cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

2 min
ESA MARAVILLOSA MAÑANA DE VERANO
Drama |
26.05.13
  • 4
  • 2
  • 1446
Sinopsis

UN MARAVILLOSO DESPERTAR FRENTE AL MAR

 

      ESA MARAVILLOSA MAÑANA DE VERANO

 

 

Me despierto después de un sueño placentero y reparador que ha recuperado mi cuerpo cansado del largo viaje en la habitación de un encantador hotel de la costa.

 

Unos rayos de luz firmes penetran por las rendijas del ventanal y se reflejan en el espejo del tocador. Augura un precioso día de verano.

Me levanto, fresco como una lechuga, y me aseo. Me dirijo descalzo y en bañador hacia el balcón, abro sus puertas y allí estaba, recibiéndome, esa esplendorosa mañana veraniega, con el mar de frente, con su magia.

 

Me siento en la mecedora que hay en la terraza, notando como esa brisa mañanera, con un toque entre fresca y cálida, acaricia mi torso mientras junto mis manos entrelazadas por detrás de la cabeza.

 

Desde mi posición contemplo como el horizonte se incendia y el mar copia sus colores.

 

Me quedo hipnotizado, disfrutando del paisaje, de la lentitud del tiempo, sin más sonido que el leve romper de la orilla, disfrutando el momento presente, paladeando la calma.

 

En mi interior, los recuerdos vienen y van, como las olas, libres y sin orden. El mar me empapa por dentro y ese cielo, azul intenso,  exalta mis emociones.

 

Dos golpes en la puerta de la habitación me despiertan de mi estado ensimismado. Sera el magnífico desayuno tropical que encargue ayer.

 

Efectivamente, se oye el ruido de las bisagras sin engrasar de la puerta de hierro abriéndose, el sonar del manojo de llaves del funcionario mientras me deposita la bandeja metálica con su desayuno: un café aguachado y un trozo de pan.

 

Aquí te dejo Martinez, se despide el carcelero.

 

     Eusebio efe.

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • 25
  • 3.81
  • -

Un día me dijeron: mejor que te dediques a la poesía y aquí estoy.

Tienda

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta