cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

4 min
EsPeJo
Reales |
03.07.13
  • 4
  • 2
  • 1253
Sinopsis

Un monólogo gesticulado bajo la influencia de 48 copas de vodka.

EsPeJo

Heme de nuevo aquí, frente al espejo con un dolor seco en el costado. En las últimas peleas, que por lo general son de carácter espontaneo, ha sido el izquierdo el que trasnocha, el siempre buscado por los nudillos y punteras de los otros y no la cara o la entrepierna sino el costado izquierdo, el puto costado izquierdo.

Las cosas pasan por algo, una verdad irrefutable que se complementa con la consecuencia directa de nuestras acciones que no es sólo una moraleja, no sólo un recuerdo, o un dolor en el costado, es una máxima categórica que nos determina. Mañana iré a trabajar no sólo con el ego colombino, sino con algo más que no logro dilucidar/eliminar, fuera del tufo claro.

Los que siempre te señalan, los que siempre te verán como lo único que crees ser y en verdad no se es, TE NIEGAN, TE ENVIDIAN, TE DESPRECIAN, por ser diferente a ellos, los que se esmeran y agradecen el latigazo a su capataz la hiper-realidad.

He reconocido/creado mi propio estilo de vida en el que no duele ser un alcohólico, un adicto a la nada, ni mucho menos ser un pendenciero con imaginación, un don nadie que no convive con esa máscara de coherente, de hipócrita en el rostro, y todo para que el mundo no me vea tal cual soy::un hombre que encandelilla y no por su estupidez, sino por su forma particular de hacer/ser y beber. No, jamás me la pondré. Camino por la calle, he sido despedido y no soy el que va con la cabeza baja y lleno de una melancólica alegría, tampoco con la cara en alto como todos los días enorgullecido de mi vida, de mi trabajo, de mi mujer, de mis hijos, no. Voy y ya, en busca de otros nudillos, de otras punteras, de otra botella.

Nunca he caminado con la espalda erguida, nunca con la conciencia tranquila y sin ser un criminal me detiene la policía de vez en cuando para ver si en mis bolsillos encuentran algo, ¿la verdad?, ¿el sentido de mi vida/muerte? Es mi conciencia de alcohólico de quince años y mariguanero de una década la que me dice, eres un mago, porque nunca las encuentran, como yo.

Y así, de repente una lucha contra la imagen que se ha creado, una discusión que nuca tendrá final hasta que sencillamente desaparezca, porque creo que no dejaré de beber y consumir de vez en cuando un cigarrillo elaborado, de vez en cuando decorado hasta que me consuma en totalidad. Es la única forma de detenerme, de parar de llorar mientras se ríe, mientras se canta, mientras nos despedimos día a día del sol, la luna, diciéndole siempre ola a la muerte, al vacío, al silencio, a la soledad. Suerte. Me dicen que soy un guerrero, un ser con cualidades especiales, con una facilidad para representar con palabras lo que existe en mi cabeza sin saber que existe mi cabeza, como si toda la mierda que hablo, existiera realmente. Lo que escribo no tiene objeto ni sujeto, son sólo pensamientos que no se convertirán jamás en una invitación, en un esquema, son en sí una forma de ver la vida, de hecho, viéndolo bien yo no tengo vida, a pesar de que día a día respire y me levante como cualquiera a hacer lo que no desea y quiere para conseguir lo necesario para vivir en sobriedad, lo que ha dejado de ser para mí una opción por elección. Para los otros, para los hiper-reales se ha convertido en una obligación, en una necesidad impuesta, en una decisión camuflada de hipócrita esclavitud.

…me reflejo en la copa rota y vacía que yace como yo en el andén sur de la avenida Pinches, con ese dolor en el costado, el puto costado izquierdo que buscan los nidillos y las punteras con las que me gusta dialogar…

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • Es un saluda, una tarjeta de presentación resplandeciente que retrata a un sujeto oscuro que maneja varias sombras, y al mismo tiempo lúcido y culto, y que proclama su aceptación voluntaria de las consecuencias fatales (la muerte dolorosa) de sus hábitos peligrosos (peleas, drogas). Un relato muy bien escrito que desarrolla el monotema de si mismo.
    Me ha gustado bastante y en especial el fragmento: "es la única forma de detenerme, de parar de llorar mientras se rie, mientras se canta, mientras nos despedimos día a día del sol, la luna, diciéndole siempre ola a la muerte, al vacío, al silencio, a la soledad. Precioso, enhorabuena y saludos
  • Este relato es uno de los primeros que he escrito y corregido durante meses. Los invito a que lo critiquen, y pregunto, ¿alguna vez has conocido a un hombre o mujer como Jaques?

    La poesía es un acto que nace del interior, y este poema es en totalidad subjetivo que me evoca esa decisión de guardarme en una estantería de libros ya leídos.

    Un libro que impele ser traducido; un amor destructivo entre un poeta y una lectora asesinada por él. El castigo, la ausencia y el sacrificio que busca el libro.

    En un delirio cuerdo, me ví reflejado en el papel manchado por el tintero que se ha rebozado...

    Una visión, un posición que asumo y otros asumen. No es otro cavilado que se queda emparedado, es un voz que ronda, un lente con el que es posible trasformar y crear mundos.

    una voz se agita y revolotea... la lluvia espanta el sueño y se hace corpóreo el pienso.

    Un atentado son estos versos. Un acto terrorista, algo que debe ser inmolado junto a su creador... Nota: Este es un cuadro psicológico, la radiografía de un ego.

    hace ya un tiempo que no publicaba... más no se ha dejado de seguir el dictado que hace el duendecillo/voz del interior que nos hace parir vitrales/idea... uno de ellos lo expongo a los cuervos, a sus ojos, al mundo mediático, a sus ojos... jejejjojojojujuju

    Marvin, boxeador clandestino. De su ritual somos testigos, sumergirse en la tina llena de hielo y agua para ser abducido por su búsqueda/necesidad última... y encontrar al final su rostro con otros nudillos/idea que lo consume.

    Instinto de escritor expuesto. Sombra Adicta que me arrastra a vestirme/desnudo. El papel, la idea, una reacción...

  • 21
  • 4.33
  • 570

Escritor/librero por oficio, lector por instinto.

Tienda

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
11.09.20
10.03.20
Encuesta
Rellena nuestra encuesta