me encanta su sutileza al escribir, leerte es como volar en nubes, suave y delicado. “”No sé si el amor verdadero dura para siempre pero si sé que yo amé verdaderamente””. Un fuerte abrazo.
    Muchas gracias por leerme! y por dar vuestra opinión. ¡Saludos! Por cierto Dana, yo también soy extremeña pero de la provicincia de Cáceres :)
    Buena manera de escribir. ¡Saludos!
    Me ha gustado al igual que tu forma de escribir, un saludo:)
  • Hay personas que lo harían todo por la fama.

    El cielo empezaba a teñirse de rojos de diferente intensidad, pero a través de las espesas cortinas que tapaban la ventana no veía nada, se despertó y vivió su última noche.

    Estoy encerrada en cuatro paredes, tumbada en una vieja cama de hierro, en el sótano del que antes llamaba mí hogar.

    La lluvia caía incesante, la noche se había apresurado a aparecer al ocultar el sol las enormes nubes negras.

    Esta es la última carta que voy a escribirte porqué sé que más tarde o más temprano me leerás

Tienda

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta