cerrar

Esta web utiliza cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

2 min
Escrito en el libro del destino.
Varios |
18.03.15
  • 0
  • 0
  • 607
Sinopsis

............. antes navegaban hasta que el mar los reclamaba descansando bajo el agua salada siendo colonizados y desapareciendo poco a poco.

Me siento en cubierta y miro al horizonte, me siento tan cansado como este viejo barco, antiguamente todos los barcos acababan como deben acabar todas las cosas, en su elemento; es decir antes navegaban hasta que el mar los reclamaba descansando bajo el agua salada siendo colonizados y desapareciendo poco a poco.

La tormenta no tardará mucho en llegar según he escuchado por la radio, puedo recibir noticias pero no emitir, el motor se murió la noche anterior, las velas cumplen su cometido pero no son suficientes para alejarnos a tiempo cuando el infierno se desate en estas aguas.

Dejo que mis piernas sobresalgan quedadas colgadas mientras me siento en la proa, ya que el timón se encuentra trabado para seguir un rumbo fijo, el agua empieza a empaparme por completo.

Alargo la mano y saco una cerveza de la nevera portátil, me la bebo de un solo trago, es agradable pese a que la temperatura no invite a ello, saco otra más y la saboreo poco a poco, miro hacia atrás atraído por el sonido del primer trueno.

Las nubes empiezan a oscurecerse rápidamente, el viento empieza a aumentar en intensidad; las velas se tensan aún más, el barco empieza a ganar velocidad rápidamente, mientras empiezo a hacer un análisis rápido de mi vida.

Me siento afortunado por este final imprevisible; el médico me dijo que me quedaban 2 años de vida y mi vida pareció desmoronarse por aquel hecho; lo abandone todo, compre este viejo barco y llevo navegando de un lado para otro desde entonces.

Aun me queda un año, pero eso no importa; un viejo barco sin motor, un hombre casi sin corazón, un buen final, un lugar tranquilo donde descansar los dos juntos, como estaba escrito en una de las paginas del libro del destino.

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • Este relato no tiene comentarios
  • Este relato no tiene valoraciones
  • Con el tiempo he preferido los relatos que destaquen preferiblemente el interior de cada personaje más que sus vivencias en sí, ya que creo que ese es un mundo tan grande como intensas las historias.

    Mi hermano Jero (Cometa) es quien escribe aquí, yo publico los relatos de su libreta aunque no de forma cronológica y valoro otros para poder seguir publicando mientras él se recupera

    Mi hermano Jero (Cometa) es quien escribe aquí, yo publico los relatos de su libreta aunque no de forma cronológica y valoro otros para poder seguir publicando mientras él se recupera

    Mi hermano Jero (Cometa) es quien escribe aquí, yo publico los relatos de su libreta aunque no de forma cronológica y valoro otros para poder seguir publicando mientras él se recupera

    Mi hermano Jero (Cometa) es quien escribe aquí, yo publico los relatos de su libreta aunque no de forma cronológica y valoro otros para poder seguir publicando mientras él se recupera

    Con el tiempo he preferido los relatos que destaquen preferiblemente el interior de cada personaje más que sus vivencias en sí, ya que creo que ese es un mundo tan grande como intensas las historias.

    Con el tiempo he preferido los relatos que destaquen preferiblemente el interior de cada personaje más que sus vivencias en sí, ya que creo que ese es un mundo tan grande como intensas las historias.

    Con el tiempo he preferido los relatos que destaquen preferiblemente el interior de cada personaje más que sus vivencias en sí, ya que creo que ese es un mundo tan grande como intensas las historias.

    Con el tiempo he preferido los relatos que destaquen preferiblemente el interior de cada personaje más que sus vivencias en sí, ya que creo que ese es un mundo tan grande como intensas las historias.

    Con el tiempo he preferido los relatos que destaquen preferiblemente el interior de cada personaje más que sus vivencias en sí, ya que creo que ese es un mundo tan grande como intensas las historias.

  • 1016
  • 4.66
  • 189

180 caracteres son pocos para intentarlo

Tienda

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta