cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

2 min
ESOS DIAS
Amor |
10.01.15
  • 0
  • 0
  • 651
Sinopsis

Sobre algo que no nos perdona a las mujeres

 

- Por suerte tengo pocos días en los que me encuentre mal, un par de días de regla eso sí, que ni cojo el teléfono.- le explicaba, hablando de la regla a un amigo.

Ese par de días es horrible, si, ¿Que podía decirle?, cuando hay veces en las que el dolor no me deja ni respirar y solo quiero dormir y estar a oscuras.

Recuerdo que cuando estaba en Rusia en el piso con más chicas, al principio, cuando nos juntamos para este negocio cada una tenía la regla en un día diferente, después poco a poco todas acabamos teniéndola a la vez. A veces llamaban los clientes y teníamos que decirles que no había ninguna disponible, que todas teníamos la regla. No puedo imaginar sus caras al otro lado del teléfono.

Los clientes más habituales  se encontraban en la casa y llegaban a hacerse amigos, cada uno tenía diferentes gustos respecto a las chicas. A unos les gustaban mas rellenitas, a otros delgadas, a algunos con grandes pechos…… juntos se animaban, se ponían a hablar bebiendo lo que fuera hasta que tenían claro a quien elegir y entonces se retiraban a una u otra habitación, muchas veces con la misma, aunque todos después de un tiempo cambiaban de chica.

Otros sin embargo eran más recelosos y evitaban estos encuentros…, no les gustaba que se supiera que iban a visitar a chicas del oficio, aunque al final todo el mundo sabía donde se escapaban por las tardes al salir del trabajo.

Y encima, las pastillas contra el embarazo siempre me han sentado mal, si las tomo me pongo fatal, así que la única solución es el condón. En un momento pensé que podía ponerme un diu y lo hice. Mala idea.

Algo lleva ese aparato que me sentó como si estuviera tomando pastillas. Me puse fatal, con dolores y de muy mal humor y siempre con pérdidas y, la lavadora, claro, sin parar. Un mes así sin casi poder trabajar. Cuando ya estaba harta y había pensado en ir a ginecólogo a que me sacara aquello, eso salió solo.

Salió solo y mis problemas se acabaron. Además no iba a dejar que nadie me penetrara sin preservativo.

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • 33
  • 4.41
  • 462

Unos diran que soy una chica alegre, otros mas bruscos que soy una puta...... algunos me tratara como una persona normal, como una mujer. Esos valen la pena

Tienda

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta